Noticias en idioma armenio

Bardzruní: Se buscan profesores de francés, bajo salario pero grandes alumnos

Frontera-1Ereván (Marine Martirosyan para hetq.am).- Ofelya Melkonyan (foto derecha) lleva enseñando veinte años en Bardzruní, un pueblo ubicado en la provincia de Vayots Dzor, cerca de la frontera con Najicheván (Azerbaidján).

Según ella, los niños de esta aldea suelen ser mejores estudiantes que los de las ciudades, debido principalmente a la ausencia de lugares de entretenimiento en comparación con las grandes urbes. De hecho, como explica, esta localidad sólo cuenta con un centro Frontera-2cultural y una sala de billar.

La escuela secundaria donde trabaja tiene un total de 36 matriculados, en comparación a los más de cien que eran cuando ella comenzó como docente. Actualmente, cinco o seis de sus graduados por año ingresan a la Universidad.

Por su parte, el director de la institución en los últimos doce años, Andranik Margaryan,  afirmó que el número de inscriptos disminuye cada año. Es que, como explica, la mayoría de jóvenes abandona el pueblo, y los que quedan no forman familias.

La escuela cuenta con un total de quince empleados, de los cuales doce son profesores, sin embargo como admite, “el problema más doloroso es la falta de un especialista en idiomas extranjeros”, principalmente por la falta de postulantes.

Si bien el colegio siempre ha dictado francés como idioma alterno, en los últimos cuatro años no se han impartido clases precisamente por la carencia de profesores. De hecho, los últimos maestros que han tenido contaban con contratos a corto plazo, por lo que al concluir los mismos se iban de inmediato.

Frontera-3Margaryan afirma que planteó el problema a varios funcionarios del gobierno, además de publicar anuncios con vacantes de docentes en diferentes periódicos. Incluso llegó a visitar personalmente la Universidad Estatal de Lenguas y Ciencias Sociales Brusov de Ereván para contratar a un profesor de francés.

No solo el salario, que según confiesa es bastante bajo para un profesor, es un inconveniente, sino que hasta los voluntarios extranjeros se niegan a enseñar cuando descubren la cercanía de Bardzruní con la frontera.

Al mismo tiempo, reemplazar el idioma opcional al inglés, lengua en la que hay más maestros disponibles, no es una posibilidad viable, ya que sería una “pesadilla burocrática”. Por su parte, si bien dice que no tienen alojamiento para un posible candidato a maestro, llegado el caso la aldea se encargaría de todo.

“A nuestros alumnos les está yendo muy bien académicamente en todas las materias excepto en el idioma extranjero”, explica Margaryan. Ante esto, Avak Gabrielyan, miembro del Departamento de Educación, Cultura y Deportes de la Administración Provincial de Vayots Dzor, afirma que el gobierno es consciente del problema y está buscando un profesor de francés para la institución.

Actualmente solo hay otras cinco escuelas públicas en Vayots Dzor que enseñan francés, y al igual que Bardzruni, están orgullosos  de este hecho y quieren continuar con este legado cultural.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora