Noticias en idioma armenio

Campamento anual Villa Pehuenia 2016

Agrupación Scout Ararat

campamento-Scout-2016Tres de enero es la fecha. Bien temprano el club se va llenando de kuir y ieghpair con grandes y pesadas mochilas y con una gran sonrisa en sus caras. ¡¡Es que llegó el día tan esperado en todo el año!! La Agrupación Scout Ararat se va de campamento. Villa Pehuenia, provincia de Neuquén, es el destino elegido. Cada scout y dirigente sabe bien lo que le espera.

Dos semanas de disfrutar del espectacular paisaje de nuestro sur, de compartir experiencias únicas con las kuir y los ieghpair, de disfrutar de la naturaleza en su plenitud, de reunirse bajo el cielo estrellado al lado del gran fogón que refleja el espíritu scout, armenio y homenetmenagán de cada uno en su cálida llama, de aprender cosas nuevas y de revivir viejas. Y para aquellos que viven su primer campamento ¡ni se imaginan todo lo que les va a tocar vivenciar! Allí van, casi un centenar de scouts parten hacia Villa Pehuenia, donde tantas de esas cosas y más, los esperan. Es que los scouts saben, cada campamento es una experiencia distinta.

La Manada desarrolló diversas actividades destacándose por su espíritu y entusiasmo. Los lobatos realizaron dinámicas vinculares y grupales con actividades referidas a intereses, gustos y habilidades de cada integrante y actividades sobre la mística y el marco simbólico de la rama fortaleciendo el espíritu y mística de la misma.

Además, se experimentó la atractiva actividad de rafting en el Río Aluminé, siendo ésta una divertida aventura en la que el grupo se conectó con la naturaleza y disfrutó del paisaje y del agua a medida que avanzaban por el río. Otro momento muy deseado por los lobatos fue jugar en el lago Aluminé mojándose y divirtiéndose con el agua helada. Son numerosas las vivencias individuales y grupales observadas en ellos durante estos momentos.

Uno de los momentos emotivos y significativos del campamento fue la ceremonia en la cual una kuir, Agustina Arslanian, tomó su promesa y la kuir Morena Ponce Ohanessian tuvo su ceremonia de investidura, siendo merecedores de esta instancia dentro de la rama por el compromiso y crecimiento de ambas, por el espíritu y entusiasmo de participación y el disfrute de compartir las actividades con los lobatos. Felicitaciones a las kuir. La dirigencia está orgullosa del espíritu armenio, homenetmenagán y scout que los lobatos desplegaron durante el campamento y por la intención y el esfuerzo de utilizar el idioma armenio.

Todas estas experiencias enriquecen nuestra identidad armenia, afirman la pertenencia a la rama y todos los recuerdos y anécdotas muestran lo vivido, lo aprendido y afianzan los vínculos entre los miembros de la rama y de la agrupación.

La Cabaña cerró su año con un gran campamento del cual participaron veinte guías. El campamento comenzó el domingo 3 de enero. Desde ese momento demostraron el espíritu que tienen y las ganas de seguir aprendiendo.

El lunes 4 llegaron al lugar de campamento y comenzaron a preparar su sector. Durante los dos primeros días se dedicaron a las construcciones, siempre con el espíritu bien en alto y haciéndose notar. El tercer día, después de superada la inspección, comenzaron con las variadas actividades que se les propuso. Uno de los puntos más importantes era el idioma armenio y el compañerismo entre las guías para poder unir aún más el grupo ya que eran muchas y de distintas edades. Desde la dirigencia se les planteó como actividad durante todo el campamento hacer su propio “pararan” (diccionario) donde cada una pudiera agregar las palabras nuevas que aprendieran durante el campamento.

campamento-Scout-2016-1A lo largo de los días que compartieron las kuirer pudieron conocer un poco más acerca de los “mandalas” y los significados de los colores para luego pintar el suyo propio, tuvieron charlas de tradiciones arcaicas en Armenia, sistema de patrullas y el bicentenario de la independencia argentina. También aprendieron a hacer hornallas con una lata de gaseosa para supervivencia. Muchas de las guías pudieron rendir puntos de la cartilla tanto de tercera clase como de segunda para seguir avanzando. ¡Felicitaciones a todas!

El 6 de enero, con motivo de la navidad armenia, la jefatura de la rama armó un arbolito de navidad con una sorpresa para cada guía. El día 7 se fueron a pasar el día fuera del campamento, fue un día distendido donde se siguió practicando el idioma armenio con diversas actividades y las guías pudieron aprender que es el pensamiento lateral y aplicarlo. Por la noche, de regreso en el campamento se festejó el cumpleaños de la kuir Nuné con una chocotorta que preparó el grupo de apoyo, a quienes agradecemos. El sábado 9 se fueron las cintas marrones (jefa de la rama con las guías y sub-guías de cada patrulla) y las que quedaron en campamento hicieron actividades con Tropa, charlas y la kuir Ariadna dio su descubierta sobre natación.

Anteriormente, las guías y subguías juraron como tales. Es un juramento que no se hacía en la rama hacia unos años. ¡Felicitaciones kuirer! Este campamento tuvo algunas actividades de manualidades. Cada guía pintó sobre una remera su árbol genealógico y le agregaron detalles de su vida y la de su familia. También hicieron antifaces muy divertidos y coloridos para usar el día del baile. Para algunas guías este fue su primer campamento con la rama y para otras el último. Fue, sin duda, un campamento muy especial para las veinte kuir, ya que estaba casi toda la rama y pudieron aprender y seguir disfrutando como lo hacen durante el año. Desde la dirigencia felicitan a cada kuir por el excelente campamento que tuvieron, por el compromiso, las ganas y el espíritu con que hicieron todo y agradecen a las familias por confiar en la dirigencia a sus hijas.

Los ieghpair de la Tropa van llegando al club. Diez chicos armados de grandes mochilas, bolsa de dormir, aislante y algún que otro artefacto inherente al scoutismo. Porque a eso van, a conectarse con la naturaleza, a despejarse de tanta rutina, a aprender y en definitiva, a disfrutar a pleno diez días de campamento. Se para el cronómetro. Llegó el día. No más espera, no más ansiedad. Villa Pehuenia (Provincia de Neuquén) los esperaba con ansias para encender la llama ardiente de cada uno de los troperos.

Buenos Aires quedó atrás, luego de 24 horas de viaje, los chicos se encontraron con el lugar de acampe. Como no podía ser de otra manera los primeros días trabajaron para tener un sector propio donde instalar las carpas. Todo lo aprendido en el año, se volcó en aquellos días, dónde no faltaron los amarres, nudos y la utilización del hacha. Luego de un día y medio de intenso trabajo, se vieron los frutos, utilizando troncos encontrados en el terreno lograron construir un mochilero con techo de lona y una puerta doble que delimitaba el sector. La Tropa estaba contenta, sabía que aquellas construcciones levantadas, darían comienzo oficial al programa de actividades.

campamento-Scout-2016-2Al segundo día de campamento, una tormenta eléctrica acecho la noche del mismo. Pero cuando la marcha se pone dura, la Tropa se pone en marcha y eso no detuvo a los troperos, que con mucho espíritu mediante canciones, le hicieron frente a la lluvia, pasando una noche diferente que quedó para la anécdota.
Los días fueron pasando y las actividades se mostraron al pie del lago Aluminé con la atenta mirada del Volcán Batea Mahuida (en la lengua mapuche: “fuente en lo alto”). Búsqueda del tesoro en armenio, juegos movidos, competencia de destreza física en la playa y charlas de técnica scout como campismo, fuegos y orientación fueron algunas de las mismas.

El jueves 7 de enero, bajo un rojo atardecer y los uniformes relucientes de cada Tropero se dio a lugar una ceremonia sorpresa en la cual se les entregaron los parches de especialidad de deportista a tres ieghpair: Ignacio Meyoyan, Francisco Derghougassian y Lucas Deldelian. Dicho parche, culmina el esfuerzo que cada uno de los chicos hizo durante el año 2015, adentrándose en el mundo del deporte, eligiendo uno en particular y buscando información al respecto para luego exponer todo, mediante una charla a toda la rama.

Y el día siguiente venía con más sorpresas y madrugar. A las 7 a.m. la Tropa ya estaba levantada y lista para hacer rafting sobre el río Aluminé a 50km del lugar de acampe. La salida fue bien recibida por la Tropa, que pasó la mañana del viernes, junto con la Cabaña, divirtiéndose y sorteando los rápidos arriba de gomones  a remo. En el viaje de vuelta al campamento, las caras de cada uno lo decían todo; felicidad por la experiencia, ganas de volver a hacerlo y cansancio, mucho cansancio luego de remar durante dos horas discontinuamente.

Días más tarde llegó el turno de una salida llena de mística para la rama: la salida de cintas blancas (guías y sub guías de la rama y el jefe de Tropa, que conforman la patrulla Delfín). Mística, porque se trata de una tradición antiquísima para la Tropa en los campamentos anuales. Los ieghpair Ari Kodjaian, Francisco Derghougassian, Esteban Derghazarian, Laureano Torosian y Lucas Kalpakian, junto al jefe de Tropa, el ieghpair Gabriel Ventrice Goskarian fueron quienes se embarcaron hacia esta mística salida, tan tradicional para la rama.  
campamento-Scout-2016-3Y continuaron las actividades. El lunes 11, encontró a los Troperos divididos en patrullas a orillas del lago para encarar 5 horas de supervivencia. Tenían lo justo y necesario para poder almorzar y subsistir dichas horas, solos, valiéndose de todo lo aprendido y del trabajo en equipo. Dicha actividad, fue un logro para cada uno, ya que se toparon con situaciones problemáticas que supieron resolver y lo más importante, fueron libres por cinco horas.

La libertad es lo más ansiado por un chico de mediana edad, pero toda libertad conlleva una gran responsabilidad, y los troperos demostraron ser responsables en su propio andar.

Y Villa Pehuenia los encontró, y claro que encendió el fuego interior de cada tropero, fuego con el cual se prendió el esperado fogón de rama, bajo la atenta mirada de Orión, la Cruz del Sur y las miles de estrellas que los iluminaron aquella noche. El fogón de rama es una mística tradición de la Tropa, en la cual se disfrutaron canciones, danzas y anécdotas contadas por ex integrantes de la rama. El espíritu y sentimiento tropero se sintió esa noche, después de todo, pasar por esta rama te deja una marca, y esa marca se notó en los invitados.

De esta manera, se culminó el campamento.

Villa Pehuenia los esperó con incertidumbre, los encontró llenos de garra, energía, ganas aprender, divertirse y superarse día a día y los vio partir con una mochila mucho más grande, llena de anécdotas, vivencias y experiencias.
Se enciende el cronómetro, un nuevo campamento los espera, un nuevo destino y mucho camino por recorrer aún, después de todo, los chicos saben que muy pronto junto al fuego se reunirán.

La rama del Clan, con integrantes mayores de 18 años, ha tenido actividades de todo tipo en este campamento. Principalmente se compartieron charlas informativas y de experiencias, donde los integrantes de esta rama pudieron participar con los dirigentes de cada rama y conocer su mística, su día a día y su organización. Bajo esta modalidad también se realizó junto con los ieghpair Armando Torkomian, Daniel Djubelian, Aris Samandjian y Horacio Terzian una charla sobre la actualidad internacional, regional y nacional de Homenetmen, oportunidad que posibilitó para informarse e intercambiar ideas sobre nuestra institución. Pero también hubo mucho tiempo para divertirse. Los integrantes del Clan junto con la Posta participaron de una media jornada de un momento único en el Río Aluminé, donde realizaron un rafting con el nivel de complejidad más alto.

Experiencia de trabajo en equipo, de mucha emoción y de fuerte templanza. El Clan tuvo el privilegio de tener el sector con la mejor vista del predio del campamento, sus integrantes se levantaban por la mañana y podían ver desde lo alto la inmensidad del lago Aluminé sin salir de su carpa, que siempre estaba acompañada por las inmensas araucarias. Los campamentos para los integrantes del Clan, siempre son una oportunidad de integración en los tres aspectos que se trabajan en las actividades del año. En el aspecto personal, en el institucional con Homenetmen y en la cuestión dirigencial.

Este último aspecto, principalmente con la experiencias de llevar adelante actividades y charlas con las ramas menores e intermedias. Si bien estos aspectos se continuarán trabajando en el 2016, las experiencias recogidas en este campamento, han demostrado de manera fructífera y muy satisfactoria para los dirigentes de esta rama, que los objetivos que se han planteado en el inicio del año han sido prácticamente alcanzados, y esperamos que el lema de esta rama “rema tu propia canoa” sea un viaje de felicidad y compromiso con el prójimo.

Debemos agradecer a muchas personas por haber hecho esta experiencia posible. Empecemos por aquellos que se preocuparon constantemente para que las cuatro comidas estén a punto para las kuir y los ieghpair. A Delma, quien nos acompaña desde hace ya más de diez años cocinando para la agrupación y a Raúl, quien también está junto a Delma desde ya hace unos años para colaborar en la cocina; a Jeanette, la doctora, quien tuvo una incansable tarea cuidando la salud de cada scout y dio charlas a las ramas sobre primeros auxilios y al grupo de apoyo: a las kuir y ieghpair del grupo de apoyo: Facundo Vartanian, quien hizo posible que cada integrante de la agrupación se llevara una cantimplora como souvenir a su casa, Shant Dolmadjian, Nicolás Dejirmenci, Martin Dejirmenci, Vikén Seferian, Raffi Nalpatian, Fernanda Mordjikian, Alejandro Avedikian, Vartán Avedikian y Valu Terzian. También queremos agradecer a la Comisión Central de Homenetmen, Comisión Regional, Jorhurt Regional y Comisión de la filial Buenos Aires, quienes además de apoyarnos en cada campamento, nos prepararon un asado el día de visita. ¡Muchas gracias a todos ellos!

Queremos dedicar un párrafo especial a los padres. Nuestro agradecimiento hacia ellos es infinito por el constante apoyo que recibimos durante el año, demostrando confianza en nuestro trabajo y sobre todo confiándonos aquello que representa su más grande tesoro por sobre cualquier cosa: sus hijos. Porque lo más grato para un dirigente es el compartir tantas vivencias con ellos, verlos crecer, enseñarles todo lo que uno aprendió en su vida scout y aprender de ellos. Jugar, divertirse y que nos regalen su sonrisa, es lo que esperamos ver en cada actividad o juego que pensamos para ellos. Ellos son nuestro motor y lo que nos inspira a seguir por este camino. Otro año de actividades nos espera ¡Sigamos manteniendo ese espíritu scout, homenetmenagan y armenio bien en alto!

Muy pronto junto al fuego, nos reuniremos.

Mishd badrasd

Dirigencia de la Agrupación Scout Ararat

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora