Noticias en idioma armenio

Canciller Nalbandian: “Azerbaidján condecora criminales de guerra”

71° Asamblea General de las Naciones Unidas

Nalbandian ONUNueva York.- Hablando en la 7° Asamblea Nacional de las Naciones Unidas el canciller Eduard Nalbandian apoyó firmemente la lucha internacional contra la impunidad de los genocidios en todo el mundo.

Luego de agradecer al secretario general de la ONU Ban Ki-Moon por su acertada gestión y felicitar y desear éxito en su misión a Peter Thompson, presidente de la sesión en curso, el canciller Nalbandian recordó que apenas dos días antes Armenia había celebrado el 25° aniversario de su independencia. Agregó que en ese lapso se había podido hacer mucho para fortalecer las instituciones democráticas, el estado de derecho, la gobernabilidad, salvaguardar los derechos humanos y avanzar en las reformas económicas.

“Hemos sido capaces de lograr significativos progresos también en el área de desarrollo social y económico. Sin embargo, aun quedan retos, las necesidades de los grupos socialmente más vulnerables se han colocado en el centro de nuestra estrategia de desarrollo para el período 2014-2025. Del mismo modo nuestro gobierno ha puesto en marcha un plan de acción para su Estrategia Nacional de Protección de Derechos Humanos”, dijo Nalbandian.

Luego el canciller armenio hizo mención de las reformas constitucionales recientemente adoptadas asegurando que durante el proceso previo se discutieron públicamente las propuestas -dirigidas a lograr un nuevo y mejorado sistema de gobierno-, que finalmente fueron  aprobadas mediante un referendo que se desarrolló con transparencia y que fue bien recibido por los organismos internacionales competentes.

“Las Naciones Unidas tienen un importante rol que desempeñar en la tarea de vencer la intolerancia, la discriminación racial, la xenofobia, y el terrorismo. Armenia ha condenado en numerosas ocasiones los crímenes cometidos por el ISIS y otros grupos terroristas que amenazan a los pueblos de la región y fuera de ella. La guerra en Siria ha producido un impacto devastador en la población civil, incluidas las minorías nacionales y religiosas que se enfrentan a enormes amenazas existenciales debido a los crímenes basados en la identidad”, agregó Nalbandian. 

“La violencia no pasó por alto a los sirio-armenios, muchos de los cuales perdieron la vida. Los barrios armenios, las iglesias, escuelas e instituciones culturales fueron destruidas en su casi totalidad. Hace cien años, refugiados armenios encontraron abrigo en muchos países árabes durante y después del Genocidio Armenio. En la actualidad miles de armenios junto a otros individuos de otros pueblos de Medio Oriente se ven nuevamente obligados a abandonar sus hogares. Solo desde Siria han encontrado amparo en Armenia más de 20.000 personas. Por lo tanto, sabemos lo que significa ser un refugiado y también darle protección a esas personas”, continuó.

“El gobierno de Armenia ha realizado considerables esfuerzos en la asistencia a los refugiados y en facilitar su integración. Creemos que es necesaria la cooperación internacional para abordar adecuadamente los desafíos que plantea el desplazamiento masivo de personas. La plena aplicación de los compromisos de la Declaración de Nueva York sobre refugiados y migrantes aprobada hace unos días por esta organización se erige como un hito importante en este sentido”, remarcó el ministro de Asuntos Exteriores armenio.

Nalbandian dijo que Armenia como nación que experimentó el primer genocidio del Siglo XX y aún continua padeciendo la negación de este horror por parte de su victimario, reitera su firme apoyo a la lucha contra la impunidad de los genocidios. El 2016 marca el 1° aniversario  de la resolución de la Asamblea General de la ONU propiciada por Armenia, proclamando el día 9 de diciembre como Día Internacional de Conmemoración y la Dignidad de las Victimas de Genocidios.

71 asamblea“A medida que la amenaza de violencia continúa extendiéndose en diferentes partes del mundo, es crucial lograr que nuestros esfuerzos conjuntos en la búsqueda de la paz y la seguridad sean más eficientes. Es con este convencimiento que nuestro país ha participado y aún lo hace en varias operaciones de paz de las Naciones Unidas, buscando contribuir activamente y de la manera más directa en la obtención de la paz y la seguridad globales.

Como señaló el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas “El apoyo de Armenia es importante no sólo por su contribución, sino también por la propia historia de Armenia y los retos superados por ella”. De hecho, la historia nos enseña que la seguridad de uno está estrechamente relacionada con la de los otros”, expresó el canciller armenio.

Nalbandian recordó en su mensaje que en 2016 se cumple el 50° aniversario de la adopción del Pacto Internacional sobre Derechos Humanos, así como el 30° aniversario de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo. Estos trascendentales documentos proclaman que:

1. Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su desarrollo económico, social y cultural.

2. Para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales, sin perjuicio de las obligaciones que derivan de la cooperación económica internacional basada en el principio de beneficio recíproco, así como del derecho internacional. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia.

“La respuesta militar agresiva de un estado frente a la legítima y pacifica aspiración de los pueblos a ejercer su derecho de autodeterminación sólo legitima esta aspiración y priva al agresor de cualquier pretensión de autoridad sobre esas personas. El experto de la ONU sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo declaró acertadamente que en lugar de percibir la autodeterminación como una fuente de conflicto, el conflicto armado debe ser visto como una consecuencia de la violación del derecho a la autodeterminación.

Azerbaidján se niega obstinadamente a reconocer el derecho del pueblo de Nagorno-Karabagh a la libre determinación. Como parte de la política de limpieza étnica y la agresión de Azerbaidján, a partir de fines de los años 80 y principios de los 90, muchos armenios fueron saqueados, masacrados o expulsados de sus hogares.

Este año, a principios de abril, una vez más Azerbaidján desencadenó una nueva agresión en gran escala contra Karabagh. De manera indiscriminada atacó objetivos civiles y varios poblados con los consiguientes daños a personas y cosas”, manifestó Nalbandian.

El canciller recordó que durante los ataques fallecieron niños y ancianos. También dijo que varios soldados pertenecientes al ejército de Karabagh que habían sido capturados por las fuerzas armadas azeríes fueron decapitados al mejor estilo llevado a cabo por el ISIS.

“Azerbaidján no sólo no condenó este crimen de guerra, sino que su presidente condecoró públicamente a los autores de ese crimen de guerra. Más aun, durante el intercambio de los cuerpos de los soldados fallecidos en los combates entre Karabagh y Azerbaidján, llevado a cabo bajo la supervisión de la Cruz Roja Internacional, se pudo constatar que los cadáveres entregados por ese país tenían signos innegables de torturas y mutilaciones de todo tipo. Tales despreciables atrocidades van más allá de las normas elementales del mundo civilizado y constituyen graves violaciones del derecho internacional humanitario”.

Continuando con su mensaje a la Asamblea, Nalbandian reclamó el cumplimiento de los acuerdos trilaterales de alto el fuego de 1994 y recordó que dichos documentos no tienen limitaciones de tiempo. Pidió además la creación de mecanismos de investigación que determinen la responsabilidad de las violaciones y propuso dar mayor entidad al Representante Personal del Presidente en ejercicio de la OSCE.

“Contra todo pronóstico la población de Nagorno Karabagh ha sido capaz de defenderse a sí misma y crear una sociedad libre y democrática. Armenia, junto a los países mediadores del Grupo de Minsk de la OSCE, continuará con sus esfuerzos hacia una resolución absolutamente pacífica del conflicto de Nagorno Karabagh”, aseguró el canciller.

Finalmente, Nalbandian dijo que Armenia acogía con satisfacción la integración del Programa de Acción de Viena para los países en desarrollo sin litoral. Agregó que para garantizar la aplicación efectiva de ese programa, el gobierno de Armenia había adoptado recientemente una estrategia nacional para su implementación.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora