Carlos Margossian: “Falta pulir las relaciones entre instituciones y eso va a llevar tiempo”

10 de diciembre de 2019

En el marco del cambio de administración de IARA - Instituciones Armenias de la República Argentina, Diario ARMENIA dialogó con el presidente saliente, Carlos Margossian, sobre las actividades del espacio durante el año, su visión acerca de la comunidad armenia y el futuro de IARA de cara a la próxima presidencia a cargo de Organización Demócrata Liberal Armenia (ODLA) representada por Sergio Nahabetian.

“Faltan pulir las relaciones interinstitucionales y eso va a llevar tiempo”, remarcó el vicepresidente de Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB) al comienzo de la charla. “Son instituciones centenarias que tienen un ADN muy individualista. Que trabajen en una mesa todas juntas y quieran obrar con un objetivo en común suena sencillo, pero no es fácil hacerlo. A veces se generan competencias y hay que estar recordando permanentemente que esto en realidad es la chance que tiene la comunidad para prosperar hacia el futuro”.

De todas formas, Margossian contó que recibió elogios por la existencia del espacio de coordinación. “Creo que desde afuera de la comunidad se encontró otro interlocutor. Esto se va a ir afianzando en la medida que transcurra el tiempo y se vaya encaminando con una misma dirección. Estos tres años fueron muy buenos en ese sentido”, opinó. “Parece que no, pero nosotros que estamos tan metidos en la comunidad no nos damos cuenta de la imagen de desunión que dábamos. Ahora, el encarar reuniones con políticos o apoyar el proyecto del terreno del Museo del Genocidio a través de IARA como un espacio común, todo eso da una impresión excelente”, agregó.

La mirada de afuera

Margossian, que visitó las comunidades armenias de Brasil y Uruguay, reveló cierta “envidia sana” hacia la mesa coordinadora argentina y explicó que “están tratando de generar un espacio similar amoldado a cada comunidad”. “¿Cuál es la realidad? En Argentina decimos que tenemos más de 100.000 armenios. Pero la mayoría de los colegios tienen un porcentaje cada vez mayor de alumnos no armenios, las iglesias tienen muy pocos feligreses, las actividades que desarrolla la comunidad tienen un número muy escaso en relación con los 100.000 que se dice que hay. Ahora entramos en una situación bisagra: si no intentamos generar un cambio -y esto lo es-, vamos a estar muy complicados. Así que yo creo que hay que poner todas las fichas en este tipo de instituciones, en esta mesa coordinadora, y amalgamarse lo más que se pueda”.

Sobre las actividades realizadas durante su gestión, Margossian destacó los encuentros que tuvieron los representantes institucionales con políticos, especialmente los candidatos a la Jefatura de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, Matías Lammens y Matías Tombolini. “En esas reuniones no solo se escucharon las propuestas. También se hicieron reclamos, sugerencias y pedidos desde la comunidad armenia”, contó el dirigente, quien fue invitado en representación de IARA a la asunción del reelecto jefe de gobierno el lunes 9 de diciembre.

El trabajo diario

“IARA es una mesa coordinadora y nada más que eso. Como tal, es difícil igualarla o asemejarla a una comisión de las instituciones a las que estamos acostumbrados a ver”, detalló el dirigente, mientras que sugirió algunos cambios para mejorar el “funcionamiento operativo”.

Actualmente y desde el comienzo del espacio, “todas las decisiones tratamos de que sean tomadas por consenso”. “Pero cuando no se arriba al consenso, la decisión hay que tomarla igual. Hasta ahora hemos tomado las decisiones por consenso, pero no sé si en un futuro va a seguir de esta manera”, explicó.

En ese sentido, destacó la participación de la Iglesia Apostólica Armenia en la mesa interinstitucional: “El hair surp Aren Shahinian estuvo en todas las reuniones. Le damos el lugar a la investidura que tiene, hace la apertura de la reunión y el cierre, pero nos acompaña e incluso ha aportado en más de una ocasión con opiniones muy acertadas”.

Compartir:

Comentarios