Noticias en idioma armenio

Charla de Mario Nalpatian en Hamazkaín sobre el 28 de Mayo

Mario Nalpatian, vicepresidente de la Internacional Socialista, tuvo un encuentro con los alumnos y los docentes de los cursos de idioma armenio occidental dictados en Hamazkaín el 1º de junio. Tras las palabras de presentación de Edgardo Kevorkian, presidente de Hamazkaín, Nalpatian abordó diversos aspectos geopolíticos y sociales que concluyeron con la declaración de la independencia de Armenia el 28 de mayo de 1918.
Fundamentalmente, destacó que la creación del Estado armenio como sujeto de derecho internacional le permite recurrir ante organismos y tribunales internacionales para reclamar justicia y reparación, incluida la recuperación de los territorios usurpados por Turquía. Incluyó en su disertación temas tales como el genocidio perpetrado por el Estado turco en 1915, su secuela de hambre, destierro y epidemias, la Revolución rusa y los tratados que se firmaron al terminar la Primera Guerra Mundial.
También consideró que el resguardo de la identidad armenia ante la ausencia del Estado se cimentó durante siglos con la presencia de la Iglesia Armenia. Al promediar el siglo XIX, jóvenes intelectuales armenios imbuidos de los ideales de la Revolución francesa y las ideas revolucionarias de la época produjeron el despertar de la conciencia nacional y generaron movimientos de resistencia contra los atropellos de los sultanes turcos que gobernaban el Imperio. En una reseña histórica se refirió, primero, a la creación de un Estado tripartito en el Cáucaso Sur, integrado por armenios, georgianos y tártaros del Cáucaso (hoy azeríes), y al retiro del ejército ruso de la frontera con el Imperio turco-otomano, que dejó a los pobladores armenios a merced de los agresores. Luego aludió a la posterior desvinculación y declaración de independencia de Georgia aletada por Alemania y Azerbaiyán y por Turquía que concluyó con la declaración de independencia de Armenia. Promovido por el Consejo Nacional Armenio en Tiflis se conformó el ejército armenio, que junto a los regimiento de voluntarios existentes, se sumaron a la defensa del territorio de la Armenia Oriental, logrando vencer al ejército turco en Karakilisé, Pash Abarán y Sardarabad. En particular, destacó la conducción de Aram Manukian junto a Tro, Antranig, Nazarpeguian y Siliguian, entre otros héroes de aquellas batallas que desembocaron en la declaración de la independencia en Tiflís el 28 de mayo de 1918.
Nalpatian concluyó destacando el trabajo que se lleva a cabo en distintos ámbitos socioculturales armenios en defensa de su identidad y su idioma, en especial, el que se desarrolla en Hamazkaín con las clases de armenio occidental desde hace muchos años.

Mario Nalpatian, vicepresidente de la Internacional Socialista, tuvo un encuentro con los alumnos y los docentes de los cursos de idioma armenio occidental dictados en Hamazkaín el 1º de junio. Tras las palabras de presentación de Edgardo Kevorkian, presidente de Hamazkaín, Nalpatian abordó diversos aspectos geopolíticos y sociales que concluyeron con la declaración de la independencia de Armenia el 28 de mayo de 1918.

Fundamentalmente, destacó que la creación del Estado armenio como sujeto de derecho internacional le permite recurrir ante organismos y tribunales internacionales para reclamar justicia y reparación, incluida la recuperación de los territorios usurpados por Turquía. Incluyó en su disertación temas tales como el genocidio perpetrado por el Estado turco en 1915, su secuela de hambre, destierro y epidemias, la Revolución rusa y los tratados que se firmaron al terminar la Primera Guerra Mundial.

También consideró que el resguardo de la identidad armenia ante la ausencia del Estado se cimentó durante siglos con la presencia de la Iglesia Armenia. Al promediar el siglo XIX, jóvenes intelectuales armenios imbuidos de los ideales de la Revolución francesa y las ideas revolucionarias de la época produjeron el despertar de la conciencia nacional y generaron movimientos de resistencia contra los atropellos de los sultanes turcos que gobernaban el Imperio. En una reseña histórica se refirió, primero, a la creación de un Estado tripartito en el Cáucaso Sur, integrado por armenios, georgianos y tártaros del Cáucaso (hoy azeríes), y al retiro del ejército ruso de la frontera con el Imperio turco-otomano, que dejó a los pobladores armenios a merced de los agresores. Luego aludió a la posterior desvinculación y declaración de independencia de Georgia aletada por Alemania y Azerbaiyán y por Turquía que concluyó con la declaración de independencia de Armenia. Promovido por el Consejo Nacional Armenio en Tiflis se conformó el ejército armenio, que junto a los regimiento de voluntarios existentes, se sumaron a la defensa del territorio de la Armenia Oriental, logrando vencer al ejército turco en Karakilisé, Pash Abarán y Sardarabad. En particular, destacó la conducción de Aram Manukian junto a Tro, Antranig, Nazarpeguian y Siliguian, entre otros héroes de aquellas batallas que desembocaron en la declaración de la independencia en Tiflís el 28 de mayo de 1918.

Nalpatian concluyó destacando el trabajo que se lleva a cabo en distintos ámbitos socioculturales armenios en defensa de su identidad y su idioma, en especial, el que se desarrolla en Hamazkaín con las clases de armenio occidental desde hace muchos años.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora