Noticias en idioma armenio

Choque en Djavajk: ¿puede detonar las relaciones entre Armenia y Georgia?

Incidentes y detenidos en Gumburdo

gumburdoDjavajk (Lragir.am).- Un choque entre varios aldeanos y fuerzas de seguridad tuvo lugar el sábado 30 de septiembre en el pueblo de Gumburdo, ubicado en la provincia georgiana de Djavajk, poblada en su mayoría por armenios. Se produjo luego de que los armenios trataran de consagrar un jachkar conmemorativo en el cementerio local y los policías no se lo permitieran, causando heridos de ambos lados, además de algunos arrestos temporales, con promesa de liberación.

Las reparaciones de la iglesia del pueblo, vigente desde el Siglo X, comenzaron el año pasado y durante las mismas se encontraron huesos humanos. Después de que se enterraran los mismos, los vecinos, cansados de esperar la resolución oficial, intentaron poner una cruz de piedra en el lugar, generando el conflicto.

En este sentido, el activista de Djavajk, Vahakn Chakhalyan, escribió en su página de Facebook: “Esto causa preocupación y es condenable, ya que debemos evitar estas tensiones. Tanto la población como las fuerzas policiales deben demostrar moderación y sabiduría. Necesitamos entender que cuando los problemas existentes no se abordan y se posponen sin cesar por indefinidos períodos, algunas personas están jugando con las emociones”.

Esta iglesia es uno de los motivos en disputa que existen entre las iglesias cristianas georgianas y armenias. La primera asegura que le pertenece, mientras que la Iglesia Apostólica Armenia asegura lo mismo. Este tipo de enfrentamientos aumentan de vez en cuando, causando algunos altercados y otros conflictos.

restauracion-guymburdoEn realidad, una de las causas más profundas del choque en Djavajk son los problemas sociales y económicos que hay en esta región. Los mismos no se han atendido desde hace años, la política demográfica de Georgia que tiene como objetivo debilitar el elemento armenio, se agrega al aislamiento de esta región de la vida política georgiana, la falta de confianza mutua y la presencia de la base militar rusa, factores que sin duda han dejado huellas negativas en los pobladores de origen armenio.

Como resultado de esto, Djavajk sigue siendo uno de esos puntos débiles que puede “detonar” las relaciones armenio-georgianas con todas sus consecuencias. No es casual que luego de cuatro meses Georgia no haya confirmado aun la nominación del embajador de Armenia, Sergei Minasyan, proveniente de esta misma región. Es que en Tiflis piensan que en vez de ser un representante de Armenia va a ser un representante ruso. Esta república es muy sensible ante un posible peligro proveniente de Rusia, cuestión acentuada ya que desde algunos círculos políticos y medios de comunicación se fomenta la idea de que el gigante eslavo busca una oportunidad para iniciar un ataque contra el país.

En la actual situación, complicada e impredecible, tales incidentes no son “pertinentes” y el gobierno georgiano debe demostrar una mayor moderación en sus acciones. Hay muchas partes interesadas en el deterioro de las relaciones y en conflictos entre ambos países, ya que un nuevo sistema de seguridad en el Cáucaso con un eje armenio-georgiano contradiría muchos intereses.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora