Noticias en idioma armenio

Colegio Armenio Arzruni: Un lugar donde el saber explota

1_arzruniEl laboratorio es un espacio muy importante en nuestro colegio. Como profesora del Área de Ciencias Exactas y Biológicas del nivel medio, consideró que realizar experimentos es una acción motivadora que les permite a los chicos ser protagonistas del proceso de aprender, poniendo en juego todos sus sentidos y desarrollando el espíritu crítico. Los estudiantes dicen que ir al laboratorio es divertido, quizá porque lo relacionan al juego, al jugar a ser científicos, pero yo creo que además está vinculado al factor sorpresa que nunca falta y que los invita a pensar, a preguntarse, a relacionar los contenidos a construir con sus ideas o experiencias previas.

Semanalmente trabajamos con alumnos y alumnas de todos los cursos, con contenidos de las asignaturas: Biología, Física y Química, o en el Taller de Ciencias que se basa puntualmente en el aprendizaje y aplicación del método científico. Cualquiera sea la asignatura, el curso y la actividad que convoque al trabajo experimental, el laboratorio es testigo del asombro y la curiosidad, es por eso que nunca faltan las frases como: “¡uh, mirá!”, “¡era por eso!”, “¿podemos tocar?”, “¿esto va a explotar?”

Como todos los años, en el mes de abril, realizamos una actividad de articulación con los estudiantes de séptimo grado del nivel primario, con la finalidad de acercarlos a la forma de trabajo experimental de los contenidos del Área de las Ciencias Exactas y Biológicas, que en la primaria están agrupados en Ciencias Naturales y en el nivel medio se dividen en las ciencias Biología, Física y Química.

1_arzruni-_1La actividad la pensamos y la llevamos a cabo con la profesora de Biología y Tutora de primer año, Mónica Kansabedian. Ambas coincidimos que este encuentro es un puntapié motivador que nos permite conocer a los chicos y chicas y juntos trabajar, aprender y divertirnos.

La cita fue el martes 14 de abril, día que el laboratorio se llenó de entusiasmo, algarabía, superposición de ideas y ansiedad por expresar construcciones mentales que la práctica iba exigiendo. De la mano de las maestras Elba y Silvana, quienes apoyan y acompañan este trabajo de articulación, se fueron escuchando y ordenando las ideas de cada uno de los protagonistas: Davit, Martín, Guido, Santino, Salvador, Luca, Gianfranco, Matías, Ásael, Federico, Aramis, Juan Cruz, Juan Manuel, Rocco, Federico, Juan Pablo, Facundo, Nahuel, Ariana, Juliana, Paula, Agustina, Giuliana, Sofía, Anyel, Lara y Candela.

Fue maravilloso ver las caras de asombro, risa o susto cuando “hicieron nubes” y cuando “fabricaron el volcán”, como así también las caras de concentración y la participación comprometida al momento de plantear hipótesis o llegar a conclusiones en un intento de justificar los hechos observados.

También fue gratificante y enriquecedora la participación de los padres y madres, que acompañando el proyecto institucional, dieron un marco de compromiso y unidad, mostrando tanto entusiasmo como los estudiantes.

El laboratorio nos espera para desarrollar capacidades técnicas como la observación, el análisis, la deducción y la comunicabilidad, y VALORES como la paciencia, la búsqueda de la verdad, la humildad y la capacidad de esfuerzo. Allá nos vemos.

María Alejandra Río López
Profesora en Química

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora