Noticias en idioma armenio

Colegio Armenio Jrimian: La Tarea del Profesor

los-profesLa tarea del profesor en su trabajo como educador, es la de ayudar a construir cultura y transmitir el amor por ella en los jóvenes, para ir formando los hombres y mujeres del futuro que constituirán una sociedad cuyos cimientos se basen en la verdad, la moralidad, la responsabilidad y fidelidad a los ideales, valores imprescindibles para defender la dignidad humana.

Los conocimientos que el alumno aprenda van a depender de la calidad del profesor, que sea responsable y formado para educar, no para llenar horas de trabajo, para acompañar y conducir en el camino del alumno donde se forja no solo su mente sino se templa su voluntad con la disciplina y no el facilismo, con la constancia, la cultura del esfuerzo y los valores permanentes.

Muchos dicen que los valores han cambiado porque ha cambiado la cultura, con el paso del tiempo puede cambiar una moda, pueden cambiar las costumbres y también puede cambiar la forma de pensar acerca de un tema determinado. Pero los grandes valores que tienen que ver con el respeto a la vida, a la persona, a los derechos humanos, a la dignidad, a la verdad, esos valores no cambian.

Como profesores nos enfrentamos hoy a uno de los tantos desafíos que van más allá de nuestra labor en el aula, y es hacerles llegar desde estas páginas un poco de nuestra experiencia desde ese hermoso ámbito que se llama “aula”.

Ese maravilloso lugar encierra todo lo que puede compartir un grupo de personas que establece durante algún tiempo un vínculo único de las relaciones humanas, y ese vínculo que se crea entre profesor y alumnos va más allá del proceso de enseñanza y aprendizaje. Porque no sólo se transmiten saberes, valores y se comparten experiencias, sino que se presentan enorme cantidad de situaciones donde juegan sensaciones y sentimientos que trascienden lo meramente informativo y lo planificado.

Somos profesores que cumplimos en el colegio largos años en nuestra función, coincidimos y tenemos una misma visión de la tarea desarrollada en el aula, trabajando con adolescentes, que por ser jóvenes no les da certificado para permitirse cualquier cosa.

Ser joven no es sacar carnet de irresponsable. Algunas situaciones y actitudes se pueden justificar con el argumento que muchos esgrimen diciendo “dejalos, son cosas de los jóvenes”, pero no es todo así. Es importante desarrollar en ellos la capacidad de reflexión y prevención que suponemos en los adultos.

Haber transitado estos años un largo camino reconociendo que el balance desde el punto de vista contable es altamente positivo, produce un superávit de buenas sensaciones que suman cantidad de momentos inolvidables, cuyo producto nos hace sentir dignos de nosotros mismos.

Seguro que estamos pasando por momentos difíciles pero no debemos dejarnos vencer por las dificultades, porque lo que cuenta a lo largo del tiempo será la historia construida conjuntamente. Nosotros los profesores debemos seguir dejando huellas por donde los que vengan detrás puedan seguir edificando.

Al final el que triunfa no es nuestro protagonismo personal, nosotros los profesores estamos para trabajar en conjunto con los propios jóvenes en pos de sus aprendizajes unidos siempre construyendo y viviendo según los valores que son los que dan fundamento a la paz y la justicia que necesita nuestro mundo y nuestro país.

Profesora Graciela Peña
Matemática

Profesor Norberto Moral
Economía política

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora