Con denuncias por irregularidades, Ilham Aliyev ganó las elecciones parlamentarias en Azerbaiyán

10 de febrero de 2020

El Partido Nuevo Azerbaiyán (YAP) del presidente Ilham Aliyev ganó las elecciones parlamentarias anticipadas desarrolladas el domingo 9 de febrero y mantuvo la mayoría en el Parlamento azerbaiyano. Sin embargo, los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) criticaron el desarrollo de la votación y denunciaron irregularidades durante el conteo.

Con un escrutinio del 87% de las mesas y una participación del 47% del padrón, el oficialismo consiguió 65 escaños sobre un total de 125, cuatro lugares menos que en la composición anterior. Aun así, el resto de los legisladores, se reparten entre candidatos independientes, que en la práctica apoyan las políticas oficialistas y solo uno será de la oposición.

Desde el partido gobernante rápidamente anunciaron su victoria. "Felicito a los candidatos ganadores. Estamos agradecidos a nuestro partido, a los candidatos y a todos nuestros electores", expresó el secretario ejecutivo del YAP, Ali Ahmedov, poco después de conocerse los primeros resultados. En tanto, mediante un comunicado, desde la OSCE criticaron duramente el proceso electoral: "Las violaciones significativas de procedimiento durante el recuento suscitan dudas en cuanto a la honestidad de los resultados".

A su vez, en el informe agregaron que "la legislación restrictiva y el entorno político impidieron una verdadera competencia" y calificaron negativamente la votación en un 7% de los colegios electorales, una cifra estadísticamente alta, según detallaron desde la propia organización, que indica "deficiencias graves".

Desde la Embajada de Estados Unidos en Bakú también expresaron críticas: "Estados Unidos comparte las observaciones y preocupaciones de la misión de monitoreo de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) de la OSCE de que las elecciones parlamentarias del 9 de febrero tuvieron lugar en un entorno legislativo y político restrictivo que impidió una competencia genuina". “Nos decepcionaron las violaciones procesales significativas observadas por la OIDDH el día de las elecciones, incluido el relleno de las urnas, las votaciones en grupo y la limitada transparencia durante el recuento de votos", continuaron. Por su parte, el opositor Arif Gadjily, del partido Musavat, ya había denunciado estas prácticas fraudulentas el domingo por la noche, una vez finalizados los comicios. "Las elecciones fueron completamente falsificadas", manifestó.

El parlamento azerí, conformado por una sola cámara, se renueva cada 5 años. Sin embargo, el presidente Aliyev adelantó el sufragio 9 meses para acelerar las reformas económicas que impulsa su gobierno.

Compartir:

Comentarios