Noticias en idioma armenio

Conociendo a Anush Grati, la primera voluntaria del Fondo de Ayuda de Unión Juventud Armenia y Birthright Armenia


birthrightAnush Grati es la primera beneficiaria del Fondo de Ayuda a Voluntarios de Unión Juventud Armenia de Sudamérica (UJA). En breve, Anush viajará por 10 meses a la Madre Patria a hacer un voluntariado a través de la organización Birthright Armenia, gracias al aporte de Unión Juventud Armenia, representante oficial del organismo internacional en la región sudamericana.

El Fondo de Ayuda a Voluntarios, lanzado en 2015, es una iniciativa de Unión Juventud Armenia para incentivar a los jóvenes de Sudamérica a realizar trabajos voluntarios en Armenia y Artsaj sin que el dinero para el pasaje sea un impedimento para cumplir dicho objetivo. A través de UJA y de Birthright Armenia, los jóvenes que quieran visitar Armenia y participar de los programas de voluntariado de Birthright, no necesitan más que sus ganas y motivación. Al regreso, se organizarán charlas y encuentros para que puedan relatar sus experiencias a otros jóvenes de la comunidad.

Anush es exalumna del Colegio San Gregorio El Iluminador y actualmente está estudiando la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella en donde esta becada por mejor promedio. Con tan sólo veinte años, participó de diversos programas en Holanda y Polonia para el estudio del delito de genocidio. Desde Unión Juventud Armenia la entrevistamos para conocer más acerca de sus expectativas antes del viaje.

¿Cómo conociste el proyecto de Birthright Armenia?

Birthright-Armenia-logoDebo admitir que llegué a conocer el proyecto de Birthright Armenia a través de la música. En mi intento por seguir aprendiendo armenio luego de haberme graduado de la secundaria, me puse a escuchar canciones y allí fue cuando me enamoré de las melodías de Alin Demirdjian y Talin Leylek.  Me enteré que el video Snow había sido grabado mientras ambas hacían su voluntariado con Birthright Armenia, y recordé que en un acto de la comunidad también lo habían mencionado. Mi curiosidad me ganó de antemano y una vez leído sobre ello en internet, fui a llenar el formulario (en el 2014) sin saber que un día me llegaría a mí también la asombrosa oportunidad de viajar.

¿Qué te motivó a participar? ¿Fue una iniciativa propia o te incentivó alguna institución de la comunidad?

Esta sí que es una pregunta compleja, porq
e siento que la motivación es multicausal. Por un lado, el haber sido criada dentro de la comunidad armenia genera esta identidad arraigada a un sentimiento nacionalista que dispara la sensibilidad en uno por querer pisar tierra que tanto costó a generaciones pasadas construir. Por otro lado, mi primer pensamiento al postularme en el voluntariado fue la ansiedad de poder continuar con mi trabajo en el ámbito educativo y el activismo social. Entonces creo que podría decir que mis ganas de participar se generan a través de la construcción de muchas influencias, desde mi yo “armenia”, mi yo “activista” y mi yo “exploradora”.

¿Participaste de algún proyecto parecido ya?

Nunca he participado de un proyecto de esta envergadura. Realmente me abruma la magnitud de lo que significa estar pudiendo realizar este viaje con Birthright Armenia y todo el compromiso que uno asume durante y después del voluntariado.

anush-Grati¿Vas a viajar por primera vez a Armenia? ¿Qué expectativas tenés?

En el 2013 viajé a Armenia por cuatro días en mi viaje de egresados, sin embargo me ha quedado mucho por descubrir, otras facetas más que la parte turística. Creo que lo mejor que puedo hacer es vivir esta experiencia sin ninguna expectativa; no hay una sola Armenia, así que voy a dejar mi mente y mi corazón abierto a todo lo que las personas y los lugares del país me muestren de él.  Mi objetivo allí es ir a escuchar y  aprender para luego empezar a opinar y ver qué podemos hacer desde nuestros lugares.

¿Ya te contactaste con los representantes de Birthright? ¿Dónde vas a vivir y por cuánto tiempo?

Me parece que a los integrantes de Birthright ya los he vuelto locos con tantos mails que les envié durante estos últimos meses.  Tanto Diana como Sevan y Gohar me acompañaron desde el momento en que hice la entrevista por Skype a fines del 2014, mi preocupación por no poder mantener la beca en la facultad si viajaba y mi decisión a fin del año pasado por tomarme todo el 2016 para poder hacer el voluntariado durante los próximos 10 meses. Por suerte, ya me están buscando una casa de familia para mi estadía y seguro me voy a sentir como en mi hogar.

¿Pensás conocer alguna región en particular?

¡Quiero conocer todo! ¿Es eso posible? Mi gran amigo durante el viaje va a ser el libro de Ashot Artzuní ,que me ha sido regalado por Cristian Sirouyan hace un par de años atrás, llamado: “Historia del Pueblo Armenio”. Lo he estado leyendo desde hace un tiempo y la sección de arquitectura religiosa es la que más me ha dejado anonadada. Me he preparado todo una guía de los templos que quiero visitar, principalmente volver al monasterio de Keghard que fue el que más impactó durante el viaje de egresados.

¿Qué le contarías a la gente de Armenia sobre Argentina y la comunidad de nuestro país?

Es fuerte darse cuenta que seguramente termine conociendo muchísimo mejor Armenia que Argentina. Me da vergüenza aceptar que no he viajado demasiado por mi país, y es una pena, pero lo que sí les voy a poder contar a las personas de Armenia sobre nosotros es que festejamos todas las culturas que componen nuestra sociedad. Cuando se trata de nuestra comunidad, me asombro por lo que he descubierto hace poquito, en una conferencia organizada por Juan Pablo Artinian, al escuchar a la Dra. Brisa Varela quien cuenta sobre la geografía de la memoria y cómo nosotros, durante el paso de los años, hemos creado un micro universo al estructurar nuestras escuelas, instituciones, partidos políticos, clubes pensando en la construcción de un vínculo con el Estado de Armenia y con una visión que establece la mirada en el pasado, el presente y el futuro de la diáspora en armonía con la sociedad en la que estamos inmersos y de la que también somos parte. Es esto lo que resaltaría en mis conversaciones allí, cómo nosotros nos tenemos que definir como armenios y el esfuerzo que esto supone, cuando en Armenia no hace falta estar consciente de ello.

¿Cual va a ser tu trabajo en Armenia?

En Armenia voy a trabajar para una organización que se llama S.O.A.R  (Society for Orphaned Armenian Relief) que tienen varias sedes alrededor del mundo; trabajan con niños armenios y sirios que por distintos motivos han quedado huérfanos, proveyéndoles de educación, vivienda y alimentos. Su director es George Yacoubian, me enteré de su trabajo a través de Linkedin y como si fuera por arte del destino, cuando UJA me confirma la aprobación del fondo para el pasaje, me pongo en contacto con él y  con Hripsime Mouradyan, quien se encarga de los voluntarios en Armenia, para tener una entrevista y terminar con la oportunidad de preparar mi propio proyecto para generar empoderamiento juvenil y denunciar socialmente la marginalización que estos chicos sufren. Es un desafío enorme por mi ignorancia con respecto a la situación puntual en la que voy a trabajar, pero con ayuda de los jóvenes y el tiempo que voy a pasar allí, estoy segura de que voy a aprender y saber buscar junto con ellos una forma de trabajar la problemática a la que se enfrentan.

 Unión Juventud Armenia de Sudamérica

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora