Noticias en idioma armenio

Crítica de Moscú por la detención de Khachaturov

Un escenario poco frecuente

Khachaturov y PashinianEreván (RFE/RL).- Rusia acaba de criticar de manera contundente a Armenia a raíz de los cargos penales que las autoridades de Ereván elevaron contra Yuri Khachaturov, el secretario general de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

Khachaturov fue acusado el jueves de estar involucrado en lo que el Servicio de Investigaciones Especiales (SIS) considera un “derrocamiento del orden constitucional” cuando este era viceministro de Defensa de Armenia. Fue durante las protestas posteriores a las elecciones de 2008, en las que la represión de las fuerzas de seguridad dejó un saldo de ocho manifestantes y dos policías muertos.

El SIS presentó los mismos cargos penales contra el expresidente Robert Kocharian, que fue arrestado a última hora del viernes, luego de que éste asegurara que se trataba de una “maniobra política”.

Khachaturov sirvió como jefe del Estado Mayor del ejército armenio de 2008 a 2016. Rusia, Armenia y los otros cuatro estados exsoviéticos que conforman la OTSC lo nombraron secretario general de este pacto de defensa en abril de 2017.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia confirmó el sábado que ya les pidieron formalmente a los otros miembros del organismo que “comiencen el proceso para reemplazarlo en el cargo”.

La movida del gobierno parece haber molestado a Rusia. La agencia de noticias TASS citó de manera anónima a una “fuente diplomática de alto rango en Moscú”, la que estableció: “Es extraño escuchar tales declaraciones dado que los cambios que ocurrieron en Armenia no se reflejaron en el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores, que recientemente presentó la candidatura de Khachaturov”. Agregó además, que Ereván debería destituir formalmente al jefe de la alianza antes de pedir a los otros miembros que lo reemplacen.

En un informe separado, TASS confirmó también que el canciller ruso Sergei Lavrov le hizo un comentario similar a su par armenio Zohrab Mnatsakanian el pasado jueves. “En particular, le señaló que, de conformidad con las normas y procedimientos de la organización, la parte armenia debe retirar oficialmente a su representante del cargo si dicha decisión fuera tomada en Ereván”

En Ereván se desestimaron las críticas durante la tarde del sábado. De acuerdo a la agencia de noticias Interfax, “una fuente con una muy buena posición en Ereván” detalló: “Consideramos ineficaces las explicaciones y discusiones públicas, dado que conocemos bien los estatutos y procedimientos de la OTSC”.

“Estamos comprometidos y respetamos las disposiciones del organismo”, insistió el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Tigran Balayan. Durante nuestra presidencia en la OTSC hemos hecho todo lo posible para fortalecerla”.

Hablando con esta agencia, el portavoz evitó adelantar quién podría ocupar el lugar del secretario: “Primero tenemos que esperar la decisión definitiva de reemplazarlo”.

Rara vez Rusia ha hecho declaraciones públicas críticas hacia Armenia en el pasado. Desde la disolución de la Unión Soviética ambas naciones han mantenido vínculos políticos, militares y económicos.

El primer ministro Nigol Pashinian se comprometió repetidamente a mantener esta relación desde que llegó al poder en mayo pasado. Sin embargo, cuando era opositor del gobierno anterior, el actual mandatario no se privó de criticar estos vínculos.

Moscú señaló sus preocupaciones poco después de que el SIS acusara a Khachaturov y solicitó permiso a un tribunal en Ereván para arrestarlo. “Estamos monitoreando de cerca lo que está sucediendo con este tema”, explicó el vicecanciller Grigory Karasin.

Desde el tribunal acordaron concederle la libertad bajo fianza al militar unas horas más tarde. El SIS basa sus acusaciones contra éste, Kocharian y el entonces ministro de Defensa Harutiunian en una orden secreta que se emitió al ejército armenio durante las manifestaciones postelectorales organizadas por Levón Ter Petrosian. Al parecer se les habría ordenado a las autoridades militares moverse a Ereván antes de que el presidente declarara el estado de emergencia el 1º de marzo. Según la agencia esto viola las disposiciones constitucionales que garantizan la neutralidad política de las fuerzas armadas.

Kocharian insistió el jueves en que el ejército simplemente estaba en alerta máxima para evitar que algunos de sus soldados y oficiales escuchen los pedidos de Ter Petrosian para que los altos militares se unan a su movimiento. El exjefe de estado argumentó también, que las unidades militares no estaban involucradas en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

Pashinian, quien jugó un papel clave en este movimiento, fue el orador principal en una manifestación del 1º de marzo de 2008 celebrada a varias calles de la escena de violencia. Posteriormente el actual premier pasó casi dos años en prisión por ser considerado organizador de “disturbios masivos” en la capital armenia, acusación que negó diciendo que estaban motivadas políticamente.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora