Noticias en idioma armenio

Critican a gobernadores por adjudicarse bonos de fin de año

Una práctica que cosechó críticas

Gaguik Sarkissian gobernadorEreván (RFE/RL).- Legisladores de la oposición condenaron el lunes 21 de enero a varios gobernadores provinciales armenios por pagarse a sí mismos y a sus empleados generosos bonos de fin de año.

Según se informó, los líderes provinciales de, por lo menos, Ararat, Armavir y Siunyk, recibieron premios económicos equivalentes a sus salarios mensuales. Cabe destacar que todos ellos han estado en el cargo menos de un año.

De acuerdo a la investigación de Hetq.am, Garik Sargsian (foto) de Ararat recibió 690.000 dram adicionales (1.420 dólares) a fines del mes pasado, mientras que su sueldo es de 660.000 dram. El político, miembro del partido de Nigol Pashinian Contrato Civil, se había desempeñado como alcalde de un pueblo antes de ser nombrado finalmente para este cargo en junio. Durante aquella gestión, él aseguraba haber vendido un auto que pertenecía a la administración local para ahorrar fondos e ir en su lugar en bicicleta al trabajo.

Los parlamentarios de ambas minorías denunciaron estos bonos manifestando que eran perversos y poco éticos. “Esto es inaceptable para nosotros. Creo que después de la protesta los gobernadores deberían reconsiderar sus políticas, porque pagar primas tan generosas del presupuesto estatal es inadmisible”, comentó Ani Samsonian de Armenia Luminosa.

Sergei Bagratian, un importante diputado de Armenia Próspera que ya se ha desempeñado como gobernador, aseguró que si bien estos premios no son ilegales, es moralmente incorrecto que los líderes provinciales se recompensen a sí mismos. “Solo los eslabones más bajos de las administraciones, cuyos salarios son más pequeños, debería recibir este dinero. Yo nunca recibí un beneficio así”, le comentó el legislador a RFE/RL.

Lena Nazarian, vicepresidente de la Asamblea Nacional en representación de Mi Paso, también desaprobó estas decisiones y explicó que deberían haber sido más modestos a la hora de ejecutar tales premios.

Sin embargo, Lilit Makunts, la líder de la facción oficialista, fue menos categórica al respecto: “Si la ley lo permite, no está prohibido y por lo tanto no puedo denunciarlo”. Aun así detalló que su bloque debería discutir el tema y considerar restringir legalmente la capacidad de los gobernadores de darse un bono a voluntad.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora