Noticias en idioma armenio

Desgarrados, los armenios de Siria tienen pocas esperanzas

Una guerra con varios frentes

Ereván (Sara Khojoyan para ArmeniaNow).- Luego de casi cinco años de guerra, incluso en estos momentos cuando Rusia está tratando de resolver el problema a través de ataque aéreos, el futuro de Siria es incierto. Del mismo modo es inseguro el futuro de la comunidad armenia de ese país.

La colectividad sirio-armenia, qGuerra Alepoue fue una de las mayores y más poderosas de la Diáspora, se estableció por los sobrevivientes del Genocidio Armenio que a partir de 1915 lograron huir de la muerte y encontraron refugio en la vecina Siria. Pero la guerra civil, que todavía está en su apogeo, logró desgarrar en pedazos la sólida comunidad y la obligó a dispersarse por todo el mundo.

“Los ataques aéreos de Rusia no son suficientes para normalizar la situación en poco tiempo porque la realidad es muy grave”, razonó Sergey Minasyan, subdirector del Instituto de Política Científica del Cáucaso con sede en Ereván. “La Fuerza Aérea rusa no ha tenido bajas hasta el momento, al igual que el personal militar de tierra de ese origen, sin embargo no podemos vislumbrar éxito alguno de las tropas sirias. Los combates son intensos y aún no se sabe si tendrán un resultado favorable”, agregó el experto.

De acuerdo a Minasyan, tarde o temprano se llegará a la conclusión de si deben intensificar los embates aéreos y aumentar el apoyo a las fuerzas terrestres. La incógnita es si Rusia va a tomar parte en esa operación con algún formato limitado.

“A pesar de que los mandos político-militares rusos hayan declarado en repetidas ocasiones que su participación en operaciones terrestres no está siendo considerada por el momento, nada es imposible”, continuó Minasyan.

Mientras tanto, a causa de los recientes bombardeos sobre el poblado armenio de Nor Kiugh, el número de armenios muertos en el enfrentamiento civil se eleva a 127 personas.

“La vida en Alepo se ha vuelto imposible en todos sus aspectos. La inseguridad, la falta de agua y energía eléctrica hace todo más difícil. La gente tiene el deseo de irse, como ya muchos lo han hecho en estos últimos años. Sin embargo, tampoco es pequeño el número de habitantes de origen armenio que quiere permanecer aquí”, escribe en una red social Manvel Keshishian, un armenio de Siria.

Aunque no se poseen datos concretos y verificables, algunas estimaciones sugieren que ya sólo quedan unos cinco mil armenios en el país, en lugar de los setenta mil de otrora. Antes del inicio de la guerra civil sólo en Alepo residían más de cincuenta mil armenios.

“La vida en Alepo transcurre de algún modo. A veces los bombardeos se detienen por dos o tres semanas y comenzamos a tener esperanzas y optimismo. Pero de pronto las bombas regresan y el sonido de las explosiones nos desanima nuevamente”, escribe Keshishian.

Hrair Aguilian, un armenio-sirio que se trasladó a Armenia desde Alepo hace ya unos años, asegura que aunque el 90% de los que emigraron planea volver a Siria, piensa que ese deseo no será posible en un futuro cercano porque sienten que el conflicto va a durar mucho tiempo. Cree también, que la intervención rusa no hará que la guerra finalice antes.

“Es por eso que creo que mantener la comunidad armenia allí es sólo un sueño. La colectividad está en agonía, sólo unos pocos miles resisten en Siria. Seguramente en los próximos tiempos también Alepo quedará sin armenios”, dijo Aguilian a ArmeniaNow, agregando con pesar que los armenios de Siria no han sido capaces de unirse.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora