Noticias en idioma armenio

¿Dónde está Serge Sarkissian?

El expresidente se mantiene oculto

serge-pashinianEl expresidente fue el enemigo número uno de la “Revolución de Terciopelo”.

Desde que fue expulsado del poder se mantiene casi desaparecido, aunque todavía permanece en el país y parece estar a salvo -por ahora- de la ola de juicios contra exfuncionarios.

Ereván (Ani Mejlumian para Eurasianet).- Cuando Serge Sarkissian emitió su voto en un gimnasio escolar durante las elecciones del 9 de diciembre, fue necesario que la máquina que detectaba las huellas dactilares lo reconociera. Un video del evento se hizo viral en Armenia, fue una rara aparición pública para el expresidente, que supo ser el hombre más reconocido del país, pero que desde que fue destituido en abril del año pasado se ha mantenido casi en la invisibilidad.

Sarkissian fue el blanco de las masivas protestas callejeras que finalmente llevaron a su derrocamiento. El lema principal de estas había sido “Rechazar a Serge”. Su renuncia en abril después de 10 años mostró escenas de festejos inéditas en varias partes del país.

Sin embargo, a diferencia de otros jefes de estado del período exsoviético, el líder republicano permaneció en la nación luego de dejar el cargo. También se ha salvado hasta ahora de la ola de juicios que afectó a varios de sus socios y familiares.

Actualmente vive tranquilamente en el pueblo de Dzoraghpyur, en las afueras de Ereván, en una casa que pertenece a su yerno Mikael Minasyan, aunque viaja regularmente a la capital para trabajar. El gobierno le ofreció una residencia oficial, pero la rechazó por “razones de seguridad”, explicó a Eurasianet una fuente cercana al exmandatario.

Según deslizó este allegado, la desaparición de Sarkissian de la vida pública se debe en parte a la “atmósfera actual” en la que el abanico político está dominado por Nigol Pashinian, quien había liberado las marchas en su contra. “Lleva un registro de todo, pero todavía no planea hablar pronto”. En cuanto a Facebook, unas de las principales fuentes de expresión política en Armenia, Sarkissian no lo lee por sí mismo, pero le informan sobre las discusiones más destacadas.

También explicó que todavía no tiene intención de retirarse de la política: “Sarkissian nunca fue un tipo locuaz. Debe haber un ambiente y un momento adecuado, que sea propicio para ello”.

Por ahora sigue siendo jefe del partido

Aunque se mantiene desaparecido de la opinión pública, continúa activo en la política, como líder del Partido Republicano. Antes del último sufragio legislativo, Sarkissian iba todos los días a Ereván para ayudar a coordinar la campaña.

“Él es el jefe del partido”, aseguró el vicepresidente de la fuerza, Ashurasyan. “Confiando en los más jóvenes, nos dejó la campaña a nosotros. Pero está informado, nos consulta y nos critica. Él está en el proceso, observando la situación, tratando de no interferir mucho, pero disfrutando de la nueva generación de republicanos”.

Igualmente, desde el partido parecen haber reconocido que Sarkissian no es actualmente una figura muy popular, y por lo tanto, quedó excluido de la lista de candidatos, que fue encabezada por el exministro de Defensa Vikén Sarkissian. De igual manera, el desempeño fue por debajo de las expectativas y no lograron superar el mínimo necesario para ingresar en el parlamento.

Según los informes, algunos miembros se opusieron al liderazgo del expresidente. Al parecer varios estaban descontentos con la aparición de ciertos candidatos dentro de la lista, hecho por el que culparon a Sarkissian.

Aun así, el extitular de la cartera de Defensa confirmó que nunca se habló la posibilidad de que este dejara de ser líder. En una conferencia de prensa en noviembre, confirmó que las decisiones se tomarían en el congreso del partido en la primavera armenia.

Por ahora escapa de la persecución

A pesar del papel central que desempeñó el exjefe de estado armenio en la narrativa de las protestas, desde que asumió el cargo, Pashinian se ha mantenido relativamente callado respecto a su predecesor, y en su lugar apunta la mayor parte del fuego a otros exfuncionarios, especialmente al expresidente Robert Kocharian.

El hecho de que Sarkissian haya permanecido indemne ha provocado especulaciones sobre un posible acuerdo que pudo haber hecho con el actual premier cuando renunció, despejándole el camino para que tomara su lugar. Sin embargo, fuentes cercanas a este lo negaron: “No hubo acuerdos. No sucedió nada, excepto lo que se hizo público”.

En una conferencia de prensa en diciembre, se le preguntó a Pashinian por qué aún no se habían presentado cargos criminales contra su antecesor. “Esa es una prueba más de que los organismos de investigación no funcionan en base a mis planes, sino a los datos que tienen”, respondió el primer ministro entonces. (Esta afirmación puede ser discutible, ya que ha surgido una creciente evidencia de que estuvo involucrado personalmente en decisiones sobre casos criminales contra Kocharian).

Muchos de los socios y familiares de Sarkissian no han tenido la misma suerte, y fueron el blanco de investigaciones del nuevo gobierno. En septiembre, el apuntado fue su hermano Alexander (comúnmente conocido como “Sashik”). “Sashik Sarkissian tiene treinta millones de dólares en un solo banco armenio”, dijo el premier, pidiendo además que devuelva voluntariamente el dinero a la tesorería del estado. Finalmente en noviembre cumplió con este pedido y acordó entregar esa enorme suma al estado.

A su vez, en el verano, la policía armenia allanó la casa de un sobrino, Narek Sarkissian, y descubrió grandes depósitos de drogas y armas. Este huyó del país, pero en diciembre fue arrestado en Praga, con un pasaporte falso guatemalteco bajo el nombre de “Franklin González”. Las autoridades también presentaron cargos contra otro sobrino, Haik Sarkissian, relacionado con un tiroteo en 2007.

Pero por ahora, el expresidente se encuentra a salvo. “Creo que hay cierto sentido de aprecio, después de todo, Serge le entregó el poder a Nigol. No usó la fuerza y ​​no le pidió a Rusia que interfiriera para apoyarlo”, comentó Emil Sanamyan, un analista armenio radicado en Washington. “A lo largo de los años, Serge se ha movido para suavizar la presión del gobierno sobre la oposición, entre otras cosas otorgando una amnistía a Nigol (después de que Pashinian fuera encarcelado por su papel de organizador de las protestas de 2008). Creo que esta es la principal razón por la que ha evitado la ira del actual mandatario”

El silencio público del republicano también le ha servido, admite el especialista, en contraste con lo que pasó con Kocharian, quien tomó notoriedad después del ascenso de Pashinian como un crítico abierto de las nuevas autoridades. “Serge permaneció completamente en silencio cuando las personas más cercanas a él, y otros como Kocharian, eran atacados, lo que me dice que Sarkissian todavía tiene temor de antagonizar con el premier”, detalló Sanamyan.

Otro analista, Richard Giragossian aseguró que había “dos escenarios igualmente plausibles” por los cuales el expresidente permaneció fuera del alcance de las investigaciones anticorrupción: “Primero, a pesar de los rumores, el propio Sarkissian puede haber sido lo suficiente inteligente como para evitar cualquier conexión personal directa con la riqueza ilegal o la corrupción, confiando en su jefe de seguridad y en su famoso hermano para ocultar guardar su propia riqueza. O segundo, pudo haber estado más allá de la tentación de acumular riquezas, prefiriendo el poder por sobre el dinero, una tendencia que ya ha mostrado a lo largo de su carrera política”.

De hecho, si bien muchos funcionarios armenios han estado implicados en escándalos que involucran posesiones offshore, el nombre de Sarkissian nunca ha aparecido en esos informes. Oficialmente, el exmandatario declaró que a fines de 2017 tenía 26 millones de dram en activos, algo más de 50.000 dólares.

Sin embargo, no está claro cuánto tiempo permanecerá incólume. El jefe del Servicio de Investigación Especial, Sasún Khachatrian, ha dicho que será interrogado por la violenta represión hacia las protestas poselectorales de 2008, el foco de los cargos contra Kocharian. “Serge Sarkissian es un testigo importante”, había dicho este último en septiembre. “O tal vez no es solo un testigo”, dijo, habilitando las sospechas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora