Noticias en idioma armenio

Dos caricaturistas turcos condenados a prisión por “insinuar que Erdogan es homosexual”

4_caricaturaSucedió en verano, poco después de la elección de Recep Tayyip Erdogan como 12º Presidente de la República de Turquía. En el dibujo se ve a Erdogan llegando al monumental palacio presidencial y siendo recibido por lo que parecen ser dos miembros de su Partido Justicia y Desarrollo (AKP), a quienes habla de “sacrificar a un periodista”. La viñeta, publicada el pasado 21 de agosto en el semanario satírico “Penguen”, hace referencia a los sacrificios rituales de corderos en la religión musulmana, al final del Ramadán o, en la tradición turca, también al inaugurar un negocio o edificio.

Pero un detalle llamó la atención de los censores: mientras estrecha la mano de Erdogan, uno de los supuestos miembros del AKP hace un círculo juntando los dedos pulgar e índice, un gesto considerado obsceno en Turquía porque se supone que sugiere una penetración anal (y que se utiliza para decir: “¡Que te den!”).

Esto fue suficiente para que la fiscalía acusase a sus dos autores, el guionista Özer Aydogan y el dibujante Bahadir Baruter, de “nsultar al presidente” sugiriendo una posible homosexualidad. El viernes 27 de marzo un tribunal turco consideró probado el delito, sentenciando a ambos a una pena de 11 meses de prisión.

Tanto Aydogan como Baruter, han negado en todo momento la acusación. “Si observas el dibujo al completo, ves que la broma no tiene nada que ver con ese gesto”, afirmó el dibujante durante su alegato de defensa. Baruter, de hecho, se enfrenta ahora a un segundo juicio por haber alegado que “la interpretación incorrecta del gesto de la mano por el fiscal podría estar relacionada con su subconsciente”, según informa el diario “Hürriyet Daily News”.

La sentencia se produce en mitad de una oleada de juicios por presuntas ofensas a Erdogan. Más de setenta personas han sido llevadas a juicio o interrogadas desde agosto bajo la acusación de “insultar al presidente”, entre ellos algunos menores de edad, y varios más han perdido su empleo por haber hecho comentarios críticos o despectivos en las redes sociales.

Ahora, además, comienzan a darse las primeras sentencias. Hace pocos días, Mine Bekiroglu, una periodista de 28 años de la ciudad meridional de Adana, fue condenada a 5 meses de cárcel por presuntos comentarios insultantes escritos en Facebook, mientras que otros dos compañeros suyos, Abdulá Özyurt y Aytekin Gecici, vieron sus domicilios registrados por la policía por ese mismo motivo. Los tres alegan que sus comentarios eran “críticos pero no insultantes”. “No creo que haya ningún insulto en los mensajes que compartí en las redes sociales. Expresé mis ideas, y no mencioné a nadie en mis críticas”, afirmó Özyurt.

Otro periodista, Mustafa Hos, fue llamado a testificar ante la fiscalía de Estambul, bajo la sospecha de haber insultado a Erdogan en su libro “Gran Jefe”. “Soy un periodista. He escrito este libro dentro del marco de la libertad de expresión. No tengo intención de insultar a nadie. El margen de tolerancia a la crítica de un funcionario público debería estar por encima del de otra gente. Las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos van en esa dirección”, afirmó Hos, refiriéndose a las críticas expresadas recientemente por dicha corte hacia el elevado número de juicios por presuntas ofensas al presidente de Turquía.

Daniel Iriarte
ABC de España

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora