Noticias en idioma armenio

Dura carta de la FRA-Tashnagtsutiún de EE.UU. a Barack Obama

Frente a la negación del presidente estadounidense

Obama mentirosoEn vísperas de la declaración que año tras año llevan a cabo los presidentes estadounidenses en ocasión del 24 de Abril y en la seguridad que una vez más el primer mandatario Barack Obama iba a omitir el término genocidio en su mensaje, la comunidad armenia mantuvo una reunión con el jefe de Estado Mayor, Dennis McDonough y el secretario adjunto de Seguridad Nacional Ben Rhodes. La conclusión del encuentro fue que nuevamente la administración Obama iba a incumplir con la obligación adquirida con los armenio-estadounidenses.

Ante la evidente falta de compromiso con los derechos humanos y la verdad histórica, el Comité Central de la FRA-Tashnagtsutiún de la costa este de los Estados Unidos dio a conocer la siguiente declaración: “Si no es capaz de utilizar la palabra genocidio para marcar adecuadamente el Centenario del Genocidio Armenio, entonces, señor Presidente, es mejor que no emita ningún comunicado. Luego de aguardar seis años a que Usted cumpla con sus promesas, la paciencia de nuestra comunidad ha llegado a su límite. Los hechos son innegables. La política oficial que llama a los diplomáticos estadounidenses a distorsionar los hechos históricos, es insostenible”.

La nota de la FRA-Tashnagtsutiún agrega que Obama podría haber dicho la verdad y acompañar al Papa Francisco, al Parlamento Europeo e incluso a aquellos países otrora aliados de Turquía, como Austria y Alemania, en su reconocimiento del Genocidio Armenio. En cambio, el jefe de estado demostró otra vez más falta de coraje y entereza moral, mostrándose como el líder de la nación más poderosa del mundo que se desmorona frente a las amenazas vacías de una Turquía genocida.

“Señor Presidente, la comunidad armenio-estadounidense, y de hecho las personas de buena voluntad de todo el mundo esperan más. Ellos no quieren ni necesitan otra declaración de un 24 de Abril que no identifique adecuadamente el Genocidio Armenio”, finaliza el comunicado.

Al referirse a la declaración, Aram Hamparian, director Ejecutivo del Consejo Nacional Armenio de los Estados Unidos (ANCA), dijo que al tratar de esconder el genocidio con juegos de palabras, el presidente Obama esquiva la verdad y “cae por debajo de la dignidad del pueblo estadounidense”.

“El candidato Obama estaba en lo cierto cuando dijo que ‘Estados Unidos se merece un líder que hable con la verdad sobre el genocidio armenio y responda enérgicamente a todos los genocidios’, pero resultó que su intento equivocado destinado a apaciguar a Ankara, sólo logró aislar a Washington del mundo libre”, expresó Hamparian.

Declaración oficial del presidente Barack Obama

“Este año marca el centenario del “Medz Yeghern”, la primera atrocidad masiva del Siglo XX. A partir de 1915 los pobladores armenios del Imperio Otomano fueron deportados, masacrados y marcharon rumbo a su muerte. Su cultura y el patrimonio de su antigua patria fueron borrados. En medio de la horrible violencia y sufrimiento perecieron un millón y medio de armenios.

Cuando se desarrollaban los horrores de 1915, el embajador estadounidense Henry Morgenthau, se enfrentaba a los líderes otomanos y hacía sonar la alarma dentro del gobierno de Estados Unidos. Debido a esfuerzos como el suyo, la verdad del “Medz Yeghern” emergió y llegó a influir en el trabajo posterior de campeones de derechos humanos como Raphael Lemkin, quien fue uno de los que ayudó a confeccionar el primer tratado de derechos humanos en las Naciones Unidas”.

Luego de recordar las campañas solidarias desarrolladas por el pueblo estadounidense que reunió por entonces decenas de millones de dólares para asistir a las víctimas del genocidio, Obama se refirió a los miles de refugiados armenios que comenzaron una nueva vida en ese país.

“Este Centenario es un momento solemne. Se nos invita a reflexionar sobre la importancia de la memoria histórica y el difícil trabajo de ajustar cuentas con el pasado. He afirmado permanentemente que mi punto de vista no ha variado. Un reconocimiento pleno, franco y justo de los hechos está en todos nuestros intereses. Los pueblos y las naciones se hacen más fuertes, y construyen una base para un futuro más justo y tolerante, reconociendo y aceptando los elementos dolorosos del pasado.

Damos la bienvenida a la expresiones del Papa Francisco, historiadores turcos y armenios, y de muchos otros que han tratado de arrojar luz sobre este oscuro capítulo de la historia. En este solemne centenario, estamos con el pueblo armenio en su recordación y nos comprometemos a que su dolor no sea olvidado. Y también nos comprometemos a aprender de este doloroso legado para que las generaciones futuras no sufran el mismo destino”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora