Noticias en idioma armenio

El Centenario no se interrumpe el 24 de Abril

Opinión

marcha 3La comunidad armenia pareció despertar de un letargo de largos años. Los actos conmemorativos del Centenario del Genocidio congregaron multitudes de descendientes de armenios y muchos otros ciudadanos que se sintieron solidarios con la causa que buscamos reivindicar desde hace ya un siglo.

Cada uno de los eventos que se llevaron a cabo contó con la activa presencia y participación de miles de miembros de nuestra comunidad, algo a lo que realmente estábamos desacostumbrados. Debemos aceptar que por distintos motivos, la ausencia de muchos compatriotas era cada vez más notoria. Distintos motivos desde la falta de motivación, ausencia de compromiso identitario y también, por qué no, económicos, hicieron que muchas de las actividades organizadas por las instituciones tuvieran la señalada carencia.

Pero todo cambió con el Centenario y debemos celebrarlo. Compartir la tradicional marcha o reencontrarse en la Rural o en el Luna Park, fue una agradable materia que muchos transitamos.

Fue emocionante observar el paso de familias enteras, muchas de ellas con sus pequeños hijos que llevaban orgullosos los distintivos de la Nomeolvides o alguna de las miles de banderas tricolores que vimos flamear en las últimas semanas.

Esa emoción se vivió también en Córdoba y Rosario, donde todos los actos tuvieron inmenso éxito. También en Uruguay y Brasil se repitió el fenómeno de agrupar miles de armenios en las protestas o actos conmemorativos.

Otro importante punto a destacar es el de la participación comunitaria en las redes sociales. Como nunca, las informaciones relativas al Centenario recorrieron a gran velocidad miles de kilómetros integrando a armenios de todo el mundo que se vincularon para compartir el intenso sentimiento que nos embargó a todos.

También hay que destacar la intervención de muchos jóvenes que colaboraron fervorosamente en la organización de los actos o simplemente apoyaron los mismos propagando las noticias entre sus allegados, comprometiéndolos a participar de forma activa.

Probablemente haya habido errores, algunos voluntarios, otros no tanto. Ese tema será, tal vez motivo de análisis por parte de la Comisión de Conmemoración, que en el momento que vea oportuno formulará una evaluación de todo lo actuado y seguramente la dará a conocer a nuestra comunidad.

De todas maneras, lo perentorio es no dar por concluido el Centenario a pesar de que algunos eventos ya se hayan desarrollado. El Centenario abarca todo el 2015 y es nuestro deber mantener este nivel de participación en todos y cada uno de los actos venideros.

Debemos tomar conciencia que, como lo repetimos una y otra vez, que 24 de Abril son todos los días. Que nuestra tarea no debe menguar y que toda oportunidad para promover nuestra causa y justas reivindicaciones no debe ser desperdiciada. Nuestro enemigo no es sólo la Turquía negacionista, también puede serlo nuestra propia indolencia.

Todos somos sobrevivientes. Hemos recibido un legado de sangre de nuestros mayores y no podemos dejar de lado nuestras responsabilidades pues tenemos en nuestros hombros el mayor de los compromisos, la defensa de nuestra identidad armenia.

Jorge Rubén Kazandjian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora