Noticias en idioma armenio

El futuro primer ministro tendrá menos poderes militares

A partir de abril próximo entrará en vigencia el sistema parlamentario de gobierno

Karen_Karapetyan_serge-SarkissianEreván (RFE/RL).- En abril próximo se pondrá en marcha la reforma constitucional que transformará al Primer Ministro en la máxima autoridad del país. Sin embargo, éste tendría menos autoridad sobre las fuerzas armadas que el actual presidente, en caso de ser aprobado un proyecto de ley propuesto desde el oficialismo.

La actual constitución armenia le entrega al presidente grandes poderes, entre ellos el derecho a introducir la ley marcial, llamar a una movilización general y pedir al parlamento que declare la guerra. De aprobarse un proyecto de ley que se dio a conocer desde el gobierno el mes pasado, se transferirán dichos poderes al gabinete, en detrimento del primer ministro, quien sin embargo sí se convertirá en el nuevo comandante en jefe del ejército armenio.

La denominada Ley de Defensa también introducirá una cadena de mando más compleja, con el ejército controlado por el gobierno y particularmente por el ministro de Defensa. Al mismo tiempo, su alto mando estaría directamente subordinado al jefe del Estado Mayor del Ejército, quien se encargará de informar a su vez al ministro de Defensa en tiempos de paz y al primer ministro durante una conflagración.

Teván Boghossian, director del Centro Internacional para el Desarrollo Humano (ICHD) con sede en Ereván, estuvo de acuerdo con la iniciativa oficial y celebró que la nueva normativa aporte un liderazgo más colectivo del ejército.

“Habrá más trabajo en equipo en cuanto a la toma de decisiones, de eso se trata el modelo parlamentario”, comentó el exlegislador por la oposición al servicio armenio de RFE / RL. “Siempre hemos luchado para garantizar que todo el poder no estén en manos del presidente”.

En relación a los cambios que se vienen en 2018, Boghossian también advirtió: “La respuesta a la pregunta de si cambiará mucho nuestra realidad a partir de abril también depende de quién alcance finalmente el puesto de primer ministro”.

Por su parte, el presidente Serge Sarkissian aún no ha aclarado públicamente que planea hacer luego de completar su segundo y último mandato. En marzo había admitido que le gustaría “desempeñar un papel para garantizar la seguridad de nuestro pueblo”. En cambio, el primer ministro Karén Karapetian sí manifestó reiteradamente su deseo de retener su puesto.

Algunos observadores han sugerido que el actual mandatario planea permanecer en el poder en una posición diferente. Cabe recordar que éste, además de ser el líder del Partido Republicano, goza de la confianza de una fuerte mayoría en el parlamento.

En este sentido, el Tashnagtsutiún ya dejó en claro su posición asegurando que la designación del candidato a ocupar ese cargo sería sólo responsabilidad del Partido Republicano. Aghván Vartanian, jefe de la bancada de la FRA en el Parlamento dijo que su partido se expedirá al respecto una vez que se conozca la identidad del postulante a Primer Ministro. “Ahora no es el momento de hablar de ello”, aseguró.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora