Noticias en idioma armenio

El nuevo gabinete fue confirmado por el presidente Armén Sarkissian

La mayoría de los ministros fueron reafirmados en sus cargos

Nuevos ministrosEreván (RFE/RL).- Los ministros de Defensa, Finanzas y Relaciones Exteriores, así como otros ocho miembros del gabinete del primer ministro Nigol Pashinian, fueron reelegidos para sus cargos. Los decretos pertinentes fueron firmados por el presidente Armén Sarkissian el sábado 19 de enero.

Por otro lado, Zaruhí Batoyan fue nombrada como ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, cartera en la que se había desempeñado hasta el momento como viceministro. La funcionaria de 39 años, es la primera nueva miembro del flamante gabinete.

Cabe destacar que quienes han permanecido en sus cargos son además las figuras más importantes de la alianza Mi Paso, como Arayik Harutiunian, ministro de Educación y Surén Papikian, ministro de Gobierno Local. Por su parte, el titular de Justicia, Artak Zeynalian, es miembro del bloque pro-occidental que desafió a la coalición oficialista en las elecciones del 9 de diciembre.

A su vez, David Tonoyan, Atom Janjughazian y Zohrab Mnatsakanian, ministros de Defensa, Finanzas y Relaciones Exteriores, respectivamente, son tecnócratas que no están afiliados a ninguna fuerza política.

Dos de los tres viceprimeros ministros, Tigrán Avinian y Mher Grigorian, también habían sido reelegidos el miércoles pasado. Cabe aclarar que el propio Pashinian indicó que todavía no había tomado una decisión final sobre la estructura del nuevo gobierno, y que por lo tanto solo nombraría dos tercios de su gabinete.

En una transmisión por medio de la red social Facebook al día siguiente, el premier reafirmó su intención de reducir el número de carteras, explicando que esto haría que el poder ejecutivo fuese más eficiente y menos proclive a la corrupción. En este sentido, defendió el ya anunciado cierre del Ministerio de la Diáspora y la fusión de los ministerios de Cultura y Educación.

Desde que llegó al poder en mayo el mandatario se había comprometido en repetidas ocasiones a reducir el tamaño de la burocracia estatal, aclarando que la misma estaba muy sobredimensionada y era ineficiente.

Un proyecto de ley que circuló el mes pasado estipulaba la disminución de 17 a 12 ministerios. Recientemente, centenares de empleados de estos órganos afectados organizaron protestas callejeras en diciembre, por temor a perder sus trabajos.

Algunos especialistas cuestionaron este supuesto beneficio de reducir el aparato gubernamental y argumentaron que los nuevos “súper ministerios” solo frenarían el trabajo del estado. A su vez, algunos grupos opositores, en particular Armenia Luminosa, han criticado este aparente recorte que escondería otros propósitos políticos.

La polémica medida mantendría a la Policía de Armenia, al Servicio de Seguridad Nacional (SSN) y a las agencias que se encargan de la aduana y la recaudación de impuestos vinculados directamente al primer ministro, en lugar de reportar al gabinete o a la Asamblea Nacional.

Bajo el anterior sistema de gobierno, dichos órganos respondían al presidente de la república. Cuando Serge Sarkissian tomó la medida de pasar a un modelo parlamentario se aseguró que dependieran del primer ministro.

Edmon Manukian, líder de Armenia Luminosa, exigió la semana pasada que estas agencias sean trasladadas bajo la órbita de los ministerios. “La atención pública se centra en las carteras de la Diáspora y Cultura, pero la clave aquí es la Policía, el Servicio de Seguridad Nacional y el Comité Estatal de Ingresos que deben ser puestos bajo supervisión parlamentaria”, les afirmó a los periodistas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora