Noticias en idioma armenio

El principal asesor de política exterior de Pashinian es un empresario con deudas en el extranjero

Exvocero de Levón Ter Petrosian

Pashinian-GasparyanEreván (Grigor Atanesian para Eurasianet).- Como principal asesor de política exterior del primer ministro Nigol Pashinian, Arsén Gasparian (a la derecha de Pashinian en la imagen), maneja una de los temas más sensibles de Ereván: Rusia. Desde su nombramiento en julio, se ha reunido en varias ocasiones con importantes funcionarios de esta nación, e incluso formó parte de la delegación del premier en Moscú para una reunión con Vladimir Putin a principios de septiembre.

Al mismo tiempo, ha estado luchando contra una demanda por una deuda impaga en Estados Unidos. Según los registros públicos examinados por Eurasianet, se han presentado tres acusaciones en los últimos tres años contra este ciudadano armenio-estadounidense, por deudas de aproximadamente unos 25.000 dólares. Dos de las demandas se han resuelto, pero la tercera todavía está en curso, con la moción más reciente contra él, presentada en una corte de Florida el 1º de octubre.

Aunque los problemas financieros no son inusuales, y las cantidades no son enormes, inevitablemente surgen preguntas sobre su vulnerabilidad y lealtad. Los problemas de deudas suelen ser descalificadores, incluso para acreditaciones de seguridad de bajo nivel en muchos países. Para un funcionario en Estados Unidos, tal historial financiero “levantaría la alerta roja”, dijo Andy Wright, quien se desempeñó como abogado asociado en la Casa Blanca de Obama.

Por supuesto, las tradiciones armenias son diferentes, pero la elección de Gasparian por parte de del primer ministro se produce en medio de una serie de errores en términos de política exterior y podría a su vez dar razón a las críticas que dicen que el equipo que rodea al nuevo líder es problemático.

En una carta de 2015, hecha pública durante una demanda presentada por American Express por una cuenta impaga de una tarjeta de crédito, el funcionario escribió que estaba enfrentando “problemas financieros críticos”.

En 2016, viajó a Armenia para vender una propiedad con el fin de pagar una deuda de aproximadamente diez mil dólares a un amigo. En correos electrónicos enviados al tribunal, trató de explicar su problema con este, Greg Kahwajian, a quien le había prometido devolverle el dinero en 2014. Sin embargo, su “compañero” cada vez perdía más la paciencia: “Consígueme el dinero. Ya es suficiente”.

En declaraciones a Eurasianet, Gasparian afirmó que no tenía ningún comentario respecto a estas demandas. “Eso es una demanda civil, y no tiene sentido escribir sobre ella porque no le interesa a nadie. Es un asunto estrictamente personal”, afirmó. También expresó que no planeaba asistir a la próxima audiencia, porque “esos asuntos son atendidos por los abogados”. Sin embargo, los registros de la corte indican que actualmente él se está representando a sí mismo en el caso.

Antes de ser nombrado por Pashinian en julio, el hombre de 52 años era poco conocido en Armenia, después de haber pasado la mayor parte de las últimas dos décadas en Rusia y en Estados Unidos. Ocupó varios cargos en el Ministerio de Relaciones Exteriores en la década de ‘90, siendo su portavoz entre 1996 y 1998, durante la presidencia de Levón Ter Petrosian.

Al mismo tiempo, se fue haciendo amigo del actual mandatario, quien entonces era el editor del periódico Oragir. “Nos conocemos muy bien y nos mantenemos en contacto. Es un honor para mí que me ofreciera este puesto y confiara en mí para administrar las relaciones internacionales y las relaciones económicas extranjeras”, detalló el exvocero.

Un miembro del gobierno, que prefirió no dar su nombre, dijo que en general, en la oficina de Pashinian, “los asesores no son nominados, sino que son conocidos de él”.

Después de dejar la cancillería, Gasparian se mudó a Moscú, estableciéndose como un pionero de lo que llamó “el estilo de vida de fumar cigarrillos”. A principios de la década de 2000, fundó y dirigió la primera revista de tabaco de Rusia, “Hecho a Mano”, apodada por el mismo como “la emocionante guía de una escuela de lujo”.

Más tarde se mudó a Florida para iniciar Arsén, su propia marca de cigarros dominicanos, junto con el restaurador Augusto Reyes. Estos se distribuyeron en Norteamérica, Rusia y Ucrania. Hasta 2014, también se desempeñó como presidente de Vitolier, un importador de este mismo producto con sede en Florida.

Los datos oficiales de Gasparian en el sitio web del gobierno armenio no incluyen estos negocios, ni mencionan sus trabajos más recientes como ejecutivo en una compañía petrolera, propiedad de un importante empresario ruso del sector energético. En 2016, una revista de negocios dijo que era “director de la Oficina de Estados Unidos” de Esproenko International, una corporación de petróleo y gas con sede en España. Pero, si bien confirmó dicho trabajo, dijo que había concluido en 2015.

“Después de 2014, no tenía ningún interés comercial en absoluto. Estaba trabajando en una editorial en Rusia, y después de eso tuve un pequeño negocio de fabricación de cigarros en República Dominicana, que finalmente cerré. Después de eso, no tuve interés comercial de ningún tipo”.

Tales omisiones en su currículum “presentan problemas relacionados con falta de confianza”, dijo Mark Zaid, un abogado de seguridad nacional en Washington. “Si este fuera un caso en nuestro país, habría algunas señales de alerta reales para que cualquier agencia involucrada considere si esta persona debería tener un trabajo o una autorización en seguridad”.

Bajo la ley armenia, se puede negar o despojar a un funcionario una habilitación de seguridad si él o ella “ha presentado información deliberadamente falsa”. El acceso a datos sensibles sobre “política exterior” y “relaciones económicas extranjeras” requiere una autorización de este tipo.

Al mismo tiempo, Gasparian hacía malabares con sus negocios, mientras estudiaba una carrera en Florida. Él completó su doctorado en ciencias políticas en 2017, en la Universidad de Miami, con una tesis titulada “Diplomacia energética: los Estados Unidos de América y la Federación Rusa”.

También enseñaba en el Miami Dade College. Si bien su currículum oficial dice que ha trabajado como “profesor” en ambos lugares desde 2006, comenzó en la Universidad de Miami en 2013, trabajando como asistente mientras estaba matriculado como estudiante de grado. Por su parte, en Miami Dade, ha enseñado desde 2015, según informó un portavoz de la propia escuela a Eurasianet.

De acuerdo a lo investigado por ratemyprofessor.com, Gasparian es muy querido por sus estudiantes. “Es el mejor profesor que he tenido”, escribió un alumno en 2015. “Él va más allá para ayudarnos a entender el material. Ojalá lo tuviera en más clases”.”Lo que más amo es la academia, me encanta enseñar”, afirmó el asesor.

Financieramente, ha tenido menos éxito. Una revisión de los registros judiciales muestra que ha sido demandado tres veces desde 2015 por deudas pendientes de pago. En 2015 y 2016, American Express y Capital One Bank lo acusaron por no pagar créditos de 10.487 y 5.335 dólares,respectivamente. En el primer caso, un juez le ordenó saldar la cuenta más las costas, mientras que el segundo fue finalmente abandonado por el banco.

El problema con Kahwajian todavía está en marcha. El 1º de octubre, presentó una moción en el Undécimo Circuito Judicial de Florida por el total de la deuda más daños por 19.600 dólares, acusándolo de “robo civil”. El demandante se negó a dar detalles, asegurando que las causas “hablan por sí mismas”.

Mientras tanto, Gasparian ha estado administrando la “carpeta” de Armenia en Rusia, reuniéndose con el viceministro de Relaciones Exteriores y otros funcionarios en el Kremlin. Según afirmó, su principal responsabilidad es gestionar “las relaciones económicas extranjeras y las relaciones internacionales”. “Junto con el primer ministro, pensamos que después de las próximas elecciones parlamentarias deberíamos considerar seriamente el plano económico de nuestra política exterior”.

A su vez, a principios de octubre, también estuvo involucrado en una pequeña controversia política cuando dijo que no había obstáculos para la inversión extranjera en Armenia. Algunos medios de comunicación interpretaron que estos dichos contradecían las recurrentes afirmaciones de Pashinian, de que las votaciones legislativas anticipadas eran necesarias para atraer a los capitales extranjeros. Por esto, se vio obligado a convocar una conferencia de prensa para aclarar la cuestión.

Vale destacar que el funcionario se ha unido a un equipo de política exterior con muchos errores, los que contribuyen a la mirada de que la política exterior del nuevo gabinete es un trabajo todavía en progreso. En una visita de julio a Bruselas, el premier se quejó públicamente de que la Unión Europea no estaba proporcionando suficiente ayuda. Un enviado de este organismo respondió diciendo que la UE debe recibir primero “propuestas concretas”.

Más tarde, el gobierno presentó cargos contra Yuri Khachaturov, jefe de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, por su papel en la represión de las protestas de 2008. Moscú, que no había sido consultado, quedó horrorizado con esto. Como si fuera poco, en agosto, el esfuerzo, ampliamente publicitado, de organizar una reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, finalmente fracasó. El antecesor de Gasparian renunció poco después de esto.

“Esta es una continuación de las políticas del antiguo gobierno: elegir a personas con poco conocimiento sobre los cargos a los que están designados”, declaró Eduard Abrahamian, doctor y analista de seguridad regional en la Universidad de Leicester en Reino Unido. La gente de Pashinian “no tiene una visión de política exterior. No entienden cómo canalizar la postura internacional de Armenia”.

Además, el especialista agregó: “La falta de transparencia detrás de algunos nombramientos también resalta la concentración de poder alrededor del primer ministro. Estamos presenciando el fin del sistema político en Armenia”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora