Noticias en idioma armenio

El Tashnagtsutiún y sus organizaciones hermanas recordaron a Carlos Hassassian

A cuarenta días de su fallecimiento

CLH-cuarenta-diasLa FRA-Tashnagtsutiún y sus organizaciones hermanas recordaron a su compañero Carlos Luis Hassassian a poco más de cuarenta días de su fallecimiento. Luego del servicio de responso oficiado en la Catedral San Gregorio El Iluminador, numerosos compañeros y amigos del reconocido periodista comunitario desaparecido se dieron cita en la planta baja de la sede Eduardo Seferian de la Asociación Cultural Armenia, lugar donde también se encuentra la redacción del Diario ARMENIA, donde Carlos Hassassian trabajó toda su vida.

A pesar del tiempo transcurrido desde su muerte, el dolor de su pérdida sigue instalado entre quienes por más de medio siglo trabajaron, militaron y convivieron en la tarea comunitaria con quien fuera el referente más comprometido de la colectividad en la lucha por la conservación de la identidad armenia y su patrimonio cultural, siendo además un experimentado comunicador que se destacó por sus programas de radio o sus colaboraciones semanales en el Diario ARMENIA y otras publicaciones gráficas comunitarias.

En el acto se refirieron a la personalidad de Carlos Hassassian y su recuerdo, Edgardo Kevorkian, presidente de la filial Vartán Kevorkian de Hamazkaín, Jorge Rubén Kazandjian, director del Diario ARMENIA, Rosita Arabian (en nombre de los coreutas del Coro Gomidás), Mary Djordjalian de Minoian y Pablo Sismanian (en nombre de sus compañeros).

Hassassian-2Rosita Youssefian, compañera de vida de Carlos Hassassian (foto), agradeció a quienes participaron del homenaje y ofreció la emocionante lectura de una nota recordatoria escrita por Garó Hekimian, conductor de la audición Gomidás de Montevideo, Uruguay (Ver texto completo en la sección armenia de este número).

Particularmente sensibles fueron las palabras de Griselda Balian, hija de Rosita, quien leyó un texto dedicado a su memoria. “Desde el momento que comenzó su relación con Rosita, Carlos se incorporó a las dinámicas y a los hábitos de mi familia, sabiendo ser chistoso, pudiendo atajar ironías, aceptar contrapuntos, defender posturas, imponer pensamientos.

Carlos forjó relaciones con mis hermanas, mis cuñados, mi abuela, mis tíos, mis primos. Con unos, discutía de política; con otros, hablaba de arquitectura; con otros, de música; con otros, de tecnología. Y si a todas estas especialidades le ponemos la palabra “armenia” al final, seríamos más certeros: “Arquitectura armenia”, “Música armenia”, “Tecnología en armenia”.

Con cada integrante de mi familia, ahondaba en lo que le interesaba al otro. Quizás era su condición innata de periodista lo que le permitía preguntar y empatizar naturalmente con todos, siempre buscando realzar las habilidades, de darle valor a las participaciones comunitarias, de engrandecer los logros de los demás, siempre sugiriendo filmar, escribir y documentar lo que cada uno hacía”, dijo entre otras palabras repletas de emoción y cariño hacia el recordado Carlos.

Los participantes del acto compartieron luego un café y continuaron con la recordación de quien fuera puntal de nuestro Diario ARMENIA por tantos años.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora