Noticias en idioma armenio

El viceprimer ministro armenio niega las acusaciones de corrupción

El funcionario sugiere “malas prácticas” de la prensa

avinianEreván (RFE/RL).- El viceprimer ministro interino de Armenia, Tigran Avinyan (foto), negó haber cometido algún tipo de delito luego de que desde el medio online Hetq.am lo acusaran de participar en un acto de corrupción.

El sitio había informado que la compañía fundada por este había ganado una subvención de 35.000 dólares del Fondo de Desarrollo Agrícola cuando ya ocupaba el cargo como vicepremier. La publicación resaltaba además el hecho de que el director de este programa, Kegham Gevorgian, había sido nombrado como ministro de Agricultura.

El 1º de noviembre el primer ministro Nigol Pashinian dijo a los periodistas al respecto: “Sacaré mi propia conclusión basada en los resultados de la investigación. Tengo explicaciones, pero quiero que quede claro que no puede haber ningún acto de corrupción en Armenia”.

En sus declaraciones durante una exhibición de producción el viernes, Avinyan insistió en que su empresa productora de frutas secas obtuvo la ayuda económica de manera legal: “No puede haber conflicto de intereses aquí. Nuestra firma solicitó el programa en febrero. Nueve de las diez etapas del proceso de selección se completaron antes de la revolución e incluso casi que no estuve al tanto del proceso”.

El ministro interino de Agricultura, Kegham Grigorian, negó cualquier papel suyo en la cuestión y descartó vínculos entre su nombramiento y la decisión del fondo de otorgar ese subsidio. “He trabajado en este campo durante dos años y fui director de este fondo que es una de las estructuras más grandes del ministerio. Antes había trabajado en el sistema gubernamental por diez años”, explicó dando a entender que su designación era por mérito propio.

Mientras tanto el viceprimer ministro dio la bienvenida a esta investigación ordenada por el mandatario y admitió que la misma ayudará a mantenerse más vigilantes y “revelar varias malas prácticas de los medios”.

“La moral que solía existir en el campo político también estaba presente en la prensa y no excluyo que haya hechos corruptos en ella actualmente. En general se han publicado diferentes historias sobre mí y otros empleados públicos, y tengo sospechas de que algunas de estas fueron ordenadas”, comentó el funcionario sin dar nombres.

Este tema le sigue a una publicación anterior, en la que se alegaba que Avinyan fumaba marihuana dentro del edificio gubernamental. Desde su oficina ya habían negado tal información y anunciaron la intención de realizar una demanda contra el sitio que publicó la nota en cuestión.

Sin embargo, el viernes, el propio vicepremier aclaró que estas demandas por difamación no serán una política consistente: “Fue un caso concreto. Espero que esto envíe un mensaje a ciertos medios de comunicación que diseminan información errónea, cosa que no solo es irrazonable sino que también puede ser un riesgo”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora