Noticias en idioma armenio

El Washington Post reveló sobornos azeríes a congresistas de EE.UU.

La maniobra involucra a una decena de parlamentarios

legisladores a BakuDiario Armenia/Prensa Armenia.- El Washington Post publicó una extensa nota en la que se revela que “diez miembros del Congreso de los Estados Unidos hicieron viajes financiados en secreto por gobiernos extranjeros” y se denuncia que el gobierno de Azerbaidján, a través de la compañía petrolera estatal del país, financió viajes y pagó gran cantidad de dinero a 10 congresistas y 32 de sus asesores en 2013 para beneficiarse de sus decisiones.

Azerbaidján ya está abonada a los escándalos internacionales que muestran cómo ese país rico en petróleo utiliza la llamada “diplomacia del caviar” en sus relaciones exteriores, buscando además perjudicar los intereses de Armenia.

Según la investigación, la operación de lobby se efectivizó para que el Congreso de Estados Unidos, que en ese momento debatía sanciones contra Irán, no extendiera las sanciones a SOCAR, la compañía petrolera estatal de Azerbaidján, que al mismo tiempo es socia de la iraní National Iranian Oil Company (NIOC).

De acuerdo a la pesquisa durante ese período SOCAR y otras empresas de energía “buscaban evadirse de las sanciones económicas impuestas sobre Irán respecto de un proyecto de gasoducto de gas natural de 28 mil millones de dólares en el Mar Caspio”.

“El Congreso había aprobado dos proyectos de ley de sanciones con exenciones del proyecto, que Obama convirtió en ley en agosto de 2012 y enero de 2013. El 3 de junio de 2013, cinco días después de la conferencia de Bakú, Obama firmó una orden ejecutiva para evaluar sanciones económicas contra Irán, también con exenciones del proyecto”, explica Washington Post.

“En ese momento, el Congreso estaba considerando la resolución ‘Reducción de la Amenaza de Irán y Ley de Derechos Humanos de Siria’. El proyecto de ley contiene una disposición que exime al proyecto del gasoducto de las sanciones a Irán. La disposición dice que la medida no se aplicaría al ‘desarrollo del gas natural y la construcción y operación de un gasoducto para transportar gas natural desde Azerbaidján a Turquía y Europa’”.

“En los últimos años, en los que las relaciones entre Estados Unidos e Irán se fueron deteriorando debido a las ambiciones nucleares de Irán, el Congreso y la administración Obama intensificaron las sanciones económicas. El gobierno de Bakú, que comparte una frontera con Irán, contrató a varias firmas de lobby para cimentar una mejor relación con los políticos en Washington”, señala la investigación, para luego ejemplificar con otros proyectos donde también se liberaba a SOCAR de las sanciones a Irán.

“La Compañía Estatal de Petróleo de la República de Azerbaidján, conocida como SOCAR, canalizó, al parecer, 750.000 dólares a través de organismos sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos para ocultar el origen de los fondos destinados supuestamente para una conferencia en la ex república soviética”, reveló la nota, citando un informe de la Oficina de Ética del Congreso al que pudieron acceder los periodistas.

“Los legisladores y los miembros del personal recibieron cientos de miles de dólares en gastos de viaje, pañuelos de seda, juegos de té de cristal y alfombras de Azerbaidján por un valor de entre 2.500 y 10.000 dólares”, mientras que “los pasajes de avión para los legisladores y algunos de sus cónyuges costaron 112.899 dólares” para asistir a una conferencia en Bakú, la capital azerí.

El recorrido del dinero, según la investigación, fue desde SOCAR hacia dos supuestas organizaciones sin fines de lucro, una de Turquía y otra de Azerbaidján, que fueron las que financiaron los viajes: la Consejo Turco de Americanos y Euroasiáticos (TCAE) y la Asamblea de Amigos de Azerbaidján (AFAZ).

A pesar de que los legisladores, que además, luego de la conferencia viajaron a Turquía, alegaron no saber que quien realmente financiaba el viaje y la conferencia era SOCAR, “la petrolera emitió invitaciones, patrocinó los visados de entrada para los legisladores y miembros del personal, y colgó pancartas y carteles con el logo de SOCAR en las salas de conferencias en Bakú”.

“Los hallazgos se remitieron a la Comisión Ética de la Cámara para que investigue posibles violaciones de las normas del Congreso y las leyes federales que prohíben los gobiernos extranjeros de tratar de influir en la política estadounidense”, finaliza el trabajo publicado por Washington Post.

    

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora