Noticias en idioma armenio

Elecciones en Armenia: Nicol Pashinian continuará siendo primer ministro

elecciones 2Llamativamente las votaciones tuvieron muy bajo nivel de asistencia. Solo sufragó el 48,6% del padrón electoral. El Partido Republicano y el Tashnagtsutiún no alcanzaron el piso exigido para ingresar al Parlamento.

Ereván (RFE/RL).- La alianza Mi Paso del primer ministro interino Nigol Pashinian ganó el domingo 9 de diciembre las elecciones parlamentarias de Armenia con más del 70% de los votos. De esta forma, el oficialismo pasará a controlar dos tercios de la nueva Asamblea Nacional.

De acuerdo a los resultados publicados por la Comisión Central Electoral (CCE), el Partido Armenia Próspera de Gaguik Tsarukian terminó segundo, con un 8,4%, seguido de Armenia Luminosa con un 6,4%. Ambas fuerzas se garantizaron escaños en la cámara.

Por el contrario, el Partido Republicano y la Federación Revolucionaria Armenia (Tashnagtsutiún) no lograron superar el mínimo necesario de 5% para obtener representación legislativa. Según los datos oficiales, solo consiguieron un 4,6% y un 3,9%, respectivamente. Los primeros habían ganado el anterior sufragio de 2017, por lo que controlaban la mayoría del parlamento hasta ahora.

Las otras seis listas obtuvieron porcentajes aún más bajos. Se estima que hubo una participación del 48,6% del electorado, un número bastante bajo en comparación con el 61% reportado en abril del año pasado.

Poco después de la media noche de Armenia, el premier se refirió al triunfo en una conferencia de prensa brindada desde su búnker en Ereván: “Es claro que obtendremos la mayoría absoluta en el nuevo parlamento, lo que finalmente nos permitirá implementar nuestra agenda de reformas. No hay dudas de que nuestra alianza disfruta de la confianza del pueblo”.

Cabe destacar que según la ley electoral vigente, ninguna fuerza puede ocupar más de dos tercios de las bancas del parlamento, sin embargo esta cómoda victoria le da no solo la posibilidad de aprobar los proyectos planeados, sino que le asegura la permanencia en el cargo de premier.

Pashinian ya había admitido que su principal prioridad sería llevar a cabo una “revolución económica” para reducir la pobreza, crear nuevos empleos y elevar el nivel de vida de la población.

elecciones 1En tanto, desde el Partido Republicano aprovecharon la poca asistencia para restarle importancia al triunfo del oficialismo. El ex vicepresidente Armén Ashotian argumentó que los números reflejan en realidad la “apatía y decepción popular con el gobierno”.

“Esto demuestra que la decisión de adelantar la votación a diciembre no fue una demanda de la gente, sino el resultado de intereses y cálculos políticos del primer ministro”, escribió el exfuncionario en su cuenta de Facebook.

El líder armenio había llamado a concurrir masivamente a las urnas poco tiempo después del inicio de los comicios. Más tarde, luego de que las estadísticas finales indicaran la baja participación, adjudicó esto a que a diferencia de 2017, los votantes ya no eran sobornados por los republicanos.

También explicó que debido al fraude, antes se solía inflar de manera rutinaria el porcentaje de participantes. A su vez, deslizó que incluso algunos de sus seguidores no se molestaron en asistir porque confiaban en el abrumador triunfo de Mi Paso.

Ambas fuerzas habían intercambiado fuertes críticas durante toda la campaña. El mandatario acusó al anterior partido gobernante de corrupción y aseguró que estas elecciones deberían llevar a su desaparición política.

Por su parte, el bando republicano culpó al gabinete por poner en peligro la seguridad nacional de Armenia y por no cumplir con sus promesas de implementar un estado de derecho y mejorar la economía. En cambio, tanto el bloque Tsarukian, como Armenia Luminosa, evitaron criticar directamente al gobierno previo al sufragio.

Aunque el Partido Republicano continuó acusando a las autoridades de intimidar a sus activistas y de abusar de los recursos administrativos, los contendientes, observadores y medios de comunicación electorales informaron de muchos menos casos de fraude grave que en el pasado. En particular, prácticamente no hubo informes de compra de votos, algo que resultaba común en elecciones anteriores.

Aun así desde la policía expresaron que recibieron 144 denuncias sobre diversas irregularidades, las cuales van a ser investigadas.

 

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora