Noticias en idioma armenio

Embajadora Mkrtumyan: “La República de Artsaj, y las falsedades de Azerbaidján”

Carta de lectores en Clarín

Esther-MkrtumyanEn esta sección se publicó la carta “El objetivo de Azerbaidján es recuperar la integridad territorial”, por el embajador de Azerbaidján, Rashad Aslanov. Allí realiza afirmaciones falsas sobre la República de Artsaj, que buscan sorprender en su buena fe a la opinión pública.

Evita mencionar que la Región Autónoma de Nagorno-Karabagh fue creada en 1923 por capricho del dictador Stalin (no aclara por qué fue instituida como región autónoma) y menciona “diferentes estados azerbaiyanos existentes desde tiempos remotos”, mintiendo descaradamente, ya que es un hecho histórico que la palabra Azerbaidján aparece por primera vez en 1918 con la independencia de las repúblicas del Cáucaso del Sur, ya que anteriormente los actuales azerbaijanos eran mencionados como tártaros o turcos del Cáucaso. ¿O quizás existió algún “imperio azerbaijano” que la historia no registra? Quizás en ello encuentre sus fuentes el actual ordenamiento monárquico de Azerbaidján, donde la presidencia es hereditaria y los derechos humanos son postergados en aras del poder de una casta familiar, fruto de la corrupción y con formas de las épocas de los sultanes.

Otra tremenda mentira es que con la disolución de la Unión Soviética mi país agredió a Azerbaidján. La verdad es otra. En febrero pasado se cumplieron treinta años desde que en 1988 el Parlamento de Nagorno-Karabagh, en plena vigencia de la URSS, votó a favor de la transferencia de la jurisdicción de la región a la Armenia Soviética, haciendo uso de un derecho constitucional.

La reacción de las autoridades de Azerbaidján fue violenta y desmedida, con pogromos, persecuciones y operaciones de limpieza étnica contra los 500.000 armenios residentes, incluida la población de Nagorno-Karabagh. Las catedrales, iglesias y monasterios armenios fueron profanados y los que aún están en pie presentan un estado lamentable. Otra mentira vergonzosa es que la comunidad internacional reconoce a Nagorno-Karabagh como parte integral de Azerbaiyán. Si ello fuera cierto, las Naciones Unidas y la OSCE no habrían dado mandato al Grupo de Minsk (copresidido por Estados Unidos, Rusia y Francia) para alcanzar una solución pacífica y llegar a un status definitivo para la región. Las resoluciones de la ONU invocadas por el embajador son de abril, julio, octubre y noviembre de 1993, y se refieren a la situación previa a la tregua acordada en 1994, que está en vigor actualmente.

Artsaj va a cumplir 27 años de vida independiente. La generación que hoy asume los destinos del país no tiene recuerdos de la dominación opresora de Azerbaidján, y actúa con total libertad y en plena democracia, a pesar de la falta de reconocimiento internacional.

Estera Mkrtumyan

Embajadora de Armenia

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora