Noticias en idioma armenio

Emilio Nazar Kasbo “Tuve la oportunidad de hacer la pregunta que todo armenio quisiera hacerle a Erdogan”

Director del Diario Pregón de La Plata

Periodista armenio ErdoganDurante el fin de semana se conoció la noticia que durante la conferencia de prensa ofrecida por el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, un periodista le lanzó la pregunta más temida para el mandatario que hace del negacionismo una política de estado.

El hombre de prensa en cuestión era Emilio Nazar Kasbo, abogado y director del Diario Pregón de La Plata. Al tomar la palabra dejó en claro que era descendiente de sobrevivientes del genocidio y claramente le preguntó a Erdogan cuándo reconocería Turquía el crimen de lesa humanidad cometido sobre el pueblo armenio.

Diario ARMENIA tuvo la oportunidad de charlar con Nazar Kasbo para conocer más detalles de su interpelación al presidente turco. El periodista platense señaló que en realidad su pregunta constaba de dos partes y que sólo se dio trascendencia a la cuestión del genocidio armenio.

“Le pregunté a Erdogan por los refugiados que llegaban desde el sur de ese país empujados por el ISIS y si en ese país eran respetadas sus convicciones religiosas. La respuesta del presidente turco fue muy ambigua. Al mencionarle el genocidio armenio le aclaré que era bisnieto de mártires y quería saber cuándo reconocería Turquía el genocidio de armenios”, narra Emilio Nazar Kasbo. Agrega que acceder a la conferencia fue bastante dificultoso y que sólo a último momento consiguió lograr su objetivo.

Sorprendido por la inesperada situación, se vio la incomodidad del presidente Erdogan que comenzó diciendo que Turquía no tenía que responder por ningún genocidio y que en todo caso había que investigar quién era realmente el que había cometido ese crimen. Luego explicó confusamente que en la actualidad hay setenta mil armenios refugiados en su país, sin aclarar de dónde habían llegado, asegurando además que había otros treinta mil que vivían y trabajaban en paz. Recep Tayyip Erdogan se olvidó de mencionar sus continuas amenazas de deportación a los armenios residentes en Turquía cada vez que un nuevo estado reconoce la existencia del genocidio de 1915. Finalizó mencionando una vez más que la cuestión debe ser analizada por los historiadores.

Emilio Nazar Kasbo es católico y descendiente de los armenios de Mardín. “Tenía en mente la pregunta en base a los testimonios de mis abuelos, y también por haber accedido a numerosos documentos históricos. Además, tuve la oportunidad de visitar Mardín, hoy en poder de Turquía, pero que antes pertenecía a Siria”, dice el periodista.

El periodista armenio destacó que a su juicio habría que interpretar correctamente las respuestas del presidente turco por cuanto entiende que el traductor no se ajustó a los dichos originales. “‘No existe discriminación alguna por motivos religiosos de los refugiados y menos de los armenios’, dijo supuestamente Erdogan”, acota el periodista.

Continúa el director de Pregón: “El jefe de estado de Turquía agregó que ‘hay una perfecta convivencia con los armenios, de los cuales hay treinta mil que tienen documentos y setenta mil que son indocumentados, y por tanto la cantidad total de armenios en Turquía hoy es de cien mil’, y finalmente que ‘nadie puede acusar a Turquía de haber cometido ni un solo genocidio, y que debe pronunciarse sobre ello la Historia’. Pero si analizamos esta respuesta, comprobamos que existe un reconocimiento tácito del Genocidio. La existencia de 30 mil ciudadanos reconocidos como armenios en toda Turquía, es validar el exterminio. La respuesta no ha sido directa, sino que en base a la demografía previa al Genocidio y la actual, se comprueba el hecho”.

Recep Tayyip Erdogan -Hablando de los orígenes de su familia, Emilio Nazar Kasbo narra: “Si tomamos la Enciclopedia Católica de 1910, podemos enterarnos de que en Mardin había una población total de 25 mil ciudadanos de los cuales 10.000 cristianos eran cristianos de varios ritos. Así, la Arquidiócesis armenia tenía 8.000 feligreses, 16 sacerdotes nativos, 8 iglesias o capillas, 5 estaciones centrales y 10 capillas y 10 oratorios. Pero según la cifra de Erdogan, descontando a los 70 mil refugiados indocumentados armenios, los aproximadamente 30 mil armenios de Turquía documentados son apenas tres veces la cantidad de cristianos de Mardín antes del Genocidio. La Historia condena a Turquía, y es un hecho que políticamente debe ser reconocido por el Estado turco”.

¿Te sentiste intimidado en algún momento sabiendo que particularmente la custodia de Erdogan es de las más violentas?

“Ingresé como un medio de prensa argentino. Tengo conocimiento por comentarios que me han realizado compatriotas armenios, de que hubo otro genocidio antes del cometido en 1915 en la región de Mardín, que es un tema que debiera estudiar y profundizar más. Por ese genocidio anterior, la ciudad de Mardin se “arabizó”, y en medio de ello los nombres se cambiaron por apellidos y los apellidos por nombres; luego bajo la ideología del panturquismo debía erradicarse culturalmente todo vestigio de “minorías”, y fue el momento en el cual en la zona debió imponerse el tarbush (fez).

Esto viene a cuento, de la raíz de mis apellidos, Nazar Kasbo, que no terminan en “ian”, de modo que no fue advertido por el personal de seguridad de modo claro de que efectivamente soy armenio. El “ian” es equivalente a la terminación “o”. Hay familiares que en Mardín eran sacerdotes e incluso hubo un obispo de apellido Nazarian. Hay quienes valoran el “ian”, o el hablar idioma armenio, pero hay un sentimiento que es más fuerte que eso, y es el sentido de la identidad armenia, que es más profundo.

Las miradas del personal de seguridad después de que me definí como armenio, fueron penetrantes y de cierto odio. Pero no pasó de allí. Efectivamente son intimidantes. Después de la pregunta, permitiendo dos más, el mismo Erdogan dio por terminada la conferencia de prensa de modo intempestivo, y el personal de seguridad lo cercó y se retiró”.

Hiciste hincapié en que sos bisnieto de muertos por el genocidio contra los armenios, contanos sobre tu abuelo…

Mis bisabuelos fueron masacrados con el obispo armenio católico de Mardín, monseñor Ignacio Maloyan. Los cristianos en Mardín eran muy numerosos en proporción, casi el cincuenta por ciento de los habitantes, y la convivencia era pacífica.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora