Noticias en idioma armenio

Estudiantes yazidis: entre profesores armenios y lecciones de “Historia de la Iglesia Armenia”

Primera minoría étnica del país

yezidi-4Ereván (Hetq.am).- Con 35.308 personas, según el censo de 2011, los yazidis constituyen la minoría nacional más grande de Armenia.

La aldea de Kaniashir, poblada por yazidis, se encuentra en la comunidad de Alakiaz (provincia de Arakazodn), la que cuenta con otros diez pueblos con pobladores de esta etnia.

Según los directores de las escuelas comunitarias, 320 niños estudian en nueve aldeas. Además de los yazidis también hay algunos estudiantes kurdos en el pueblo de Jamshlu. En todas estas instituciones, solo hay dos niños armenios, ambos en el pueblo de Sadunts.

La escuela ubicada en las afueras de la aldea de Kaniashir tiene el techo en ruinas y una reja oxidada. Su directora, Anahid Boyajian, admite que el edificio, construido en 1983, no fue diseñado como colegio, sino que se lo adaptó más tarde.

En ella, las clases se combinan y llegan a haber dos cursos diferentes en una misma aula. Todos los maestrosyezidi-6 son armenios, a excepción de uno: el instructor de idioma yazidi, Aziz Buboyan (foto), que ya lleva cinco años enseñando.

En este punto, la directora Boyajian confirma que los especialistas no solicitan los puestos vacantes y que los estudiantes tampoco están interesados en convertirse en profesores.

Cada año, los maestros de yazidi asisten a cursos de capacitación en la Academia Nacional de Ciencias, ya que no hay programas educativos especializados para las minorías nacionales en las universidades armenias.

Edgar Shamoyan estudia en el séptimo grado de la escuela principal de la aldea de Kaniashir. Aunque admite que no lo va muy bien, le gusta la escuela y jugar con otros estudiantes después de las clases. Sólo tiene dos compañeros.

Los niños yazidi, que no se comunican en armenio antes de asistir a la escuela, tienen que aprender el alfabeto armenio en el primer grado y recién comienzan a estudiar la lengua yazidi en segundo.

Varios temas se combinan en los libros de texto: historia, literatura e historia de la religión. La madre de Edgar Shamoyan, la señora Khazal, no se queja y asegura que viviendo en Armenia tienen que adaptarse y vivir como armenios. Ahora, Edgar y sus compañeros de clase pueden leer en ambos idiomas.

Si bien no son cristianos, “Historia de la Iglesia Armenia” es una materia obligatoria para ellos en la escuela. La directora dice que no pueden cambiar nada al respecto, ya que esto es así para todos.

Murad Yemishyan, padre del alumno Shiraz, cree que la escuela debe fomentar el interés de los niños por la educación y motivarlos a continuar con sus estudios. Él no está satisfecho con el sistema educativo, ya que cree que todo se deja a la propia voluntad de los niños, quienes tienen la seguridad de que finalmente se graduarán, debido a que no existe un sistema de exclusión por malas calificaciones.

El techo destruido y las paredes agrietadas

yezidi-7-BoyajianLa institución nunca ha sido renovada. El personal logró cambiar las ventanas delanteras. En invierno las aulas utilizan calentadores en base a diésel, el cual se ha convertido en su “perfume francés”, como bromea Anahid Boyajian(foto).

Tampoco tienen gimnasio, por lo que en invierno las clases de educación física se llevan a cabo en las aulas. El techo y los cables del salón de eventos están llenos de hongos. No hay suministro de agua ni un sistema de drenaje dentro de la escuela. El inodoro está a pocos metros, en un edificio sin puerta ni techo.

“Las tuberías que se llevan el agua de lluvia están podridas y no podemos cambiarlas. El techo está deteriorado y el agua entra fácilmente. Llevaría diez años reparar el techo usando los ahorros de la escuela. No hay un plan para arreglarlo en el futuro cercano”, admite su responsable.

Educación en el pueblo de Ferik

Ferik, ubicado en la provincia de Armavir, también está completamente poblado por yazidis. En este pueblo, de 240 residentes, 44 niños asisten a la escuela, la que fue renovada hace unos años y se calefacciona con electricidad.

Allí, como en Kaniashir, los maestros son armenios. El director de la escuela, Levón Poghosyan yezidi-8-Poghosyan(foto), cree que a los yazidis no les gusta estudiar y que las mismas tradiciones familiares les impiden continuar con su educación. Esta es la principal razón para que los profesores sean principalmente armenios.

En esta aldea, es común que las jóvenes se casen temprano. Rustam Hasanian, que enseña yazidi y también sirve como alcalde, cree que el matrimonio es importante para mantener el pueblo, pero al mismo tiempo lamenta que las chicas que tienen un buen rendimiento en clase se casen poco después de graduarse.

«Historia de la Iglesia Armenia» ha sido eliminada de la currícula de esta escuela, y tampoco dictan clases de música, tecnología, ajedrez ni educación física, debido a la falta de especialistas. Hasanian cree que si hubiera departamentos para las minorías disponibles en las universidades, aumentaría el número dispuesto a estudiar en ellas.

El Ministerio de Educación y Ciencia de Armenia afirmó a Hetq que actualmente no se están implementando programas especializados para estas minorías en instituciones de educación superior. También dejeroon que la Universidad Pedagógica del Estado ha expresado su disposición a discutir la posibilidad de preparar especialistas, a través del programa educativo «Lengua, literatura e historia yazidi» con el Consejo de Intelectuales Yazidi.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora