Noticias en idioma armenio

Exconsejero de Trump planeaba secuestrar al clérigo turco Fethullah Gulen

Erdogan apela al poder del dinero

flynnWashington (OGlobo/Reuters).- El consejo especial del FBI, liderado por Rober Mueller, se encuentra actualmente investigando al exconsejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos por un supuesto plan para secuestrar al clérigo musulmán Fethullah Gulen y enviarlo a Turquía a cambio de millones de dólares. La cuestión salió a la luz a raíz de una investigación que el mismo organismo llevaba a cabo sobre un supuesto vínculo de Rusia con la campaña de Donald Trump.

Gulen es acusado por el gobierno turco de haber instigado el intento de golpe de estado de julio de 2016, cuestión que el mismo niega rotundamente. Fuentes cercanas a esta investigación le comunicaron al Wall Street Journal, que el exfuncionario norteamericano y su hijo recibieron 15 millones de dólares para mandar al líder religioso de vuelta a su país.

Flynn es una figura central en la pesquisa que lleva a cabo la agencia federal, sobre todo por las conversaciones que éste mantuvo con el exembajador ruso en Estados Unidos Sergei Kislyak durante el año pasado. De esta forma se conocieron sus contactos con los representantes turcos para discutir la extradición del clérigo y del comerciante de oro turco-iraní Reza Zarrab, actualmente preso en este país.

En junio, la agencia Reuters también informó que fiscales federales de Virginia investigaban un acuerdo con el exconsejero y el empresario Ekim Alptekin. La empresa de este último, Inovo BV con sede en Holanda, le habría pagado al Flynn Intel Group alrededor de 530 mil dólares para producir un documental sobre Gulen y su relación con el golpe de estado.

En septiembre el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ofreció un intercambio por el pastor estadounidense Andrew Brunson, preso en la nación otomana bajo cargos de terrorismo y sospechada participación en el movimiento liderado por Gulen.

Tras el fracaso del golpe, el gobierno turco inició una gran ola de represión, con 129 mil personas detenidas y otras 140 mil despedidas de sus trabajos. Sin bien la victoria sobre los militares golpistas es vista por las autoridades como un gran triunfo de la democracia, estos guarismos causaron una fuerte preocupación en los aliados occidentales de Ankara. Por su parte, el mandatario turco, cada vez más poderoso por la reforma constitucional, acusa a estos por falta de solidaridad, tensando las relaciones desde entonces.

Cinco alarmantes cifras sobre la represión turca

146 mil despedidos luego del intento de golpe de estado. Son de cargos públicos y empresas. Según Erdogan formaban una red ligada a Gulen.

129 mil detenidos y 61 mil presos vinculados a este intento de toma del poder

3 mil instituciones educativas cerradas. Son universidades y escuelas que pertenecían al movimiento islamista de Gulen. 8600 académicos perdieron sus empleos.

4500 jueces y fiscales expulsados y acusados de relacionarse con el movimiento. Muchos de ellos acabaron tras las rejas.

Decenas de medios cerrados y periodistas presos. La prensa siempre fue un foco de los ataques de Erdogan. El presidente ordenó expropiaciones e inició acciones legales contra los diarios críticos -varios cercanos a Gulen y otros no-, lo que llevó al cierre de 180 medios hasta ahora. Hay al menos 308 periodistas arrestados según informan organizaciones internacionales.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora