Noticias en idioma armenio

Gaguik Isahakyan: “El ataque terrorista es tan grave como aquellas caricaturas y palabras que también matan”

El caricaturista armenio opina sobre la masacre de Charlie Hebdo

Buenos Aires (Gago-1Diario ARMENIA).- A pocos meses del atentado contra Charlie Hebdo, el caricaturista armenio Gaguik Isahakyan genera polémica. Dice que la revista “es un insulto”, que “cumple órdenes de más arriba” en pos de un plan sistemático hacia una guerra de la religión y que “las verdaderas víctimas son los profetas del islam”. Además, hace referencia a la estrategia turca con la difusión de su novela en el año del 100° aniversario del Genocidio y “la ineptitud de los políticos armenios”.

La revista satírica Charlie Hebdo se fundó en 1992 y en los últimos años su línea editorial empezó a generar rechazo entre judíos, cristianos y, sobre todo, musulmanes debido a sus controvertidas portadas. A partir de 2006 sus directivos comenzaron a ser amenazados luego de la publicación de una caricatura de Mahoma llorando a causa del fundamentalismo.

En 2011 la revista fue atacada con bombas a raíz de la publicación de un ejemplar en el que se burlaba de la Ley Islámica. No obstante, el semanario sostuvo su línea y publicó ese mismo año una tapa donde un musulmán y un dibujante se besaban en la boca.

La discusión se instaló de golpe cuando a principios de este año el semanario francés sufriera el atentado que dejó sin vida a doce personas, entre dibujantes, policías y trabajadores. Censura o justicia por mano propia. La polémica se desató y transgredió las barreras políticas y religiosas a nivel mundial.

El caricaturista, ex dibujante de Diario Armenia, nacido en Armenia -y residente argentino desde 1998-, Gaguik Isahakyan, opina sobre lo ocurrido y abre el debate al interior de la colectividad.

¿Qué visión tiene acerca de la revista Charlie Hebdo?

Quienes la hacen dibujan muy bien, se nota que son profesionales, pero la revista es muy violenta. No es verdad que el humor no tiene fronteras, no se pueden hacer chistes vulgares sobre la familia, creencias, religión, etcétera. Esa revista es un insulto, no es arte. Mezclar, por ejemplo, sexo con religión es un insulto para los creyentes.

¿Qué opina en relación al ataque terrorista perpetrado contra el semanario el 7 de enero último?

Esta revista desde hace rato cumple órdenes de más arriba, de quienes dominan el mundo. Esto sale todo delGago-2 mismo guión de quienes buscan la guerra de la religión. ¿A quién le hicieron el favor esos dibujantes burlándose de otros dioses y generando tanta ira? Esta guerra hace rato que se está preparando. La ironía es que en Francia, tanto como a nivel mundial, no se justifican estos hechos terroristas pero sí se justifican estados terroristas que atacan a Irak y Ucrania, por ejemplo. Allí también muere gente, y mucha. Y lo peor es que detrás de todo esto hay un negocio.

La revista ironizó con cuestiones que ofendieron a los fieles de distintas religiones, pero en el atentado murieron doce personas que no se puede negar fueron víctimas de esta situación. Es fácil decir que las dos partes tienen la culpa, pero quién empezó. Los dibujantes no son héroes, pero entiendo que también son víctimas de otros con más poder que manipularon, bajaron línea, para que una vez más los musulmanes queden en el lugar de salvajes.

¿Cree que el hecho de que la revista haya “empezado” justifica las muertes?

No justifico el ataque. Lo que digo es que el ataque terrorista es tan grave como aquellas caricaturas y aquellas palabras que también matan. Quienes bajaban la línea de la revista estaban buscando este desenlace. ¿El que mató a Talaat Pasha, entonces, era un terrorista? Yo no estoy a favor del terrorismo, lo que sucede es que los políticos deberían ser los mediadores de conflictos y no lo son. Entonces, si hay otra guerra es culpa de ellos.

Ahora llegan los cien años del Genocidio Armenio y los políticos de Armenia no hacen nada. En cambio, los turcos pusieron la novela que está haciendo furor e hipnotizó a la gente, porque ellos sí saben lo que están haciendo. Los turcos pusieron plata y enamoraron a la Argentina, nuestros políticos hacen reuniones y no tienen plan, son muy primitivos. Como dijo Einstein, si hacés lo mismo, no esperes que los resultados cambien. Yo lo que quiero es que pare el odio, el odio que se está generando desde arriba hacia abajo y en eso debemos ser partícipes todos.

Luciana Aghazarian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora