Noticias en idioma armenio

Hamazkaín: Memoria y reclamo en 100° de la Epopeya de Van

En el año del Centenario del Genocidio Armenio

Van-3Hace una década, en el marco del 90º aniversario del 24 de Abril, por iniciativa de la filial Buenos Aires (hoy Vartán Kevorkian) de Hamazkaín, se había rendido homenaje a la gesta ocurrida en el corazón de Armenia. Precisamente, invocando el nombre de Inknutiún (Identidad) -la revista de Hamazkaín-, en la Asociación Cultural Armenia, Sede Eduardo Seferian, volvieron a reunirse el pasado martes 15 de diciembre, por la noche, numerosos connacionales, quienes pudieron comprobar cuán viva permanece la memoria que se ha transmitido de generación en generación.

Cada uno de los integrantes de las familias, -casi un centenar-, siguió con mucha atención a los oradores. Se hallaban presentes directivos de diversas instituciones, la Sra. Arpiné K. de Biledjian, presidenta de la Comisión Regional de HOM; integrantes de comisiones directivas, docentes, y reconocidas personalidades.

En primer término, habló el arquitecto Pedro Martín Tateosian, quien, junto a un grupo de la nueva generación de vanetzís, transmitió la magia y la comunión que motiva reafirmar los ideales y reiterar las demandas. Tateosian, nombró a las tradicionales familias vanetzí, y con orgullo mencionó a Raffi, el más nuevo de los vanetzí -su nieto de tres meses, allí presente-, como un testimonio de la fe y la perseverancia que caracterizan a todos los armenios. Emocionaba ver cómo se actualizaban las vivencias y los cálidos recuerdos de esa inolvidable lucha por la vida y la libertad.

Van-2Este pueblo originario, cuya presencia agrupa testimonios con más de cuatro mil años de vida creativa, nos remontan al reino de Urartu, antiguo nombre del monte Ararat. El orador describió la ciudad de Van, con su centro comercial y las quintas del Aikesdán, que contaban con una desarrollada arquitectura; no sólo era hablar de las obras de regadío de antes de Cristo, de la evolución y del progreso que compartían con los pueblos vecinos. Varios grupos invasores habían intentado destruir esa obra y eliminar el nombre armenio del territorio nacional. Antes de las deportaciones de abril de 1915, Constantinopla había hecho oídos sordos a la vocación pacífica de los pueblos, aprovechando la Primera Guerra Mundial para ejecutar sus proyectos genocidas.

Como el primer estado que adoptó oficialmente el Cristianismo, la fe y los principios inspiraron a los vanetzí a organizarse en comunidad, con sus diversas expresiones políticas, que comenzaron con el partido Armenagán (1885), luego el partido Social Demócrata Henchakian (1887) y la FRA Tashnagtsutiún (1890), y tiempo después, el partido Ramgavar. Dirigentes de estas organizaciones se aglutinaron en torno al liderazgo de Aram Manukian, artífice, en 1918 de la Primera República de Armenia. La experiencia de la resistencia de 1896 fue muy útil para los sobrevivientes en el inicio del Genocidio Armenio.

Van-1El Dr. Guillermo Karamanian, partiendo de las diversas anécdotas y experiencias colectivas que lograron amalgamar a las decenas de miles de habitantes, inspirados en los valores y principios, relató hechos que confirmaron cómo una eficaz organización ayuda a concretar los objetivos. Refirió Guillermo, que habían llegado integrantes de la resistencia de las aldeas vecinas, quienes debido a la persecución de los turcos, se refugiaron en la ciudad de Van. Ellos se sumaron a la resistencia y se integraron a los distintos grupos. Y así fue que día tras día, avanzaron. El disertante trajo a la memoria, con emoción, la retirada de los turcos, debido a gran valentía e ingenio de unos 1500 voluntarios, que sin instrucción militar, pudieron defenderse contra más de 5000 atacantes. Todas estas historias aparecen en los libros de una decena de autores que en diversos idiomas aportaron su testimonio.

Carlos Hassassian, quien tuvo a su cargo la conducción, presentó a continuación la proyección de fotos y luego, un fragmento de la película Ararat de Adom Egoyan. La velada ganó color y sonido con la presentación del Dr. Alberto Aksarlian, de parte del Comité Aram Manukian, quien acompañó musicalmente al conmovedor “Dele Yaman”, interpretado por Guillermo Karamanian y de “Im Hairenik Van”, por el Lic. Agustín Analian.

Los presentes ya en torno a la mesa de agasajo, siguieron compartiendo recuerdos y abrazos, en una actividad distinta, que renovó Hamazkaín de Buenos Aires. En el final, todos juntos, entonaron la canción Zartir Laó, con patriótico fervor.

Informe de la Asociación Cultural Armenia Hamazkaín

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora