Noticias en idioma armenio

HOM en el Centro de Rehabilitación Militar de Ereván

Armenia

JrimianEl corazón solidario es una de las características primordiales que hacen a la esencia de HOM desde su nacimiento, hace ya más de cien años, más exactamente en el año 1910. Y desde entonces su afán por ayudar al prójimo se ha extendido por los continentes, a través de sus filiales y con el apoyo generoso y constante de sus simpatizantes y sus benefactores. El corazón solidario de HOM está también presente en el escudo institucional, en torno al cual se suman los demás elementos que hacen a su idiosincrasia.

En estos tiempos, una de las tareas fundamentales de HOM a nivel mundial es la asistencia a los soldados armenios que protegen las fronteras de Armenia y Artsaj, tanto en sus posiciones, en el frente de batalla, como asimismo en caso de ser hospitalizados.

En este sentido, desde hace un tiempo uno de los objetivos de HOM, a instancias de la Comisión Central Mundial, con la participación de todas las regiones y filiales dispersas en 27 países, incluida Sudamérica, y a través de la Comisión Regional de Armenia de HOM, es la ayuda al Hospital N° 1 de la ciudad de Ereván. A principios de este año se había realizado el acto de oficial de reapertura del Pabellón de Rehabilitación Militar para la Discapacidad, situado en dicho hospital. Sin embargo, la presencia de HOM en este centro de salud es permanente, sea a través de las integrantes de HOM de Armenia como de quienes estén visitando la Madre Patria, y en cada ocasión la emoción y la gratitud son sensaciones que siempre están presentes.

Durante los últimos meses, gracias a la suma de donaciones realizadas por las filiales de HOM de diversas partes del mundo, y a generosos benefactores, se han podido abastecer de camas hospitalarias funcionales, equipos para tratamientos de rehabilitación, sistema de alarmas de incendio, sistema de vigilia y llamada a las enfermeras, acondicionamientos de calefacción. También se ha dotado al centro con muebles laminados de primera necesidad, guardarropas, armarios, y demás necesidades. Y por último, a mediados de noviembre HOM ha realizado la donación de un vehículo especial para posibilitar el traslado de los pacientes dados de alta, en cuyo frente ha sido colocado el escudo de HOM y a un costado lleva una leyenda alusiva.

Con palabras o a veces incluso sólo con miradas, la gratitud de los soldados internados en el centro, quienes deben proseguir un programa de rehabilitación, como así también las expresiones sinceras de sus allegados son más que suficientes para saber que toda dedicación por nuestros soldados es merecida, y que, así como desde el primer momento, HOM siempre buscará la forma de asistir a los valientes defensores de nuestras fronteras y nuestra soberanía patria. Por ello toda ocasión es buena para recordarlos y hacerles llegar nuestra colaboración a través de HOM.

 

Dra. Graciela Kevorkian

Presidente de la Comisión Regional Sudamericana de HOM

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora