Noticias en idioma armenio

HOM: En vísperas del 85° aniversario de la institución

Solidaridad-HOMLa realidad mundial nos pone frente a situaciones que eran impensadas décadas atrás. Sin dudas estos tiempos son trascendentales en la historia de la humanidad, y cada país, cada región vive su propio destino, que de algún modo lo vincula con el resto del planeta.

El pueblo armenio, considerado tal vez minoritario en comparación de otras etnias, perdura a través de milenios en sus tierras ancestrales y, en este período contemporáneo, asimismo en muchos otros países. Ha tenido una historia plena de páginas gloriosas y también otras oscuras y tenebrosas. Todas ellas experiencias que han repercutido a través de las generaciones, y que han derivado en la realidad actual, con las repúblicas independientes de Armenia y de Artsaj, y una Diáspora que se une a las mismas en su reclamo de reconocimiento y justicia por la Causa Armenia y la reivindicación de nuestros derechos.

Así como en la historia internacional del pueblo armenio HOM ha sido y es parte inseparable desde su creación por parte de Khachadur Malumian (Agnuní) en el año 1910, también en Sudamérica HOM ha tenido un protagonismo indiscutido en las comunidades de estas tierras, con una presencia que se prolonga en el tiempo, llegando hasta el día de hoy y proyectándose en el futuro.

El 13 de agosto del año 1933 el editor responsable del Diario “Armenia” de Buenos Aires, Ren Vartanian, sentó las bases de HOM en Sudamérica. Y hoy, transcurridos ya 84 años de esos inicios, nuestra organización tiene filiales en Argentina, Uruguay y Brasil, con una presencia que trasciende esas fronteras y llega allí donde y cuando haga falta. Generaciones enteras han pasado por las filas de HOM a lo largo de estas décadas, siempre con la guía de los principios fundacionales y los objetivos trazados, pero a la vez con una convicción renovada y adecuándose a las circunstancias del momento y del lugar en que se realiza la tarea, brindándole a la mujer la posibilidad de desarrollar su sensibilidad voluntaria y altruista, y a la vez permitiéndole capacitarse y crecer como pilar fundamental de la sociedad.

Integradas a la vida de las sociedades en que se desenvuelven, tendiendo también sus manos solidarias en las mismas, las filiales de HOM son componentes esenciales en el desarrollo de las comunidades armenias de la Diáspora y también de la Madre Patria. Asimismo en nuestra región, en donde no sólo Buenos Aires y Córdoba en la Argentina, Montevideo en Uruguay, y San Pablo y Osasco en Brasil encuentran en la presencia de HOM el quehacer de sus voluntarias incansables a través de las siete filiales presentes en esas localidades, la solidaridad de las mismas se extiende también más allá.

Y en estos momentos, en vísperas del 85° aniversario de HOM Sudamérica, cuando las nuevas generaciones son realidades que se vislumbran en nuestros horizontes, somos conscientes que nuestra misión y nuestra visión son las acertadas, con la seguridad de poder desarrollar la labor con mayor fuerza y una presencia que se acrecienta, y la convicción que, sin perjuicio de ser firme, se prolonga aún más.

La dedicación constante de nuestras voluntarias durante estas más de ocho décadas, desplegando su tarea fecunda en forma incesante, organizada, dedicada y consciente, muchas veces incluso sacrificando prioridades personales y superando sus capacidades, ha contando con innumerables benefactores y simpatizantes que conocen y confían en la tarea de HOM, en las numerosas iniciativas que ven sus frutos con éxito como resultado de la dedicación brindada.

De ningún modo dejamos de lado la historia institucional, pues con ella nos nutrimos y también nos guiamos. Pero asimismo asumimos el compromiso de saber de la importancia que reviste ser dirigentes de la organización femenina armenia más antigua y con presencia en todos los continentes, protagonista en la construcción y desarrollo de las comunidades armenias de la Diáspora, y hacedora de logros impensados durante las labores de rescate de huérfanos y asistencia a sobrevivientes en los años del Genocidio Armenio perpetrado por el Estado turco en 1915/23, pasando por hitos de la historia de la armenidad marcados a fuego en nuestra memoria colectiva, y en estos tiempos contemporáneos, a partir de la independencia de Armenia y de Artsaj siendo una presencia constante y firme que ayuda al engrandecimiento de estas tierras patrias. Sabemos que aunque hay mucho por hacer, lograremos inscribir en las páginas de la historia actual de HOM la exitosa concreción de nuestros objetivos y el mayor enaltecimiento de nuestros ideales, manteniendo su espíritu solidario y altruista, y dirigiendo su labor en ese sentido. Es por eso que sumarse a HOM es compartir este pensamiento, sabiendo que es la forma más eficaz de ayudar a quien lo necesita.

Dra. Graciela Kevorkian

Presidente de la Comisión Regional Sudamericana de HOM

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora