Noticias en idioma armenio

Importante evento del Tashnagtsutiún en el Congreso de Francia

Mesa redonda en París

unnamed (2)El sábado 14 de enero, pasado el mediodía, tuvo lugar en el hemiciclo Colbert de la Asamblea Nacional de Francia la mesa redonda organizada por el Comité Central de Europa Occidental de la FRA-Tashnagtsutiún en colaboración con la Oficina de Causa Armenia local.

El orden del día estaba compuesto de dos partes: La primera fue: “La seguridad de Armenia y Artsaj en el arduo contexto geopolítico regional”, a continuación se desarrolló la segunda mesa  titulada: “Medios y estrategias para enfrentar el desafío de fortalecer a Armenia y su Diáspora”.

Con la presencia de más doscientos participantes –entre ellos gran número de jóvenes- que cubrieron por completo la capacidad de la sala, el evento fue un gran éxito. Estaban presentes, el embajador de la República de Armenia en Francia, Levón Amirdjanian, el primado de la Diócesis arzobispo Norvan Zakarian y los pastores evangélicos Yoel Mikaelian y René Levonian.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del representante del Comité Central de Europa Occidental de la FRA-Tashnagtsutiún, compañero Charles Papazian. Dijo que este tipo de encuentros no tenían el objeto de resolver problemas, simplemente eran un espacio de análisis de la situación vigente y de establecer bases de posibles soluciones.

El moderador de la primera mesa resultó Harout Mardirossian, integrante de la oficina de defensa de la Causa Armenia y miembro de la redacción de la revista “France-Armenie”. Lo acompañaron el politólogo y conferencista de la Universidad de Ginebra, Dr. Vikén Chetirian; el responsable de la representación de Artsaj en Francia, Hovhannés Kevorkian; el miembro del Buró de la FRA-Tashnagtsutiún y presidente del Consejo Nacional Armenio mundial, compañero Hagop Der Khachadourian (Canadá); el miembro del Buró de la FRA-Tashnagtsutiún y responsable de la Oficina de Asuntos Políticos de esa entidad, Giro Manoyan (Armenia) cuya presencia estaba prevista para la segunda mesa, pero debió reemplazar a Harout Sassounian, director de California Courier, quien no pudo concurrir por razones de salud.

Hovhannés Kevorkian fue el primer orador. Abordando la cuestión del terrorismo islámico, dijo que el Cáucaso del sur está bastante resguardado por cuanto casi no existe flujo extremista allí, lo que hace que la región sea estable a este respecto.Se refirió además a los oleoductos azeríes y los problemas regionales en torno a la OTAN. Hablando de la “independización” de Armenia de Rusia, aseguró que mientras no se resuelva la cuestión de Artsaj, Armenia seguirá dependiendo de la Federación de Rusia.

mesa-1Por su parte, Vikén Chetirian habló sobre la evolución de ciertos asuntos regionales. Dio a entender que el enfrentamiento entre sunnitas y chiitas tendrá absoluta relación con el futuro de los vínculos entre Azerbaidján y Turquía, de mayoría chiita la primera y sunnita la restante. Frente a esta realidad, Armenia puede transformarse en un espacio de estabilidad y beneficiarse. Chetirian dijo que hay que tomar en cuenta el regreso de Vladimir Putin al escenario político internacional del que estaba aislado tiempo atrás.  Agregó que en la actualidad, en la previa de las elecciones francesas no hay un candidato que conciba la importancia de las relaciones con Moscú. Rusia no ha resuelto aún su economía, por lo que esa debilidad puede ocasionar en el futuro cambios en la reglas de juego con Armenia.

En tanto, Hagop Der Khachadourian, detalló las diversas tareas desarrolladas por las oficinas de Causa Armenia. Hizo hincapié en los valores occidentales de Armenia, y la importancia del acercamiento a Europa, destacando las tareas desarrolladas a ese efecto. También se refirió a la proximidad entre Moscú y Ankara, señalando que desde la óptica armenia es preocupante que en ese contexto, Turquía pueda interferir en el proceso de resolución del conflicto de Artsaj, tal como lo citaron fuentes oficiales rusas.

Recordó que Trump y su entorno ya tienen importantes intereses tanto en Azerbaidján como en Turquía. En el cierre de su exposición expresó que debemos aprovechar nuestras ventajas. “La lucha es muy desigual y necesitamos utilizar diversas armas. Turquía y Azerbaidján siempre van a poder recurrir a su poderío económico en contra nuestro y jamás podremos competir con ellos en ese terreno. Debemos valorar nuestra presencia en todo el mundo, transformando en armas nuestro conocimiento político occidental”, concluyó.

 Finalmente, Giro Manoyan dijo que la prensa armenia se acerca a las cuestiones internacionales desde una óptica local, que por lo general se limita a la región y Rusia. Advirtió que esa mirada debe ampliarse al contexto internacional. Señaló además que Armenia se encuentra a poco más de 300 kilómetros de las zonas de conflicto de Oriente Medio, agregando que está rodeada de países enemigos como Azerbaidján y Turquía. Subrayó al mismo tiempo que Armenia debe hacerse más fuerte, no sólo en el terreno militar, sino también en su democracia y el respeto de los derechos humanos.

Se dedicó amplio espacio al creciente rearme azerí. Vikén Cheterian y Hovhannés Kevorkian destacaron que no todo es como se intenta mostrar desde Bakú. Hay intenciones de generar temor por medio de la retórica bélica que hacen gala las autoridades de Azerbaidján, intentando instalar una imagen que no se corresponde con la estricta realidad.

Der Khachadourian opinó que en las actuales condiciones, la situación se nuestra favorable para el acaparador Erdogan, sin embargo, dijo que en la proyección futura de esta situación es inevitable arribar a una crisis política. Manoyan, refiriéndose al estado interno de Turquía, dijo que tal vez la población armenia de ese país pueda exponerse a ciertos peligros. Añadió que más que el terrorismo islámico, el eje político para muchos puede ser el regreso de la política imperial de Rusia a la arena mundial y su liderazgo.

Segunda mesa

El director de la audición radial “Ayp” Vartán Kaprielian fue quien moderó la segunda mesa. Participaron de ella la historiadora Anahid Der Minassian (Francia); el fundador de “Nouvelles d’Armenie” y copresidente del Consejo de Organizaciones Armenias de Francia, Ará Toranian; el representante del Comité Central del este de Estados Unidos de la FRA-Tashnagtsutiún, Haik Oshagán; y el presidente de la Comisión Central mundial de Hamazkaín, compañero Meguerdich Meguerditchian.

mesa-2Habló en primer término la historiadora Der Minassian, quien mencionando al nuevo primer ministro armenio Karén Karapetian, dijo que de cada cinco armenios del mundo, cuatro residen en la Diáspora. Ella se refirió al permanente éxodo de los ciudadanos armenios, agregando que se desconoce el número exacto de armenios que pertenecen a la Diáspora citando fuentes que estiman esa cifra entre seis y siete millones de personas. A pesar de esas cifras sin confirmar, hay un punto seguro: La Diáspora se encuentra en evolución. Recalcó que los antiguos sobrevivientes del genocidio se encontraban dispersos en los cinco continentes y que las generaciones actuales están compuestas por sus descendientes, sobre los cuales hoy hay que añadir los emigrantes de Armenia, cuyas perspectivas y preocupaciones son totalmente diferentes.

Mientras que las prioridades de los primeros eran entre otras, la defensa de la identidad armenia, no es posible afirmar lo mismo respecto a los nuevos integrantes de la Diáspora armenia. Afirmó que los mayores movimientos diásporicos se están desarrollando en Rusia y que debemos preguntarnos cuánto conocemos de esa Diáspora. Sostuvo que el principal papel de Armenia debe ser mantener vínculos culturales y religiosos con esos emigrantes. Dijo estar convencida que no es posible hoy hablar de la unidad de la Diáspora y que no cree que en el futuro próximo sea posible hacerlo.

El siguiente orador fue Meguerdich Meguerditchian que se disculpó por no poder expresarse en idioma francés por lo que lo hizo en armenio. Comenzó hablando acerca de la importancia de consolidar el idioma armenio en las instituciones tanto de la Diáspora como de Armenia. Resumiendo su ponencia, Meguerditchian indicó que es importante el afianzamiento de los distintos segmentos, Armenia-Diáspora y Diáspora-Diáspora; y que la herramienta principal para lograr ese objetivo de la mejor manera es la utilización del idioma armenio.

Lo sucedió en el uso de la palabra Ará Toranian. Dijo que la mención del Genocidio era inevitable. Recordando una expresión de Patrick Devedjian, expresó que el genocidio estructuró a Armenia y su Diáspora. Señaló también que el período post genocidio en la Diáspora se debe dividir en tres etapas. La primera de ellas, inmediatamente después del crimen de lesa humanidad se debe considerar como de reconstrucción y recuperación. Luego, en los años 70, tuvo lugar la segunda etapa, la del afianzamiento propio, mientras que ahora nos encontramos en el período organizativo, con la importante prueba de la existencia del estado armenio.

Continuó diciendo que desde el Siglo XIX hasta la época contemporánea, los armenios nos enfrentamos a dos retos: La defensa de la supervivencia física y el desafío de la seguridad económica; además de poder convertirse en el dueño de su destino mediante la fuerza colectiva.

Agregó que en comparación con el pasado, hoy disponemos de Armenia, tenemos la realidad de las “reivindicaciones del reconocimiento del genocidio”, fundadas sobre bases concretas y morales que pudimos establecer a nivel internacional, también poseemos victorias militares. Arribó a la conclusión que los armenios debemos fundarnos en estas circunstancias para cambiar nuestra comprensión en esta materia. Aseguro que debemos dejar de permanecer en la memoria y el retiro psicológico, sino luchar por obtener el éxito y conectarnos como ciudadanos exitosos de los países que habitamos sin dejar de perder nuestra propia identidad.

mesa-3En su diagnóstico, Haik Oshagán afirmó que la Diáspora debe cambiar su actual enfoque por otro. “Si existe un desafío, somos nosotros, mejor dicho, la mentalidad de la Diáspora, porque es la actual Diáspora la que nos mantiene así de débiles”, manifestó. Añadió que los integrantes de la Diáspora fundada en los años 20 o 30 estaban convencidos que tarde o temprano iban a retornar a la Madre Patria por lo que esa Diáspora era provisoria.  Por lo tanto, no veían la necesidad de fortificar sus estructuras. Recordó palabras de su padre, quien refiriéndose a su abuelo decía que su sueño era ser enterrado a la sombra de Ararat. “Pero el sueño de mis hijos no es ése”, dejó enseguida en claro Oshagán.

Al continuar, dijo que debemos comprender que ya no retornaremos y que la Diáspora es duradera. Y es allí donde comienza el fortalecimiento, subrayando que es imprescindible la confección de un plan, no ya a 10 o 20 años, sino a dos siglos de extensión. Defendió el concepto que afirma que es una ventaja la de estar esparcidos en toda la Diáspora, y que en el caso de habitar en Armenia “creo que seríamos más débiles”. Dio que su conclusión lo aleja del mandato “Hacia la Madre Patria” como defendía su padre, reemplazándolo por el de “Hacia la Diáspora”. Sin embargo, nuestra ideología debe ser “Hacia la Nación”, finalizó.

Hay que destacar, que previamente al desarrollo de cada mesa redonda, jóvenes de Unión Juventud Armenia de la FRA, ofrecieron un resumen de los diferentes temas a tratarse mediante el acompañamiento de imágenes digitales.

Se discutieron temas fundamentales, a veces con el resultado de enfrentarse a opiniones discrepantes. Se habló sobre la necesidad impostergable de difundir el idioma armenio como medio de comunicación interinstitucional o comunitaria indispensable. También se discutieron temas relativos al establecimiento de una nueva agenda diásporica, además de tornarnos más conocedores de las realidades de nuestra Madre Patria.

También se hizo mención de los reclamos al estado armenio para que ofrezca una planificación más activa, en especial en dirección a las comunidades más pequeñas o de reciente conformación. Todos los temas abordados resultaron de gran interés para los concurrentes a este novedoso y exitoso evento europeo.

El cierre estuvo a cargo de Murad Papazian, integrante del Buró de la FRA-Tashnagtsutiún, quien afirmó que a la luz de los resultados de esta conferencia, la iniciativa -que de acuerdo a sus palabras, dejó su sello-, debería tener continuidad.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora