Noticias en idioma armenio

…Ir terminando la Secundaria…

Colegio Armenio Jrimian

Como cada año en Jrimian, una nueva promoción egresa del colegioPromoción-20143

Y es ésta la época de las evaluaciones, los cierres, los balances, las despedidas. Cada uno como puede. Cada grupo como puede. Algunos más sensibles, otros, enojados sin saber muy bien por qué, otros tratando de aprovechar al máximo las experiencias que quedan.

Porque inevitablemente cierran una etapa. Elegir cómo es lo que tratamos de estimular y acompañar los adultos. Elegir como hasta ahora, como desde que nacieron o cambiando la forma… pero eligiendo el camino y los aprendizajes logrados para colgarse la mochila y continuar el viaje.

El trabajo diario en esta etapa no está librado al azar: se empiezan a priorizar actividades simbólicas, que acompañan la etapa, que permiten de a poco y día a día ir elaborando esta despedida.

Y la promoción 2despedida3014 no escapa a este cierre: se los ve circular por distintos rincones del colegio para recordar, para hacer memoria, ir terminando los proyectos iniciados, pensar en el acto donde recibirán el diploma que los nombra egresados del Jri y enseguida… ex alumnos (gran título, grata responsabilidad, la de volver llamándose de otro modo pero con el mismo compromiso).

Para coronar esta etapa, los profes empiezan a dar los últimos consejos, las palabras que no se dijeron, abrazos más y más fuertes, se festeja (aunque con retraso a veces) el día de la Tradición a cargo siempre de los mismos profesores: revalidando las tradiciones argentinas, armenias y la hermosa tradición de despedir a los compañeros de 6to año con un poema personalizado, bailando la chacarera que aprendieron desde más chicos con pares y adultos.

El simbólico arrío de las Banderas por parte de todo el grupo, bajo la mirada atenta y silenciosa de los más chicos y la emoción de los adultos también va indicando que un tiempo está por finalizar.Arrío-de-las-Banderas-a-cargo-de-los-egresados

Y creemos que otra buena manera de despedirse además de llevarse aprendizaje y emociones es también dejar una huella, un regalo. Nuestros egresados no sólo dejan sus pinceladas en los murales de las paredes sino que también “meten las manos en la masa” y elaboran lehmeyún para sus compañeros de los otros cursos y los docentes.

Así, se toman su tiempo para, acompañados por algunos profesores que ofrecen su tiempo y su saber, además de familiares que colaboran, cocinan varios cientos para despedirsecocina-despedida-de-6º “con algo hecho por ellos”, “nutriendo a los que quedan”, marcando el camino, trazando senderos alternativos a la competencia y al individualismo y eligiendo los colectivos, los productivos, los transmisores de cultura.

Esa riquísima comida se comparte, con juegos, con música, con videos de despedida que elaboran los más chicos, con palabas de los profes y con el micrófono abierto para ellos mismos, donde siempre hay palabras que desbordan de emoción, de inquietud por lo que vendrá pero con la seguridad que da la solidez de los aprendizajes adquiridos, pequeños, cotidianos, pero esenciales.

Siempre les decimos que los vamos a extrañar, siempre los abrazamos fuerte – fuerte, les damos algún consejo al oído para que sólo ellos escuchen, y los alentamos a seguir el camino, con las puertas abiertas para que el Jri siga siendo un buen lugar para cada uno.

Sandra Raubian
Directora Nivel Secundario

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora