Noticias en idioma armenio

Irán reclama que terceros países no se involucren en el diferendo de Artsaj

Advertencia del país vecino

karapetian iraniEreván (RFE/RL).- El ministerio de Defensa de Irán, Hossein Dehqan, habría instado a Armenia y Azerbaidján a impedir que potencias “extranjeras e irrelevantes” intervengan en el conflicto de Nagorno-Karabaj. Además volvió a advertir en una reunión con su contraparte azerí contra el intento de resolver el conflicto por medio de la fuerza.

“Dada la situación actual, creemos que la región no puede soportar otra crisis e inseguridad”, comentó el funcionario iraní luego de la reunión que se realizó en Teherán el último fin de semana. Además agregó: “Esperamos que las repúblicas de Azerbaidján y Armenia se comprometan a lograr una solución pacífica al conflicto. No permitiremos una mayor escalada del conflicto permitiendo que naciones ajenas intervengan en él”.

Aún no está claro a que terceros países se refiere Dehqan, ya que los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto fueron encabezados por Estados Unidos, Rusia y Francia, quienes también afirman que no puede haber una resolución militar a esta disputa.

El ministro culpó tanto al país norteamericano, como así también a Arabia Saudita e Israel por los conflictos sangrientos actuales desarrollados en Medio Oriente. Según la propia prensa del estado persa, el funcionario advirtió que esos conflictos podrían extenderse a otras naciones de la región de Asia occidental a menos que sus líderes adopten “políticas responsables frente a esta inestabilidad”.

El ministro azerí había visitado Arabia Saudita menos de dos semanas antes de volar a Teherán y los medios de comunicación locales comentaron que la agenda del encuentro fue por temas relacionados a la cooperación técnico militar.

Azerbaidján mantiene también una cordial relación con Israel, habiendo comprando miles de millones de dólares en armas israelíes durante la última década. A su vez el primer ministro de este último país realizó una visita histórica a Bakú en diciembre, lo que desató reacciones furiosas por parte de los iraníes.

Según Press TV, Hasanov le respondió asegurándole que su nación quiere estrechar más las relaciones con la “amistosa Irán”. Sin embargo, políticos oficialistas azeríes rechazaron las acusaciones, apoyándose en el vínculo que ésta mantiene con Armenia. De hecho otro legislador azerbaijano se quejó recientemente que la República Islámica se niega a vender misiles de largo alcance a Bakú.

Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rouhani, remarcó los vínculos que su nación mantiene con Armenia durante su visita oficial en diciembre del año pasado a Ereván. Luego de este encuentro, el funcionario visitante le había pedido a Sarkisian la resolución pacífica del conflicto.

En otro de los encuentros de Dehqan con el ministro de Defensa armenio Vikén Sarkissian, este había declarado que “No es aceptable recurrir a la fuerza para resolver problema regionales”.

Sumando a todo esto se puede subrayar que en abril de 2016, inmediatamente después de que Azerbaidján iniciara operaciones militares ofensivas sobre la línea de contacto de Karabagh, el titular de la cartera de Defensa iraní se comunicó telefónicamente con representantes de sus dos países vecinos en conflicto y les sugirió poner fin de inmediato a las hostilidades.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora