Noticias en idioma armenio

Israel levanta la prohibición de venta de drones a Azerbaidján

Orbiter 1K

Orbiter 1K

Ereván (RFE/RL).- El Ministerio de Defensa de Israel ha levantado su prohibición a la exportación de los drones “kamikaze”, fabricados por una compañía de esta nación acusada de atacar posiciones armenias en Nagorno Karabagh en 2017 con uno de estos artefactos.

Según informes de la prensa de este país, la firma Aeronautics Defence Systems intentaba cerrar un posible acuerdo de veinte millones de dólares con funcionarios azeríes, cuando estos le pidieron a los especialistas que demostraran el trabajo de los Orbiter 1K sobre soldados armenios en el verano de 2017.

Al parecer, dos empleados se habrían negado a realizar las pruebas, antes de que ejecutivos de alto rango finalmente aceptaran hacerlo. Según afirman estos, la aeronave no tripulada no llegó a golpear directamente a los objetivos, sin embargo dos soldados resultaron heridos tras el ataque.

La licencia de exportación de Aeronautics se suspendió después de que se presentara una queja formal frente a la cartera de Defensa. Ante esto, el Ministerio de Justicia acusó al director ejecutivo de la empresa, al director adjunto y a otros empleados de violar una ley sobre controles de seguridad a las exportaciones. En respuesta, negaron que hubiera existido cualquier irregularidad.

Pese a esto, el periódico The Times de Israel informó que el gobierno de esta nación le devolvió la licencia el lunes. Desde la firma confirmaron en un comunicado que: “Continuaremos suministrando los drones al cliente mencionado tan pronto como sea posible”. Esta medida se produce tres semanas después de que la empresa estatal de defensa, Rafael, comprara Aeronautics en un acuerdo de 231 millones de dólares.

Ataque con drones israelíes en abril de 2016 en Mardakert

Ataque con drones israelíes en abril de 2016 en Mardakert

Cabe destacar que el ejército azerbaijano ya había utilizado otras aeronaves suicidas similares (las Harop) durante las hostilidades de abril de 2016 en Karabagh. Bakú las había adquirido como parte de multimillonarios contratos militares firmados con fabricantes de armas israelíes.

En 2012 oficiales de Defensa de esta nación confirmaron un acuerdo que proporcionaba a Azerbaidján más armas por un valor combinado de 1,6 mil millones de dólares. Entre las mismas se incluían sofisticados cohetes antitanque, que también fueron utilizados en 2016.

Armenia ha expresado durante mucho tiempo su preocupación por estos convenios armamentísticos entre los dos estados en cuestión, afirmado que socavan los esfuerzos internacionales de llegar a una resolución pacífica del conflicto. En su momento, un importante militar armenio había elogiado el congelamiento de ventas del Orbiter 1K.

Al comentar sobre el levantamiento de la prohibición, la vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia expresó: “Plantearemos este tema tanto en nuestras reuniones bilaterales, como en las plataformas multilaterales. Seguiremos informando a nuestros socios internacionales que una carrera armamentística es extremadamente peligrosa para nuestra región”.

El escándalo del dron fue descubierto por la prensa israelí dos semanas después de que el ministro de Cooperación Regional, Tzachi Hanegbi, visitara Ereván en un aparente intento por mejorar las frías relaciones con Armenia. Luego, el entonces ministro de Relaciones Exteriores armenio, Edward Nalbandian, viajó a Jerusalén y se reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu en noviembre de 2017.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora