Noticias en idioma armenio

La ambivalencia de Stepán Shahumian: el fantasma bolchevique de Armenia

Ensayo

ShahumyanComo guía turístico, puedo viajar mucho por toda Armenia. Desde que pasé mi adolescencia en los Estados Unidos, también tiendo a mirar algunas cosas desde el punto de vista de un observador externo. Una de las cosas que he notado es la casi omnipresencia de Stepán Shahumian. Estatuas, calles, pueblos y ciudades llevan su nombre en Armenia y Artsaj. Pero, ¿quién fue Shahumian y por qué los armenios todavía lo recuerdan?

Shahumian fue uno de los activistas socialistas revolucionarios más destacados en la Transcaucasia rusa a principios del siglo XX. En medio de la agitación de la posguerra, Shahumian fundó el primer gobierno de estilo soviético en el Cáucaso, en Bakú, un oasis industrial dominado por el proletariado en una región abrumadoramente rural. Dirigió el intento de establecer una “dictadura del proletariado” en la ciudad rica en petróleo. La Comuna de Bakú (inspirada en la Comuna de París de 1871) duró solo tres meses en 1918, pero proporcionó un gran impulso moral a los marxistas de la periferia imperial rusa. Naturalmente, fue glorificado por los historiadores comunistas y fue apodado el “Lenin caucásico”.

stepan-shahumyanEl grandioso monumento a Shahumian, erigido en 1931, fue la primera estatua en el Soviet de Ereván. De pie en una plaza central con un fondo de una columnata de basalto gris, reemplazó a una iglesia ortodoxa rusa, que había sido demolida unos años antes. La demolición de la iglesia y su reemplazo por la estatua de un “mártir” comunista reflejaba al menos dos ideales de la ideología soviética: el “ateísmo militante” y la exhibición pública de combatientes marxistas. 

Creada por el prominente escultor griego-armenio Sergei Merkurov , su estatua en Ereván aún se encuentra en la Plaza Shahumian, entre el edificio gubernamental de nueva construcción y un centro de negocios que alberga la sede de Ameriabank, a solo 200 metros de la Plaza de la República.

Armenia eligió un camino diferente al de algunos de los estados de Europa del Este y postsoviéticos que trasladaron sus iconografías comunistas a parques aislados (por ejemplo Hungría y Lituania). Como regla general, los comunistas no armenios fueron retirados de los espacios públicos (por ejemplo, Marx, Lenin, Azizbekov), mientras que las estatuas de los comunistas étnicos armenios permanecieron intactos (Shahumian, Alexander Miansikyan, Gai, Surén Spandaryan). La estatua de Lenin en la Plaza de la República se retiró solemnemente en abril de 1991 y posteriormente se destruyó parcialmente. En una muestra absurda de inconsistencia, la Plaza Spandaryan en Ereván fue rebautizada como Karekín Nshté, un anticomunista tenaz, mientras que la estatua del bolchevique Spandaryan quedó en pie en la citada plaza.

Ashot Voskanyan, un docente que imparte un curso sobre la Armenia soviética en la Universidad Americana de Armenia, observa a Shahumian en el contexto de la identidad y percepción de la memoria histórica postsoviética. Argumenta que Armenia es inclusiva en su enfoque. Esencialmente, los armenios tienden a ver a los políticos nacionalistas y comunistas como igualmente armenios y ven a la república armenia soviética (1920-91) como la “segunda república” y una continuación de la primera (1918-20). Los georgianos, nuestros vecinos del norte, definen su identidad al excluir y rechazar su pasado soviético. Un museo de ocupación soviética fue fundado en Tbilisi en 2006.  

Voskanyan, ex diputado y diplomático, sugiere que Shahumian no posee la misma imagen controvertida que tiene el prominente oficial soviético armenio Anastás Mikoyan. Se suponía que se erigiría una estatua de Mikoyan en Ereván en 2014, pero la obra se canceló después de generarse un escándalo por su papel en las purgas estalinistas. Curiosamente, Mikoyan fue el único sobreviviente de los 26 comisarios de Bakú, el grupo liderado por Shahumian.

Estatua de Shahumian en Bakú

Estatua de Shahumian en Bakú

Para los armenios, Shahumian es una “construcción en lugar de una figura de la vida real”, dice Voskanyan. Argumenta que es difícil evaluar el papel de Shahumian ya que nunca tuvo la oportunidad de gobernar, fuera del breve experimento bolchevique en Bakú. Voskanyan, principalmente filósofo, señala que los artículos analíticos y teóricos de Shahumian de principios de 1900 son dignos de elogio por su enfoque crítico del problema nacional. Shahumian denunció repetidamente a los tashnag “nacionalistas burgueses” por no abordar las condiciones económicas de los armenios y por distraerlos del conflicto de clases.

Ahora, un siglo después, el Tashnagtsutiún (Federación Revolucionaria Armenia) pasa por alto esos ataques. Los históricos adversarios políticos de Shahumian lo retratan con una luz más positiva ahora, quizás, teniendo en mente la animosidad con los azerbaiyanos. “Aunque Shahumian no estuvo directamente involucrado en Artsaj, es uno de los pocos bolcheviques que tenía fisonomía nacional. Shahumian fundó un estado armenio en el territorio de la actual Azerbaidján, a saber, Bakú”, dice Vahagn Dadayan, portavoz de la FRA en Artsaj. Llamar a la comuna internacionalista en Bakú un “estado armenio” puede ser un tramo largo, pero los armenios post soviéticos se centran en la captura de la ciudad por las fuerzas otomanas en septiembre de 1918, después la masacre de los armenios y la desaparición de la comuna. En consecuencia, esa comuna era considerada como protectora de los armenios durante el tiempo en que tuvo vigencia.

En Karabagh, el semillero de la animosidad armenio-azerí, la capital regional pasó a llamarse Stepanakert, solo cinco años después de la muerte de Shahumian en 1923.

Shahumian-StepanavánShushí, el centro de la vida armenia de Karabagh, fue incendiado en un ataque de 1920 por los azeríes. Hacer a Stepanakert, una ciudad que lleva el nombre de un armenio que estableció por primera vez el gobierno comunista en la capital de Azerbaidján, la capital regional, no fue más que un intento de los soviéticos de promover la fraternidad entre los dos pueblos. Después de todo, Shahumian era un internacionalista comprometido y un firme opositor a la identidad nacionalista. Reflexionando sobre la postura oficial del comité local del Tashnagtsutiún, Dadayan cree que “no es necesario someter ese período de nuestra historia a la inquisición y cambiar el nombre de la ciudad”.

Shahumian-ArtsajMientras que los armenios toleran e incluso celebran la presencia de Shahumian en los espacios públicos, los azerbaijanos no han sido tan amables debido al rampante sentimiento antiarmenio. No solo se eliminó su estatua en Bakú, sino que en 2009 su cuerpo “desapareció” en el proceso de entierro de los 26 comisarios de Bakú, el grupo que Shahumian dirigió para establecer el gobierno bolchevique en la ciudad. La comuna de Shahumian allí fue finalmente depuesta, sin sangre, por una coalición de izquierdistas antibolcheviques. Los Comisarios, incluido Shahumian, fueron llevados más tarde a lo que hoy es Turkmenistán y fueron ejecutados allí por los intervencionistas británicos y los socialistas revolucionarios rusos.

El fantasma de Shahumian todavía deambula a través de su nativo Cáucaso y los armenios han olvidado en gran medida sus centenarios ataques verbales contra el nacionalismo y la insistencia en la fraternidad internacionalista de pueblos que ahora parecen tan desacreditados. Simultáneamente, su imagen, promovida agresivamente por el antiguo régimen, se ha vuelto en gran medida irrelevante en la Armenia de hoy. En el norte del país, en la ciudad de Stepanaván, donde Shahumian fundó el primer grupo marxista en Armenia (Rusia) a finales de siglo, un museo dedicado a los bolcheviques se convirtió en un centro cultural después de la independencia de Armenia. 

El diario Aravot se lamentó recientemente por el estado del busto de Shahumian en una remota aldea en Tavush: “La nieve en el monumento de Shahumian no ha sido quitada, no se colocan flores en la estatua que evoca a su figura y a su gran partido, y, probablemente haya sido así desde hace largo tiempo.

 

Hovhannés Nazaretyan

Evnreport.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora