Noticias en idioma armenio

La Biblia un libro imprescindible

Iglesia Evangélica Congregacional Armenia

evangelicos

La Biblia es el libro sagrado de los cristianos, ya que fue inspirada por Dios y, por lo tanto, es la autoridad definitiva para establecer las doctrinas y los principios éticos que rigen al cristianismo. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Compartimos con el pueblo judío el Antiguo Testamento, que son las Sagradas Escrituras que Jehová le reveló a su pueblo Israel.

 La palabra Biblia es la traducción de un término griego biblíon, que significa volumen escrito, rollo, o libro pequeño. Aunque la Biblia es un solo libro, está compuesta por sesenta y seis libros que fueron escritos en un periodo de unos 1500 años. Comienza con el Génesis, escrito por Moisés unos 1400 aC. y termina con el Apocalipsis, redactado por el apóstol Juan cerca del 100 dC. Los judíos solo aceptan los treinta y nueve libros que conforman el Antiguo Testamento,  que fueron aceptados en el Concilio de Jamnia en el año 90 dC. En ese Concilio se determinó que solo esos treinta y nueve eran inspirados. En general la Iglesia Evangélica aceptó el criterio de los judíos para aceptarlos también, y les agregaron los veintisiete libros que componen el Nuevo Testamento. En una carta del año 367 dC., Atanasio define el canon como lo tenemos actualmente y que fue aceptado oficialmente en el Concilio de Cartago del año 397 dC.

 

Lo importante es el contenido de la Biblia se debe a que contiene la revelación paulatina del Creador buscando reconciliarse con la humanidad que se había rebelado desde Adán y Eva. La naturaleza con toda su hermosura y grandeza revelan la existencia de un Creador inteligente, sabio, poderoso y misericordioso. “Porque lo que de dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”

Dios fue ampliando la revelación de sí mismo por medio de los profetas a quienes les enseñó sus propósitos y su deseo de ayudarlos para reencontrarse con él. Esa revelación de sí mismo, se completó con la venida de Jesús, el Hijo de Dios, que  se hizo hombre naciendo en Belén de Judea. Jesús es verdaderamente Dios y verdaderamente hombre. Porque tuvo una vida sin pecados pudo ofrecerse para morir vicariamente por la humanidad proveyendo la posibilidad de que Dios nos justifique y reconcilie con él. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

 

 Frases célebres sobre la Biblia de grandes personajes de la historia:

 

Napoleón Bonaparte: “La Biblia no es un libro común y corriente, sino una criatura viviente que tiene un poder único que conquista a todo el que se opone”

Isaac Newton: “La Biblia posee más evidencias acerca de su autenticidad  que cualquier historia profana”.

George Washington: “Es imposible gobernar bien al mundo sin Dios y la Biblia”

Abraham Lincoln: “Al ocuparme en la lectura bíblica, uso mi  tiempo muy bien. Acepte usted todo lo que pueda entender de este Libro por medio de su razón y después tome el resto por fe.

Gabriela Mistral: “Biblia, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Benjamín Franklin: “La Biblia es nuestra única certidumbre para esta vida”

Thomas Jefferson: “La Biblia hace a la mejor gente del mundo”

Domingo Faustino Sarmiento: “La lectura de la Biblia echó los cimientos de la educación popular que ha cambiado la faz de las Naciones que la poseen”.

 

La Biblia nos muestra con claridad la manifestación del amor de Dios por con nosotros y su disposición para perdonarnos por medio de Su Hijo, si nos arrepentimos sinceramente. Este encuentro con Dios produce una conversión o trasformación que cambia nuestras vidas cuyos principios y valores están descritos en los evangelios y en las cartas de los apóstoles. Es una vida en la cual el amor al prójimo, la solidaridad y la honestidad nos permiten desarrollar relaciones interpersonales sólidas. Es una relación en la que no se mientan unos a otros, ni se maltraten y, mucho menos, se apropian de los bienes ajenos. La conducta cristiana sigue el ejemplo de Jesús, cuya vida nos admira por su grandeza, por su bondad y por su disposición para ayudar a los demás, incluyéndonos a nosotros.

Hoy, cuando la violencia, la corrupción, la perversidad y la inseguridad evidencian lo lejos que está la humanidad del modelo de vida que nos dejó Jesús, necesitamos volvernos a la Biblia para conocer las buenas noticias del amor  de Dios, y a Jesucristo como el Salvador que cambiará nuestras vidas y familias. Sí, hoy más que nunca la Biblia es un libro imprescindible. No deje de leerla, creerla y vivirla.

                                                                                      

Licenciado y Pastor Rogelio Nonini

Conferencista y escritor

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora