Noticias en idioma armenio

La Cámara de Representantes de Estados Unidos reafirma su reconocimiento del Genocidio Armenio

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el 29 de octubre una resolución que ratifica el reconocimiento de Estados Unidos al Genocidio Armenio, establece una política de conmemoración, rechaza el negacionismo y promueve su enseñanza, a partir de una campaña impulsada por el Consejo Nacional Armenio de Estados Unidos.

La legislación aprobada (H.Res.296) señala que «es política de los Estados Unidos conmemorar el Genocidio Armenio a través del reconocimiento oficial y el recuerdo», como así también «rechazar los esfuerzos para alistar, comprometer o asociar al gobierno de los Estados Unidos con la negación del Genocidio Armenio o cualquier otro genocidio». Por último, se propone «alentar la educación y la comprensión pública de los hechos del Genocidio Armenio, incluido el papel de Estados Unidos en el esfuerzo de ayuda humanitaria, y la relevancia del Genocidio Armenio para los crímenes de lesa humanidad modernos».

El actual proyecto de ley, la Resolución 296, establece el reconocimiento oficial y permanente del Genocidio Armenio como asimismo el rechazo a cualquier intento del Gobierno de los Estados Unidos de negar el Genocidio Armenio o cualquier otro genocidio. Aprobada por la Cámara de Representantes (la cámara baja estadounidense), faltaría la aprobación en el Senado (cámara alta).

«Con el presidente Donald Trump cediendo ante Recep Tayyip Erdogan, depende del Congreso hablar en nombre de Estados Unidos», expresó Aram Hamparian, director ejecutivo del Consejo Nacional Armenio de Estados Unidos, en referencia al reciente anuncio del presidente Donald Trump de que levantaría las sanciones económicas contra Turquía. Además aseguró que la resolución sería una «señal» para Turquía de que «Washington no se intimidará y que los principios estadounidenses no están a la venta».

El texto dice explícitamente que «Estados Unidos ha reconocido oficialmente el Genocidio Armenio a través de la declaración escrita del 28 de mayo de 1951 del Gobierno de los Estados Unidos a la Corte Internacional de Justicia con respecto a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, a través de la Proclamación del Presidente Ronald Reagan No. 4838 el 22 de abril de 1981, y mediante la Resolución Conjunta 148 de la Cámara, adoptada el 8 de abril de 1975, y la Resolución Conjunta 247 de la Cámara, adoptada el 10 de septiembre de 1984».

La resolución aprobada

La resolución recuerda que «Estados Unidos tiene una orgullosa historia de reconocer y condenar el Genocidio Armenio, el asesinato de 1.500.000 de armenios por el Imperio Otomano de 1915 a 1923, y proporcionar ayuda a los sobrevivientes de la campaña de genocidio contra armenios, griegos, asirios, caldeos, sirios, arameos, maronitas y otros cristianos».

Además, recuerda las acciones de Henry Morgenthau, embajador estadounidense en el Imperio Otomano entre 1913 y 1916, «organizó y dirigió protestas de funcionarios de muchos países contra lo que describió como la ‘campaña de exterminio racial’ del imperio, y recibió instrucciones el 16 de julio de 1915, por el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Robert Lansing, que el ‘Departamento aprueba su procedimiento… para detener la persecución armenia'», como así también la recaudación de fondos del presidente Woodrow Wilson entre 1915 y 1930, junto con las resoluciones del Senado que condenaron las masacres.

Luego, la resolución se refiere a Raphael Lemkin, «quien acuñó el término ‘genocidio’ en 1944, y que fue el primer defensor de la Convención de las Naciones Unidas sobre Prevención y Castigo del Genocidio, invocó el caso armenio como un ejemplo definitivo de genocidio en el siglo XX». En ese sentido, hace referencia a la célebre frase de Adolf Hitler, según consigna el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos: «Al ordenar a sus comandantes militares atacar a Polonia sin provocación en 1939, desestimó las objeciones diciendo: ‘¿Quién, después de todo, habla hoy de la aniquilación de los armenios?’, preparando el escenario para el Holocausto».

Las palabras de los congresistas

En tanto, los líderes del Comité de Asuntos Armenios del Congreso, Adam Schiff, Gus Bilirakis, Frank Pallone, Peter King y Jackie Speier, emitieron un comunicado en el que destacaron esta medida. «Como líderes del Comité sobre Asuntos Armenios, estamos muy contentos de que esta resolución, que reconoce y conmemora el Genocidio Armenio, vaya a ser votada la próxima semana por la Cámara de Representantes. El Genocidio, que duró de 1915 a 1923 y mató a un millón y medio de armenios, como a muchas otras minorías religiosas y étnicas, fue registrado en tiempo real por diplomáticos estadounidenses y está demostrado por registros históricos», expresaron los legisladores.

«Muchos estadounidenses desconocen este primer genocidio del siglo XX y la ayuda humanitaria dirigida por Estados Unidos que salvó innumerables vidas. En este momento, en el que Turquía lanzó una campaña militar en el norte de Siria, que mató a cientos y desplazó a miles de civiles, es todavía más importante que la cámara hable directamente sobre los crímenes contra la humanidad, ya sea los que han ocurrido hace un siglo o los de la actualidad».

En una declaración por separado, el demócrata Adam Schiff comentó: «Este es un momento que lleva años preparándose. En mis años de defensa por el reconocimiento, me he encontrado con innumerables sobrevivientes, y aunque su número ha disminuido con el paso del tiempo, sus hijos y nietos continúan con su legado. A medida que avanzamos hacia una votación, sus rostros quedan grabados en mi memoria». «Las últimas semanas han traído imágenes de familias y niños que huyen de sus hogares aterrorizados. Estas imágenes hacen que el recuerdo de hace cien años se sienta actual. La negación del genocidio causa dolor a los sobrevivientes, pero también le da aviso a aquellos que violan los derechos humanos hoy en día y que descansan fácilmente, sabiendo que el paso del tiempo y el poder borrarán su reputación. Como Hitler dijo al comienzo del Holocausto, ‘¿quién, después de todo, habla hoy de la aniquilación de los armenios?’», agregó el diputado. A su vez continuó: «Nunca olvidaremos, ni a los armenios, ni a los judíos, ni a los kurdos. Actuaremos de la misma forma para reconocer los genocidios del siglo pasado que para detener las atrocidades de hoy. Espero que todos los miembros se unan a mí en apoyo de esta resolución la próxima semana».

Por su parte, Eliot Engel, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, le argumentó a la prensa: «Estoy seguro de que Turquía no está contento con esta resolución, pero nosotros tampoco estamos contentos con el gobierno turco».

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora