Noticias en idioma armenio

La crisis económica de Rusia golpea al comercio exterior

Problemas para los exportadores armenios

industriaEreván (RFE/RL).- Los exportadores armenios de productos agrícolas, alimentos procesados y bebidas alcohólicas al mercado ruso están soportando grandes pérdidas debido a la monumental devaluación del rublo. De acuerdo a Gaguik Makarian, presidente de la Unión de Empresarios de Armenia, decenas de empresas han abandonado sus exportaciones a Rusia como consecuencia de fuertes mermas en sus ingresos reales. El empresario afirmó que muchas pequeñas y medianas empresas ya se encuentran al borde la quiebra.

La depreciación del rublo alcanzó a casi el cincuenta por ciento de su valor debido al impacto producido por la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo y las sanciones occidentales impuestas a Moscú como consecuencia de la intervención de Rusia en el conflicto de Ucrania. Por el contrario, el dram armenio sólo perdió un quinto de su valor frente al dólar estadounidense por lo que las exportaciones armenias a Rusia resultan poco convenientes.

Citando estadísticas elaboradas por la propia Unión de Empresarios, Makarian manifestó que una veintena de pymes agroindustriales armenias que trabajan con el mercado ruso sufrieron pérdidas por un total de ocho millones de dólares entre los meses de diciembre y febrero. Otras empresas más grandes como la Proshian Brandy Factory, también se han visto perjudicadas por el rublo más débil. El director de Proshian, Alik Gasparian, advirtió que las destilerías de vino y aguardiente armenios, así como las fábricas de conservas, tendrán este verano que reducir drásticamente sus compras de frutas y verduras a menos que el gobierno proporcione asistencia financiera a los agricultores afectados.

“Cuando a principios de julio comience el período de compras, las cosas van a complicarse para las empresas porque no tendrán dinero para poder adquirir sus materias primas y producir”, dijo Gasparian, durante un encuentro con otros ejecutivos de la industria y funcionarios gubernamentales. Sus preocupaciones encontraron inmediatamente eco en las empresas agroindustriales más pequeñas. Dos altos funcionarios del Ministerio de Economía reconocieron la gravedad de la situación. Uno de ellos, Gaguik Kocharian trazó paralelos con la recesión económica de 2009. “Estamos evaluando el momento y tenemos la intención de discutir posibles soluciones conjuntamente con el sector privado”, dijo el también funcionario Armén Yeganian, quien agregó que las propuestas llegarían en los próximos días.

Mientras tanto, el primer ministro Hovik Abrahamian y el ministro de Agricultura Sergo Karapetian, prometieron auxilio económico a los agricultores luego de visitar una empresa de empaque de frutas en la región de Armavir (foto). Karapetian afirmó que su cartera proporcionará semillas más baratas, combustible subsidiado y fertilizantes para acompañar a los productores en su recuperación.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora