Noticias en idioma armenio

La Cruz de Cristo

Iglesia Evangélica Congregacional Armenia "Santísima Trinidad"

Cristo-evangelicosEs común ver “cruces” en todas partes: templos, cúpulas, joyerías, hogares.   

Aunque en la antigüedad  los romanos la usaban  como un instrumento de tortura, con la muerte de Jesús, hoy encontramos el verdadero significado de la cruz para la humanidad.                                                                                      

Nosotros no adoramos la cruz, pero sí adoramos al Cristo de la cruz que murió, fue sepultado y resucitó al tercer día. De esta manera,  la cruz que nos presenta el Evangelio,  finalmente,  es la que se representa sin la figura de Jesús.                                                              

1- En la cruz de Cristo encontramos el perdón de nuestros pecados.

Dice la Biblia: “Y todo esto proviene de Dios quien nos reconcilió  consigo mismo por Cristo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”.

2- En la cruz de Cristo tenemos victoria espiritual.

El diablo se opuso permanentemente a la obra redentora de Jesús. Aún  hoy trata de impedir que el propósito de Dios se cumpla en los creyentes.                                                                                                   

Dice la Biblia: “Jesús vino para destruir por medio de su muerte, al que  tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo. Y nosotros somos más  que vencedores por medio de Aquél que nos amó”.

3- En la cruz de Cristo encontramos la santidad.

La vida cristiana es una lucha constante. En la conversión Dios nos da vida eterna pero nuestra tendencia  humana carnal no desaparece. Para vencerla contamos con el poder y la presencia del Espíritu Santo. Dice la Biblia: “Los que son de Cristo, han crucificado la “carne” con sus pasiones y deseos”.

Conclusión: Aún hoy sigue vigente la invitación de Jesús: “Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame”. En  su profundo significado espiritual, cuando  tomamos la cruz de  Cristo, la hacemos nuestra porque nos identificamos con Él, recibiéndolo en nuestros corazones como Salvador y Señor de nuestras vidas.

                                                                                                                            

Pastor Enoc Elmassian

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora