Noticias en idioma armenio

La tercera, pero no la vencida

Si se tratara de una miniserie televisiva diríamos que la trama del tercer episodio no tuvo un giro inesperado. Ahora es el de Dakota del Norte el senador que objeta y bloquea –por tercera vez consecutiva- la votación de la resolución 150 sobre el reconocimiento del Genocidio Armenio en el Senado de los EE.UU., copatrocinada por los senadores Robert Menéndez (Demócrata) y Ted Cruz (Republicano).

Puede dar la sensación de que uno es monotemático o de que está invadido por algún tipo de obsesión al insistir con estas notas sobre lo que está sucediendo en el poder legislativo estadounidense. Sin embargo, a más de 100 años del crimen de lesa humanidad, creemos que merece la pena seguir de cerca estos acontecimientos que -hoy como ayer- escriben historia.

Decíamos en la nota anterior que la perseverancia es uno de los factores fundamentales en este asunto. Al parecer, el senador Menéndez opina lo mismo. “Traeré cada semana este proyecto al recinto hasta que se haga justicia. Genocidio es genocidio”, aseveró visiblemente contrariado por la actitud de Kevin Cramer, tercer senador Republicano reclutado por la administración Trump con el objeto de bloquear la votación del proyecto.

Esto que ya parece un chiste -de mal gusto- no lo es en absoluto. Queda demostrado una vez más que detrás de la hipócrita postura de Cramer (el lenguaje del cuerpo a la hora de justificarse lo dice todo…) está la Casa Blanca y el mismísimo presidente Trump, al servicio incondicional de su par turco. El cuento de que “no es el momento adecuado” para votar dicho reconocimiento y que están en juego los “intereses nacionales y estratégicos de los EE.UU.” ya no convence a nadie. De hecho, fue John Bolton, ex asesor de seguridad nacional, el que lo dijo sin tapujos: el presidente antepone sus “intereses personales” a los de la nación. Lo que todavía no se conoce con certeza, es cuán grandes son esos “intereses personales”. Aunque a juzgar por el incansable apoyo de Trump a Erdogan, no debe ser moco de pavo…

¿Y por qué bloquear nuevamente la votación? Pues porque los informes dicen que la amplia mayoría de senadores –incluidos los partidarios de Trump- están a favor del reconocimiento del Genocidio. Hartos ya del apoyo de su presidente al régimen turco o por un afán de justicia histórica, lo importante es que de ser votada por el pleno, la resolución tendría hoy una aplastante mayoría, tal como sucediera en la Cámara de Representantes. Los senadores Menéndez y Cruz bien saben que cuentan con el apoyo de esa mayoría y de ahí que no se detendrán en sus esfuerzos hasta lograr el reconocimiento del Genocidio Armenio.

Al mismo tiempo, los acontecimientos políticos se van precipitando y se espera una inminente votación en el Senado para imponer a Turquía sanciones mucho más severas que las votadas por los Representantes el 29 de octubre pasado. A eso hay que agregarle el procedimiento de juicio político –impeachment- al presidente Trump, que ha recibido luz verde por parte de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi. Al “Ucraniagate” tendrían que sumarle el “Turquiagate”, seguramente mucho más jugoso si se sacara a la luz los tejemanejes del tándem Trump-Erdogan.

De un modo o del otro, una posible derrota de Trump significará también la derrota de todos los que lo apoyan, incluida la de Turquía. Lo cierto es que el suspenso crece y que las próximas serán semanas decisivas. Nuevos capítulos se agregarán a este thriller de intrigas palaciegas que las productoras ya deberían estar rodando.

Dr. Ricardo Yerganian
Exdirector del Diario ARMENIA
ryerganian@diarioarmenia.org.ar

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora