¿Las estructuras sociales son representadas en la danza?

10 de marzo de 2020

La cultura y la historia van de la mano. Una representa a la otra, y juntas van cambiando.

Los diversos elementos característicos de la cultura de una nación pueden ser (son) manifestación de las estructuras sociales.

En el caso de la danza armenia como elemento típico de la cultura armenia, se ha observado a lo largo de la historia como en las danzas la mujer realiza movimientos delicados acentuando sus manos, y los hombres, en cambio, realizan movimientos con fuerza y de carácter más brusco.

¿Qué vinculación tiene esto con la historia? ¿Hasta en las danzas se representan las estructuras sociales?

En el pasado, la mujer ocupaba en la sociedad un rol meramente doméstico, sus tareas se abocaban a la crianza de sus hijos y a la limpieza de la casa; dicha construcción social del género femenino estaba acompañada también por la estética, la delicadeza, la tranquilidad, la no rebelión. Y el hombre ocupaba un rol de trabajador remunerado encargado del sostén económico de la casa, la construcción social del género masculino tenía como elemento principal la fuerza. En consecuencia, el hombre era visto como sujeto de fuerza, protector.

Estas construcciones sociales fueron trasladadas a la danza, dándole la mujer la característica de la delicadeza en los pasos y al hombre la de la fuerza y potencia.

Al día de hoy, se ha cuestionado y se siguen cuestionando las construcciones sociales de ambos géneros y de los roles que ocupan en la estructura social.

Las danzas armenias como elemento cultural típico y milenario de Armenia, contienen rasgos claros de la visión de la mujer y del hombre de la época.

Es curioso, pero no sorprendente, como en las diversas manifestaciones culturales se reflejan las estructuras sociales incluso en criterios de género.

Este análisis nos permite comprender un poco el origen de las cualidades atribuidas a la mujer y al hombre en la danza armenia; y a su vez nos permite seguir readecuando las artes al paradigma social actual sin perder lo principal de ese elemento cultural.

Gariné Morcecian
Estudiante de Abogacía UBA e integrante del Conjunto Nairí de HOM
garinemorcecian@hotmail.com

Compartir:

Comentarios