Las palabras inoportunas del Patriarca armenio en Constantinopla

14 de enero de 2020

Desde de su designación como patriarca de la Iglesia Armenia de Constantinopla, Sahak Mashalyan brindó varias entrevistas a distintos medios de comunicación turcos que se caracterizaron por el marcado perfil pro-turco (o anti-armenio) de los comentarios.

Sahak II, entronizado el sábado 11 de enero, declaró al periódico Aksham, entre otras cosas, que los armenios de la diáspora y los de Estambul no tienen conexión entre ellos y, además, que “la diáspora está retrasada unos 100 años”.

Mashalyan dijo también que desde el período del Imperio Otomano “los problemas de las minorías fueron explotados para interferir en los asuntos internos de Turquía”. “Somos ciudadanos de este país y cualquier palabra en contra también nos duele”, afirmó el flamante Patriarca.

Al respecto, el analista Harout Sassounian sostuvo que alguna declaración anti-armenia por parte del Patriarca podría ser comprensible teniendo en cuenta que la comunidad armenia en Turquía puede considerarse “rehén” del régimen turco, pero sostiene que las declaraciones críticas son, sin duda, para sumar puntos ante las autoridades turcas. “No todas las declaraciones están hechas bajo coacción ya que mucho de lo que dice lo hace por su propia voluntad sin rasgos de presión por parte del gobierno”, afirmó Sassounian.

Según el Patriarca “todas las minorías en Turquía concuerdan en que con el presidente Erdogan es cuando mejor se vive en Turquía”. Al respecto Sassounian salió al cruce y dijo que “Mashalyan parece haber olvidado que durante los últimos 12 años el gobierno de Erdogan no le permitió elegir el patriarca a la comunidad armenia y que además prohibió la participación de varios clérigos armenios en las elecciones por el sólo hecho de haber servido a la iglesia fuera de Turquía”. “Probablemente Mashalyan no hubiera sido elegido si se hubiese dejado participar a otros candidatos” remató Sassounian.

Continuando con sus declaraciones anti-armenias, Sahak II dijo a la televisión turca que “le hirió” la decisión del Senados de los Estados Unidos. “Nosotros no somos diáspora”, declaró. “Después de los acontecimientos de 1915 decidimos quedarnos a vivir aquí, como siempre”. “La diáspora creció con el trauma de 1915, con los recuerdos amargos que fueron pasándose de generación en generación. Nosotros sobrevivimos a ese trauma”.

Sassounian sostiene que “las palabras humillantes del patriarca Sahak Mashalyan antes de su ordenación no son una buena señal. El Patriarca está en plena etapa de luna de miel con su nuevo puesto sin embargo, como en el pasado, el gobierno turco puede apretar los tornillos a la comunidad armenia local”, sostuvo. “Cuando suceda eso será la diáspora armenia la que acudirá en su rescate ignorando, obviamente, las inoportunas palabras del patriarca contra la diáspora”.

Compartir:

Comentarios