Noticias en idioma armenio

Matías Patanian: “Llevo el arraigo armenio con muchísimo orgullo”

Entrevista al CEO de Aeropuertos Argentinos y vicepresidente de River Plate

Buenos Aires (Diario ARMENIA).- El CEO de Aeropuertos Argentina 2000 y vicepresidente 2° de River Plate habló con el Diario ARMENIA acerca de su historia familiar, el lazo con la colectividad, su trayectoria profesional y la pasión por su equipo. Además, el armenio nacido un 24 de Abril, opinó sobre el rechazo de San Lorenzo al ofrecimiento de Azerbaidján y aseguró que “también intentaron acercarse a River, pero mi apellido los espantó”.

Matías-PatanianTiene 44 años y una larga carrera transcurrida en el holding que lidera Eduardo Eurnekian. Tuvo su paso por la textil, fue parte del crecimiento y expansión de Cablevisión, vivió el nacimiento de la productora de contenidos América 2 y, finalmente, se quedó con la actividad aeronáutica. Así, en Aeropuertos Argentina 2000 tuvo varios cargos directivos y, desde hace un año, fue nombrado CEO de la compañía. Su otra faceta es la de súper fanático de River, equipo que conoció desde las tribunas, pasando por su etapa en el ámbito televisivo, hasta involucrarse en la política como actual vicepresidente 2° del club.

A pesar de todas estas actividades, se hace un lugar para defender su apellido y nos lo cuenta. Cómo vive el furor actual de su equipo tan cerca de la Copa Libertadores, cómo combina esta pasión que se convirtió en “trabajo” con su desempeño profesional. Cuáles son sus antecedentes armenios y cómo es el lazo con la comunidad. Y qué opina acerca del rechazo de San Lorenzo al ofrecimiento de sponsoreo por parte de Azerbaidján. De todo esto habló Matías Patanian con el Diario Armenia.

¿Cómo es la historia de su descendencia armenia? ¿Qué vínculo tiene con la colectividad?

Mis abuelos paternos llegaron a la Argentina escapando del genocidio desde Aintab. A mi abuelo no llegué a conocerlo porque murió cuando yo tenía tres años. Mi abuela era adorable, cocinera única y con un acento armenio con mezcla de castellano que era encantador. Los Patanian eran muchos hermanos, tíos, primos etc. A mí me tocó la particularidad de ser hijo único y, paradójicamente, de haber nacido un 24 de Abril. Llevo el arraigo armenio con muchísimo orgullo.

Hace poco acompañó el acto de reconocimiento a Matías Lammens por haber rechazado el sponsoreo para San Lorenzo que le ofreció Azerbaidján, país en conflicto con Armenia

¿Qué opina acerca de la posición tomada por parte del presidente de San Lorenzo?

Tengo una gran relación con Matías a pesar de habernos conocido hace solamente un par de años. Me encantó acompañarlo, fue una noche muy feliz por el reconocimiento de la UGAB. Celebro lo que hizo San Lorenzo, me parece un gesto enorme. A nosotros, en River, también quisieron llegar, pero de entrada los espantó el apellido de uno de los vice presidentes, ¡el mío!

¿Existen con frecuencia este tipo de propuestas y de maniobras por parte de los países en conflicto con Armenia? ¿Por qué creés que sucede en Argentina, un país tan alejado de del centro de la escena?

Sin dudas esto sucede por tratarse del tercer país más importante de la diáspora. Habrán pensado en la mezcla argentina más el futbol como un combo atractivo. Somos un país clave a nivel de la colectividad armenia y eso sumado a lo que implica el fútbol en estas latitudes… De todos modos, les hubiera sido imposible llevarlo a cabo con éxito.

¿Cómo logró su trayectoria profesional y cómo se liga con su rol en el deporte?

Trabajo con Eduardo Eurnekian desde 1991. Me tocó transitar por todo el grupo y sus diferentes negocios; así pasé por la textil, el crecimiento y expansión de Cablevisión, la productora de contenidos América 2 desde su nacimiento y, más adelante, la actividad aeronáutica. En Aeropuertos estoy desde el año 2000. Fui varios años director de compras, trabajé en nuevos negocios dentro de la compañía y estoy como CEO desde hace un año.

En la época de América 2, Eduardo decidió darle mucho ímpetu a los contenidos deportivos y un día me pidió que trabajara en ese sector. Salimos a comprar derechos de tv para tener en pantalla partidos de clubes, selección argentina y otros. Fue una etapa única, atrapante y muy divertida. En el 98 hicimos una oferta muy importante para televisar a River en Copa Libertadores y fui el encargado de llevar a cabo esas negociaciones que le significaron al club un ingreso inédito y al canal, un claro calentamiento de su pantalla. Es así como comencé a conocer un River desconocido para mí, ya que nunca había salido de la tribuna o de la platea. Conocí las oficinas y la gestión. Tres años después, en el 2001, comencé a participar de la vida política del club.

¿Cómo se prepara y cuál es el clima en River, tan cerca de la Copa Sudamericana?

Estuve acompañando al presidente D´Onofrio en el sorteo de la Copa Libertadores realizado en Paraguay. Fue un evento muy interesante ya que lógicamente es nuestra primera vez desde que gestionamos el club.

Son lugares y momentos ideales para realizar múltiples reuniones y cultivar relaciones con el mundo del futbol sudamericano. Claramente la Libertadores es un enorme anhelo para la institución y será tratado como tal. Nos ha tocado una fase de grupos que nos obliga a viajar muy lejos, pero no hay queja, lo tomamos como un muy lindo desafío.

¿Cuáles son sus proyectos para el 2015?

Suena fuera de cassette lo que voy a decir, pero no quiero nuevos proyectos por un tiempo (se ríe). Con los que tengo me alcanza y me sobra. Mi vida es un poco caótica. Necesito días de 30 horas: mi trabajo, la actividad en River y mi familia con dos chiquitos de 3 y 1 año, hacen que deba multiplicarme hora por hora, incluso los fines de semana. Pero hay algo que sí quisiera hacer, que es retomar el golf, otra de mis grandes pasiones.

Tuve que resignarlo por una cuestión de tiempo y lo extraño mucho. Espero poder volver a jugar pronto.

Desde lo personal anhelo, para el 2015, poder organizarme mejor con esos tres ejes que atraviesan mi vida. Pero ojo, no me quejo, no podría ser más feliz con todo lo que me está pasando. Ha superado largamente mis sueños.

Luciana Aghazarian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora