Noticias en idioma armenio

Mediadores de la OSCE preocupados por los nuevos choques en la frontera

Diferendo de Artsaj

OSCEEreván (RFE/RL).- El equipo de negociadores de Estados Unidos, Rusia y Francia instó el miércoles a las partes del conflicto de Nagorno Karabagh a cumplir con el cese al fuego, tras las nuevas escaramuzas que, según informes, dejaron a dos civiles azeríes muertos.

“Los miembros del Grupo Minsk llaman con urgencia a las partes a que dejen de tomar medidas militares”, expresaron los mediadores por medio de una declaración conjunta. “La violencia solo trae más violencia y no logra nada”. “El único modo responsable y humano de resolver este extenso conflicto es que las partes regresen de buena fe a la mesa de negociaciones”, agregaron.

Desde el Ministerio de Defensa de Azerbaidján comentaron que una mujer de 50 años y su nieta de 2 años murieron el martes por la noche como consecuencia del bombardeo armenio en el pueblo de Alkhanli, al sureste de Karabagh. Otra residente local resultó gravemente herida, informaron desde esa cartera agregando que la parte azerí disparó contra las fuerzas enemigas estacionadas cerca de la línea de contacto.

El Ejército de Defensa de Karabagh, respaldado por Armenia, presentó una versión diferente de los acontecimientos, expresando que las fuerzas azerbaijanas dispararon cinco cohetes hacia uno de los puntos de mando desde una posición de artillería ubicada dentro de Alkhanli, y a partir de ahí sus tropas de primera línea tomaron represalias.

En otro comunicado, el Ejército de Defensa acusó a los militares azeríes de usar a los residentes de Alkhanli como un “escudo humano”. Además publicaron un breve video que muestra dos cohetes de Azerbaidján cayendo cerca de las trincheras armenias de Artsaj con vistas a la aldea azerí. Según argumentan en el informe esta era la primera vez que Azerbaidján utilizaba sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple TR-107, de fabricación turca, desde las hostilidades de abril de 2016 en Karabagh y sus alrededores.

“Si el enemigo sufrió realmente víctimas entre los civiles entonces tenemos que expresar nuestro pesar”, dijo el teniente general Levón Mnatsakanian, comandante del ejército. “Al mismo tiempo quiero dejar claro que las fuerzas armadas de Artsaj seguirán ejerciendo plenamente su derecho a defenderse y, si es necesario, responderán a las acciones ofensivas del enemigo de una manera específica y desproporcionada”. Mnatsakanian también advirtió a Bakú contra posibles nuevas acciones militares, diciendo que estas tendrían “consecuencias impredecibles”.

Sin embargo, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaidján afirmaron que los armenios están atacando deliberadamente a civiles azeríes que viven cerca del frente de Karabagh. Además comentaron que la muerte de los dos aldeanos “confirmó el carácter terrorista” de Armenia. Otro de los puntos que la cartera abarcó tiene que ver con el pedido a Estados Unidos, Rusia y Francia para que ahora exijan “la retirada inmediata de las fuerzas armadas de Armenia de los territorios ocupados”.

Por su parte, el gobierno en Ereván culpó a la parte azerí por las víctimas. El Ministro de Relaciones Exteriores Edward Nalbandian lo discutió en conversaciones telefónicas con los miembros del Grupo de Minsk. La oficina de prensa del funcionario armenio dijo que los informó sobre “la situación después de la provocación de Azerbaidján”.

El portavoz de Nalbandian, Tigran Balayan, comentó que para evitar más derramamientos de sangre, Bakú debe cumplir con los acuerdos de confianza que fueron acordados por los presidentes de los dos países el año pasado.

Ambos líderes, Serge Sarkissian e Ilham Aliyev, acordaron específicamente pedir a la OSCE desplegar más observadores de campo en la zona de conflicto e investigar las violaciones a la tregua que ocurren allí. Desde entonces, los dirigentes azeríes se muestran reacios a aplicar estas salvaguardias, diciendo que consolidarían el statu quo y no se lograrían progresos en las negociaciones de paz entre ambos.

La última escalada precede a la reunión entre los ministros de relaciones exteriores de los dos países, prevista para fines de este mes. Desde el Grupo Minsk esperan que puedan ayudar a que se dé una nueva cumbre entre Armenia y Azerbaidján. Los mediadores expresaron luego de sus visitas a Ereván, Bakú y Stepanakert del mes pasado que tanto Aliev como Sarkissian “mostraron su intención de reanudar el diálogo político en un intento de encontrar el compromiso para solucionar las cuestiones más polémicas del arreglo”.

La agencia de noticias Interfax citó al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaidján, Hikmet Hajiyev, quien dijo que Bakú no planea cancelar la reunión ministerial que podría tener lugar ya en la próxima semana. “Queremos negociaciones sustantivas”, confirmó.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora