Noticias en idioma armenio

Miles de personas marcharon por el 12° aniversario del asesinato de Hrant Dink

Estambul, Turquía

Dink-1Estambul (Fuentes diversas).- Miles de personas marcharon conmemorando el 12º aniversario del asesinato del periodista turco-armenio Hrant Dink el sábado 19 de enero. Mientras tanto, continúa creciendo la indignación popular por el juicio, que no ha arrojado ninguna luz sobre la presunta negligencia oficial en el hecho.

Los manifestantes y activistas de derechos humanos colocaron flores rojas en el lugar donde el editor en jefe del periódico Agós fuera asesinado a tiros por la espalda en manos de un adolescente de 17 años de edad.

Muchos llevaban carteles que decían «Todos somos Hrant, todos somos armenios» y «Queremos justicia», como ya se había hecho en las once recordaciones anteriores. A su vez, Filiz Ali, hija del escritor asesinado Sabahattin Ali (foto izquierda), pronunció un discurso durante la ceremonia.

“En una mañana nevada de 1948, mi padre se dirigía desde Ankara hacia Estambul, luego de tomarnos algunas fotos a mi madre y a mí. Nunca regresó. El asesino, quien confesó haberlo hecho por ‘sentimientos nacionalistas’ no fue diferente del joven que posó con una bandera turca después de matarte”, dijo en el inicio de sus palabras.

“Me gustaría darte buenas noticias pero no puedo. Periodistas, escritores, políticos y referentes culturales son encarcelados antes incluso de que se les formalice una acusación. Las decisiones de los tribunales internacionales se ignoran, los contratos que firmamos no se cumplen, las personas están privadas de su libertad sin motivos. Fuimos testigos de los ataques contra las Madres de los Sábados, de su persecución…”

Hrant-2019-2Además, agregó: “Querido Hrant, a pesar de todas las dificultades, aún mantenemos la esperanza. Todavía hay personas que no se quedan calladas. No nos vamos a ir a ninguna parte y no nos rendiremos. ¡Estas tierras y este país son nuestras!”.

Dink había sido muy franco durante su vida con respecto a la situación de los armenios. Incluso fue procesado tres veces por violar el artículo 301 del código penal turco, que estipula como un delito el hecho de insultar la identidad, la nación o las instituciones turcas. El periodista pasó su carrera desafiando la intolerancia detrás de tales imposiciones, convirtiéndose en un defensor de los derechos de las minorías.

El 19 de enero de 2007 Ogün Samast le disparó a corta distancia a Dink cuando este se dirigía a su trabajo. El homicida se convirtió rápidamente en un símbolo del racismo y el ultranacionalismo dentro de la sociedad turca, de la guerra contra la libertad de expresión y de la complacencia de los intelectuales.

Desde el crimen, el movimiento llamado «We Want Justice» (“Queremos justicia”) exige que se realice un juicio justo. El mismo ha ido sumando a sus filas a distintos armenios, liberales turcos, periodistas, kurdos, alevís, mujeres y miembros de la comunidad LGBT, básicamente todas las minorías marginadas de Turquía.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora