Noticias en idioma armenio

Nairí celebró su aniversario en una fantástica noche para el recuerdo

Cuarenta años en una noche


Y un día llegó el cumpleaños cuarenta de un conjunto que comenzó como un proyecto ambicioso que HOM tomó a su cargo para reunir a chicas y muchachos jóvenes con ganas de entregarse a la danza folklórica de un pueblo que no olvida sus raíces.

Muchos años pasaron de ese aquel 1978 en que Bedig Evazian tomó las riendas de Nairí y comenzó a escribir las primeras páginas de su esplendorosa historia a la que contribuyeron también sus sucesores George Torikian, Eduardo Balassanian y Sergio Kniassian.

Cada uno de ellos impuso algo de su impronta en las distintas generaciones que año tras año pasaron por Nairí. Hace veinticinco años hubo una pequeña revolución en el conjunto de danzas de HOM. En ocasiones los cambios se producen por diferencia de opiniones, conceptos y hasta de compatibilidades. Todas las crisis pueden provocar mejoras y resurgimientos y esta no fue la excepción. La llegada del eximio director Vanush Janamirian y su esposa Vika generó esa revolución. Arribaron nuevos bailarines, se renovaron coreografías y vestuarios y pronto, el trabajo de Vanush mostró sus frutos. Nairí tuvo otro perfil, sus bailarines exigidos hasta el cansancio por el riguroso director armenio, dieron lo mejor de sí y el conjunto adquirió entonces una jerarquía que hasta el día de hoy conserva porque luego de un breve impasse a cargo de Nazaret Boyadjian, otra excepcional dupla se hizo cargo de la dirección de Nairí.

Vahram Ambartsoumian y Tereza Sargsian comenzaron su brillante ciclo en 2003 y desde entonces cada temporada han dado lo mejor de su arte para entrenar al grupo de bailarines que ve en ellos el espejo en donde reflejarse. Vahram y Tereza han sabido transmitir su enorme experiencia, logrando amalgamar a los más experimentados con aquellos que recién transitan sus primeros años en el conjunto.

El inolvidable viaje a la Madre Patria en 2016 fue una prueba más evidente del excelso nivel adquirido por los integrantes de Nairí que deslumbraron a sus auditorios en cada presentación. Aquella experiencia resultó inolvidable para todos, maestros y bailarines recibieron los cálidos aplausos de quienes admiraron realmente el arte desplegado por el conjunto llegado de la lejana Argentina.

Inolvidable show en el Teatro Regio

El martes 27 de noviembre la tradicional sala de Villa Crespo abrió sus puertas para que los espectadores vivan una noche de música, danzas y recuerdos transportados desde hace cuatro décadas. El espectáculo dio comienzo puntualmente, conducido por el periodista Leo Moumdjian quien luego de las presentaciones de rigor invitó a la Dra. Graciela Kevorkian a dar su mensaje en nombre de la Comisión Regional de HOM (ver más abajo).

Los cuarenta años de Nairí se vieron resumidos en el video que se proyectó a continuación como preludio de la actuación del conjunto.

Una vez más, el conjunto demostró su total vigencia, cada una de las piezas interpretadas resultó emocionante, atractiva, y estupendamente interpretada por los artistas del conjunto. El programa incluyó dos extras: el primero de ellos fue una enorme sorpresa a cargo del director de Nairí, Vahram Ambartsoumian, quien en una genial presentación bailó el tango La última curda cantado por Roberto Goyeneche. Su actuación con una coreografía no tradicional pero muy atractiva recibió uno de los mayores aplausos de la noche. La otra novedad fue la actuación de un grupo de exintegrantes de Nairí, que impulsados por el 40° aniversario del conjunto decidió evocar viejos tiempos y mostrar que aun está presente en ellos aquella pasión por la danza que conservan desde los tiempos en que Nairí los contaba en su elenco.

Finalizada la brillante presentación, la Comisión Regional de HOM entregó un reconocimiento a Karina Kazandjian por sus veinticinco años ininterrumpidos de actuación en el Conjunto Nairí. Los directores Vahram y Tereza también recibieron las felicitaciones de las compañeras de HOM.

 


Mensaje de la Dra. Graciela Kevorkian, presidenta de la Comisión Regional

“Cuarenta años de Nairí ofreciendo al mundo su danza armenia”

HOM-Dra.-KevorkianLa danza es una de las expresiones más nobles del ser humano. A través suyo se transmiten tradiciones, costumbres, y asimismo aspectos de la idiosincrasia de cada etnia. La danza armenia es un elemento vivo en la esencia de nuestra nación, desde hace siglos. Pero su alcance no se limita sólo a nuestros territorios ancestrales, sino que tiene presencia viva en todo el mundo.

Hace exactamente cuarenta años, la Comisión Regional Sudamericana de HOM tuvo la brillante idea de crear el Conjunto de Danzas “Nairí”. Durante cuatro décadas, cada director que guió el grupo, cada bailarín que formó parte de sus filas, cada colaborador, puso su impronta, su capacidad, su entusiasmo, su arte, y su tiempo. Y sumado a ello la total dedicación de HOM a través de sus comisiones y de sus voluntarias, con el tiempo se logró que aquella idea inicial tomara fuerza, protagonismo, una identidad con temple y presencia, que actualmente no deleita a su público sólo a través de los escenarios de Sudamérica, sino que extiende sus horizontes y llega incluso hasta Armenia y Artsaj.

Este año también celebramos los ochenta y cinco años de HOM en Sudamérica. Somos plenamente conscientes de continuar la senda trazada por nuestras predecesoras, con la misión, la ideología y los principios que caracterizan a nuestra organización, pero adaptándola a las épocas actuales, con nuevos desafíos y un fervor solidario que traza nuestro futuro institucional.

El campo de acción de HOM es tan amplio, que abarca la educación, la salud, el asistencialismo social, la cultura, la capacitación, el empoderamiento de la mujer, y mucho más. Y cada uno de estos aspectos abre a la vez un inmenso abanico de posibilidades que va más allá de la imaginación en cuanto a proyectos e iniciativas, que a través de HOM, de sus integrantes, que son voluntarias, de sus simpatizantes y de sus benefactores, se hacen realidad, y en forma exitosa. Becas estudiantiles y universitarias, ayuda a establecimientos educacionales, Jardines de Infantes “Sosé” de HOM en Artsaj, casas de descanso para adultos mayores en Buenos Aires y San Pablo, centros de asistencia médica, Maternidad de HOM en Armenia, ayuda a los soldados que protegen la frontera patria y a la población civil local, asistencia a los necesitados en zonas de catástrofes naturales o de guerra, programas de padrinazgo de huérfanos, conjuntos de danzas armenias, talleres de arte, seminarios, conferencias, cursos de capacitación, empoderamiento de la mujer a través de diversos medios, presencia activa en las Naciones Unidas, relacionamiento con ONGs, encuentros sociales, son sólo algunos de los ejemplos de la intensa labor de HOM en todo el mundo, y por ende también en nuestra región, donde está conformada por siete filiales, en Buenos Aires, Córdoba, Montevideo, San Pablo y Osasco.

Y es también en este contexto que, habiendo nacido en el año 1978, el Conjunto de Danzas “Nairi” de HOM despliega a lo largo del tiempo y también hoy su fervor cultural, como asimismo lo hace el Conjunto Infantil de Danzas “Shirag” de HOM. Conformando ambos factores esenciales a través de los cuales nuestros jóvenes, adolescentes y niños han presentado y presentan la danza armenia al mundo.

Feliz aniversario a todos los que han sido y son parte de este proyecto cultural. ¡…Felices cuarenta años, “Nairi” de HOM…!

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora