Noticias en idioma armenio

“Nuestra casa está construida piedra sobre piedra”, dice Serop Abrahamian

De California a Artsaj

SeropEste año, las juventudes de la FRA-Tashnagtsutiún de la costa oeste de Estados Unidos organizaron campamentos juveniles en Stepanakert y en el poblado de Astghashen de la región de Askerán. Aparaj tuvo la oportunidad de entrevistarse con Serop Abrahamian, responsable general de ambos campamentos.

Serop ya dio el paso más importante de su vida. En 2013 partió de Los Ángeles y se estableció en la madre patria. Nos cuenta que su madre es originaria de Jerusalem, mientras que su padre es de Beirut. En los difíciles años 70/80 su familia se radicó en Estados Unidos.

Serop es dueño de una licenciatura de Ciencias Políticas y este año ha sido admitido en la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad Americana de Ereván. En 2013, el joven tomó parte del programa Birthright y permaneció varios meses en Armenia.

“Participé de ese programa con el fin de probar si era capaz o quería vivir en mi patria”, nos dice Serop. “Durante los pocos meses del programa encontré la respuesta a mi pregunta. Sí, quiero y necesito vivir en Armenia, me dije. Comprobé que esta tierra corre por mis venas, que ya no soy capaz de vivir en otro sitio. Aquí me siento muy feliz, y realmente no podría encontrar palabras para explicar esa alegría”, continúa

Luego de trasladarse a Armenia, Serop tuvo una oferta laboral en Gorís y resolvió aceptarla. Trabaja en una empresa de diseño de programas para telefonía móvil.

“Sabía de antemano que iba a ser difícil para mí. Vivía en una de las ciudades más grandes del mundo y cambié por Gorís. Pero al radicarme allí me di cuenta cuan agradable e interesante era trabajar en una ciudad de apenas 21.000 habitantes. Un pequeño rincón de nuestra amada patria. He cosechado grandes amistades en Gorís, ellas son personas muy importantes para mí”…

Para poder participar de los campamentos juveniles Serop debió solicitar una licencia de dos meses con el fin poder organizar los eventos.

La cuestión más relevante en la organización de los campamentos es poder mostrar a los niños y jóvenes de Artsaj que la Diáspora no sólo va a ayudar, sino también va a integrarse y hacer amistad con ellos. “El proyecto es muy alentador para los jóvenes de la Diáspora ya que les permite consolidar su espíritu patriótico y acumular la vibrante energía de los armenios”.

Serop se refiere con dificultad acerca de ciertos problemas. “Los jóvenes de la Diáspora participan de los campamentos apenas seis semanas.

En ese período no pueden ver el país real. Ellos viven la patria representada en sus sueños. Pero la Armenia real no es la de las fantasías. Tiene muchos problemas y preocupaciones. Yo no puedo comprender a esas personas que sin hacer nada por su Patria, sólo reclaman o se quejan.

Ellos no entienden que nuestra casa armenia está construida piedra sobre piedra, que para poder progresar debemos resolver lo que está mal. No digo tampoco que la Diáspora deba enviar su asistencia económica por encima de sus posibilidades, pero es necesaria la fuerza de todos nosotros, nuestras condiciones, conocimientos, la experiencia que podamos transferir a nuestra patria”, expresa.

“Tal vez suene un poco extremo, pero aquellos que se quejan sin hacer nada por corregir los errores existentes, para mí son igual que los traidores”, continúa Serop.

“Quiero que los armenios de la Diáspora tengan fuertes lazos con Armenia. El armenio, cualquiera sea el país del que provenga, no debe visitar su país en carácter de turista. Los armenios de la Diáspora deben intervenir en la vida armenia tanto en el terreno político como en el social”, afirma convencido.

“Debemos permanecer unidos y fuertes por el bien de nuestro futuro”, concluye.

Lusiné Tevosyan
Aparaj.am

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora