Noticias en idioma armenio

Parlamento de Karabagh: “Estamos preparados para la guerra, no haremos concesiones”

Guerra en Artsaj

Stepanakert (ArmeniaNow).- Poco después de la “guerra de los cuatro días” miembros del Parlamento de la República de Nagorno Karabagh advirtieron que Artsaj tiene que estar preparada para una guerra con Azerbaidján.

Hayk-Khanumyan-1-625x420“Tenemos muy poco tiempo para adquirir las armas que necesitamos. Éste es un indicador real para mí. Si en el futuro inmediato las autoridades de Armenia y Karabagh comienzan a comprar armas, ello significa que van a enfrentar seriamente los desafíos”, manifiesta Haik Khanumian (foto izquierda), líder de la facción del Partido Renacimiento de Karabagh, del parlamento local.

De acuerdo a David Ishkhanyan (foto abajo), jefe de la bancada parlamentaria de la FRA-Tashnagtsutiún, la guerra de cuatro días fue un serio paso que provocará cambios en la vida de los habitantes de Artsaj. Dijo que el pueblo debe estar preparado psicológicamente para una guerra y actuar en consecuencia. “Es decir, desde los que tienen responsabilidades superiores, hasta los más bajos círculos, desde los generales hasta los soldados, todos debemos consolidar esa mentalidad en nosotros. Debemos revisar nuestra estructura militar, la labor estratégica y las tácticas con que enfrentaremos al enemigo. El problema no se circunscribe sólo en el poderío militar”, dice el parlamentario tashnagtsagán.

Ishkhanian agregó que la escalada del conflicto dejó en claro que la seguridad de la población no está resuelta Davit-Ishkhanyan-630x420por completo, en especial en los sectores septentrional y central de Artsaj.

“La parte norte de la región de Mardakert y el centro del área de Marduní aún no cuentan con los componentes de seguridad adecuados y es importante comprender que si queremos transformar esas zonas en invulnerables, tenemos que cubrir un área mayor y buscar la seguridad de las personas”, prosiguió. “No nos inclinamos a reasentar las poblaciones de Talish, Mardakert o Marduní, teniendo en cuenta que esos poblados están ubicados muy cerca de la línea de contacto. Podemos hacer que este tema sea motivo de un amplio debate que nos permita resolver el problema teniendo en cuenta la seguridad de nuestros hermanos que allí viven”, cerró Ishkhanian.

Arthur-TovmasyanEn tanto, otro líder parlamentario, en este caso Arthur Tovmasyan (foto izquierda) del partido Patria, dijo que ser económicamente poderoso no significa que se puede ganar una guerra. “Recordemos las guerras entre la Unión Soviética y Afganistán; Estados Unidos y Vietnam; Alemania y Rusia y finalmente Artsaj y Azerbaidján. ¿Estábamos mejor armados en 1992 -1994? Estoy seguro que si la guerra de cuatro días se extendiera, nuestros soldados no sólo impedirían la reacción contraria, sino que también se moverían al territorio del enemigo y tendríamos el mismo resultado que obtuvimos el 12 de mayo de 1994, cuando las fuerzas azeríes reclamaron una tregua”, subrayó Tovmasyan.

Refiriéndose a la labor del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a lo largo de estos años, dijo que la alternativa a las negociaciones es la guerra. “La misión más importante de ese grupo fue asegurar una situación ni de beligerancia, ni de paz, algo que duró hasta 2014. No creo que la guerra haya recomenzado en 2016. Nuestras tropas lucharon heroicamente en las micro batallas en julio-agosto de 2014. Los soldados armenios fueron los responsables de la tarea de mantenimiento de la paz, algo que era responsabilidad de la OSCE. Nuestros hombres debieron tomar medidas punitivas contra los intentos de sabotaje del enemigo azerí, sólo así el adversario se quedó en silencio”, reflexiona el parlamentario de Patria.

De acuerdo con Khanumyan, el Grupo de Minsk sólo es un mediador entre las partes. No es posible tener grandes ilusiones relacionadas con el trabajo de los copresidentes. “El hecho de que Artsaj debe convertirse en una de las partes en las negociaciones es claro. No tenemos que examinar o juzgar el caso como un mediador. Debemos pensar en una solución del conflicto favorable a nuestros intereses para lo cual se debe llevar a cabo una tarea diplomática intensa en diversos países para obtener el reconocimiento de la independencia de Artsaj”, piensa Khanumyan.

Haciendo referencia a las conversaciones sobre la devolución de los territorios adyacentes, el parlamentario expresó que la concesión de cualquier región profundizaría el problema de la seguridad física de las poblaciones aledañas.

“Si hay en Armenia personas que piensan que las concesiones territoriales nos van a llevar a la paz, al menos debieran visitar  la región. Allí comprobarían que esa alternativa no tiene futuro en absoluto”, continúa Khanumyan. “Tenemos áreas residenciales que se encuentran bajo el ataque enemigo. Por otra parte, las regiones circundantes deben mantenerse o hasta ampliarse, especialmente teniendo en cuenta que en el período 1992-1994 no pudimos recuperar la región de Shahumyan, además de algunos pueblos de la región de Mardakert, una pequeña parte de Martuní. Durante estos días de abril, nuestras tropas poseían la capacidad de resolver ese viejo inconveniente, pero no hubo suficiente voluntad política. En varios frentes nuestro ejército había derrotado por completo al enemigo”, aseguró.

De acuerdo a Ishkhanian, los rumores respecto de devolución de devolución de territorios responden a un intento de sabotaje político que se está llevando a cabo en contra del pensamiento político armenio y también del propio pueblo. “No existe discusión posible acerca de cualquier reintegro de tierras. Lo digo directa y rotundamente. El concepto de devolución de territorios tiene dos opciones: Vamos a una guerra o simplemente rendimos Artsaj al enemigo. Expreso esto de modo severo, pero al mismo tiempo sincero”, finaliza Ishkhanian.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora